Rocky el perro muere envenenado en Oratorio

Un médico veterinario concluyó este viernes la muerte por envenenamiento de Rocky, el rottweiler que mordió a la niña Keily Maricruz Moreno Enríquez, cuyas heridas le causaron la muerte y por lo cual un juez ordenó que fuera sacrificado.

Por Oswaldo Cardona / Oratorio

Archivado en:

Mascotas Oratorio Santa Rosa
Rocky permanecía amarrado en el aserradero, lugar donde atacó a la niña. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)
Rocky permanecía amarrado en el aserradero, lugar donde atacó a la niña. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)

El médico Manuel Bolaños hizo la necropsia en el aserradero de Oratario, Santa Rosa. donde Rocky estaba amarrado y donde alguien le dio bocado ayer jueves.

De acuerdo con Bolaños, el agente letal fue escondido en pan, el cual comió la mascota. El daño fue tan severo que el hígado del animal se deshacía al tacto, explicó Bolaños.

El desenlace fatal de Rocky enlutó a Ludwin Divas, su dueño y quien pagó por la necropsia. Fue él quien hizo las comparecencias ante un juzgado de paz local para escuchar las acusaciones y la resolución del juez, que en su momento fue el sacrificio por inyección letal, diligencia que no se llevó a principios de mes porque el área de Salud no la tenía, y posteriormente por una acción legal de una organización protectora de animales.

Divas sollozó: Yo vine el jueves a mediodía a dejarle su almuerzo y jugamos un rato. La sorpresa me la llevé en la noche, cuando me avisaron que  estaba muerto.

La muerte del animal da por concluido el caso.

Muerte

Rocky apareció muerto ayer en la noche. Un vecino dijo que le iba a dar comida al perro, pero ya estaba muerto.  Víctor Gómez, jefe de la subestación de la Policía Nacional Civil de Oratorio, indicó que eso de las 17.30 horas vecinos informaron que el perro se encontraba muerto en el aserradero, lugar donde atacó a la niña.

El miércoles último, Orlando Bardales Paiz, juez de paz en Oratorio, suspendió provisionalmente la ejecución del can que había sido pospuesta, luego que en el centro de Salud de Oratorio donde sería sacrificado no había insumos para inyectarlo; sin embargo, los dueños del perro solicitaron aplazar la muerte del animal.

De esa cuenta Bardales autorizó que el perro permaneciera bajo custodia de los dueños mientras concluyen las diligencias, a fin de esclarecer qué futuro tendría el perro.

“Sentimos lo del perro, pero tomemos en cuenta que fue una niña de 10 años quien falleció. Los animales no son culpables de lo que hacen, son las personas que las han entrenado”, dijo Bardales en días recientes.

Siempre ayer, luego que se postergara el sacrificio del perro, un vecino dijo en el juzgado que si no se cumplía la ejecución la comunidad se encargaría de matarlo porque era un peligro para la gente.

#SalvemosARocky

En el marco de la celebración del Día Mundial de los Derechos de los Animales (AMA), la asociación Amigos de los Animales lanzó una campaña para exigir que no sacrificaran a Rocky, en la misma invitaron a los internautas a subir una fotografía con su perro y utilizar el hashtag #SalvemosARocky

La campaña generó polémica en la población guatemalteca ya que varios usuarios hicieron comentarios en defensa del can, y manifestaron su apoyo con la iniciativa de AMA, mientras que otros opinaron que es necesario que el perro sea sacrificado para evitar que un ataque similar se repita.

La campaña generó polémica en la población guatemalteca, ya que varios usuarios hicieron comentarios en defensa del can, y manifestaron su apoyo con la iniciativa de AMA, mientras que otros opinaron que es necesario que el perro fuera sacrificado para evitar que un ataque similar se repita.

Cómo ocurrió la muerte de la niña

Wendy Yesenia Enríquez, madre de la niña, indicó que la menor ingresó a un predio para buscar una vaca cuando fue atacada por Rocky que le causó mordeduras en distintas partes del cuerpo. Falleció en el Hospital de Cuilapa.

El dueño del animal dijo que en esa oportunidad Rocky estaba amarrado. Durante el proceso judicial tuvo que pagar Q8 mil 700 por no tener licencia de animales peligrosos.