Hemeroteca

1971: nace la Universidad Francisco Marroquín

Desde su fundación el 12 de agosto de 1971, la Universidad Francisco Marroquín ha formado a profesionales en favor de la libertad individual y la economía de mercado. Recordamos esta nota de Revista D del 15 de enero de 2012.

Por Hemeroteca PL

Vista del Campus Central de la UFM ubicado en la zona 10 de la capital. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista del Campus Central de la UFM ubicado en la zona 10 de la capital. (Foto: Hemeroteca PL)

Guatemala, agosto de 1971. Habían pasado apenas tres años desde que las protestas sociales en Francia —recordadas como Mayo Parisino o del 68— habían logrado movilizar a estudiantes universitarios y al gremio obrero.

El entonces presidente francés, Charles de Gaulle, enfrentó una huelga general que llevó a su gobierno a adelantar las elecciones. Similares manifestaciones se habían vivido en otras latitudes como Alemania, España, México y Argentina, incluso en Estados Unidos (en contra de la guerra en Vietnam).

En Latinoamérica, el inicio de la década de 1970 se vio marcado por la proliferación de las guerrillas, como la de Nicaragua, Guatemala y de forma incipiente en El Salvador, y los gobiernos militares.

“El socialismo estaba predominando en todas las esferas académicas y políticas del mundo, incluso en los países llamados capitalistas. Las ideas intervencionistas derivadas del socialismo estaban predominando”, dijo en un discurso el doctor Manuel Ayau (1925-2010) acerca de los hechos coyunturales que marcaron el inicio de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), de la cual fue fundador.

“Consistencia, constancia y coherencia durante 40 años. Desde su fundación la misión de la Universidad ha sido la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables”, afirma Giancarlo Ibargüen, rector de 2006 a 2013). Es el tercero en ocupar dicho cargo, le anecedieron Fernando Monterroso y Manuel Ayau. El actual rector es Gabriel Calzada.



Nota informativa de Prensa Libre del 17 de enero de 1972 informando sobre el inicio de actividades de la UFM. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota informativa de Prensa Libre del 17 de enero de 1972 informando sobre el inicio de actividades de la UFM. (Foto: Hemeroteca PL)


Libre mercado

La visión de Ayau para fundar una universidad nació durante los años que estuvo en el Centro de Estudios Económico Sociales (CEES), centro de pensamiento liberal también fundado por él, en 1959.

En otra entrevista documentada en audiovisual —de los más de mil 897 títulos que hospeda New Media, la unidad de recursos digitales de la UFM—, Ayau, primer rector, señaló que se consideró revestir de la visión de economía de libre mercado a alguna de las universidades existentes en el país.

Pero fracasamos. Entonces dijimos: bueno, mejor hacemos una nueva. Pero fíjense cómo era el ambiente entonces, el grupo nuestro era de derecha, ideológicamente de extrema derecha. ¿Por qué? Porque estamos en favor de la libertad individual y de la economía de mercado”.

Con la experiencia del CEES Ayau viajó a Estados Unidos en busca de Ludwig von Mises. Los encuentros con este economista austro-americano y escritor liberal sucedieron apenas unos años antes de su muerte. La obra de Von Mises (1881-1973), también historiador y filósofo, tuvo una significativa influencia en el pensamiento liberal.

“Entonces agarramos confianza y yo me fui a buscar a Ludwig von Mises a Estados Unidos y a la Foundation for Economic Education (centro dedicado desde 1946 a la promoción, investigación y promulgación de lasideas del libre mercado y libertarias)”, mencionó Ayau.

En dicho centro se encontró con economistas que luego serían reconocidos por sus propuestas, entre ellos: Milton Fried- man (estadístico y economista, Premio Nobel en 1976), Friedrich Hayek (filósofo, jurista y economista, Nobel en 1974) y James Buchanan (el máximo representante de la teoría de la elección pública. Nobel en 1986).

A algunos de ellos la UFM los condecoró con un doctorado honoris causa. Se han entregado más de 105 de estos títulos honoríficos, entre los que destacan cinco premios Nobel: Friedrich Hayek, Milton Friedman, Mario Vargas Llosa, James Buchanan y Vernon Smith.

Preocupaciones efímeras

“No nos importaba que la demás gente creyera que estábamos chiflados. Nosotros estábamos confiados y seguíamos para adelante.

Invitamos a gente muy famosa a Guatemala, venían solo porque compartían nuestras ideas y decían: hay que ir a ayudar a estos pobres quijotes”, indicó Ayau, quien logró convocar en el primer equipo de docentes al doctor Salvador Aguado (lenguaje), Jesús Amurrio (política), Eduardo Suger (matemática) y Joseph Joe Keckeissen (economía). Esa línea de excelencia académica persiste, con catedráticos como Armando de la Torre (escritor, columnista y director de la Escuela de Ciencias Sociales), Fritz Thomas (decano de la Facultad de Ciencias Económicas), Albert Loan (filosofía política, práctica socrática y economía), el historiador Haroldo Rodas y Mónica Zelaya (desde 1989 a cargo de los cursos de administración y, por más de una década, Revisor Técnico de McGraw Hill, Thompson y otras editoriales).

Al recordar su encuentro con los economistas del Foundation for Economic Education, Ayau indicó: “Entonces dijimos, ¿qué hacemos?, pues empecemos a educar a la élite, ¿y cómo se hace? Hagamos la universidad... y aquí está”.

Ibargüen explica que se trata de una élite intelectual y no económica, pues toda persona que gana la prueba de aptitud que exige la universidad tiene la oportunidad de estudiar. En la Marroquín hay créditos educativos y becas para los estudiantes que económicamente no cuentan con los recursos para sufragar el semestre (que oscila entre US$4 mil y US$8 mil, dependiendo de la carrera).

Ayau reconoció que hubo un momento en el cual se abrumó, debido a la responsabilidad: “¿Qué pasa si realmente no tenemos éxito?, ¿qué voy a hacer yo con todos estos muchachos que han confiado en nosotros? Pero fueron preocupaciones efímeras. El proyecto se consolidó el 12 de agosto de 1971, cuando se autorizó la fundación de la Universidad Francisco Marroquín.



Biblioteca de la UFM. (Foto: Hemeroteca PL)
Biblioteca de la UFM. (Foto: Hemeroteca PL)


Más humanos

La UFM comenzó con tres unidades académicas: Ciencias Económicas, Derecho y Teología y 40 estudiantes que iniciaron clases el 17 de enero, en una casa ubicada cerca del Campo de Marte.

En la actualidad cuenta con 12 unidades entre facultades y departamentos. “Se ofrecen carreras en arquitectura, ciencias económicas, derecho, educación, es- tudios políticos, medicina, nutrición, odontología y psicología, así como posgrados en administración de empresas, derecho, estudios políticos, filosofía y ciencias sociales.

Además cuenta con siete centros de estudios tales como el Vernon Smith de Economía Experimental, el de Ética David Hume y el Kirzner Entrepreneurship Center, entre otros, y recursos valiosos como el Arboretum y la Biblioteca Ludwig von Mises”, detalla el rector Ibargüen.

El campus concentra todas las oficinas administrativas y de formación, distribuidas en cuatro conjuntos de edificios (construidos entre 1987 y 2006), que alojan a un promedio de dos mil 700 estudiantes. También funcionan los museos Popol Vuh e Ixchel y el auditorio Juan Bautista Gutiérrez. En la UFM se gesta el programa Bravissimo, uno de los más activos durante el año en la escena cultural nacional.