Hemeroteca

Regímenes Militares: señalamientos de fraudes

Antes de que Guatemala tuviera elecciones libres propiamente dichas, el destino del país estuvo en manos de militares que incluso recurrieron al nefasto expediente del fraude electoral para mantenerse en el poder.

Por Néstor Galicia

De 1970 a 1982 las elecciones fueron ganadas por el candidato oficial. (Foto: Hemeroteca PL)
De 1970 a 1982 las elecciones fueron ganadas por el candidato oficial. (Foto: Hemeroteca PL)

A partir del gobierno de Carlos Arana Osorio (1970-74), la estrategia de los militares era la misma: aprovechando el aparato estatal, el ministro de la Defensa renunciaba y se postulaba a las siguientes elecciones para mantener al régimen castrense en el poder.

Contrainsurgencia

Arana Osorio y Eduardo Cáceres Lenhoff ganaron las elecciones de marzo de 1970, por medio de la coalición de los partidos Institucional Democrático (PID) y el Movimiento de Liberación Nacional (MLN); el primero de estos partidos fue fundado por el expresidente coronel Enrique Peralta Azurdia, en 1966.

El férreo combate de  la guerrilla que Arana desarrolló en oriente  fue uno de los principales pilares de su campaña y que le permitió triunfar con  más del 40 por ciento de los votos. 

Elección amañada

Para las elecciones de 1974 se presentaron tres partidos: el oficial, formado por la coalición  PID-MLN; el Frente Nacional de Oposición y el Partido Revolucionario. Las elecciones las ganó el oficialismo con el general Kjell Eugenio Laugerud García y  Mario Sandoval Alarcón, no sin serias acusaciones de fraude  ante los resultados inconsistentes del Registro Electoral,  denunciados por el general Efraín Ríos Montt, que era candidato opositor.

La confrontación fue tal que para evitarla, le ofrecieron a Ríos Montt el puesto de agregado en la Embajada de Guatemala en España, cargo que aceptó.



Las elecciones de 1978 fueron calificadas como fraudulentas. (Foto: Hemeroteca PL)
Las elecciones de 1978 fueron calificadas como fraudulentas. (Foto: Hemeroteca PL)


Estafa electoral

En  1978,  Guatemala se recuperaba de las secuelas del terremoto de 1976. En las elecciones de ese año se presentaron tres fórmulas electorales: el oficialismo, con la coalición PID-PR, el MLN y la Democracia Cristiana.

La Presidencia fue ganada por el general Fernando Romeo Lucas García y Francisco Villagrán Kramer.

De nuevo el fraude salió a relucir en un escándalo político, en el que el expresidente Peralta Azurdia reclamaba la victoria de las elecciones,  pero nada pudo hacer para que Lucas García asumiera el poder.

Sin presidencia

El 7 de marzo de  1982 se celebraron de nuevo elecciones, las cuales fueron ganadas por el general Ángel Aníbal Guevara, en medio de acusaciones de otro fraude electoral. El 23 de marzo de ese año,   un golpe de Estado encabezado por Ríos Montt depuso al aún presidente Lucas García.

Ante este hecho, Guevara no pudo asumir la Presidencia. Lo mismo se repitió en 1983 al tomar el poder, por un golpe, el general Óscar Mejía Víctores, quien convocó a elecciones en 1985, las primeras ganadas por un civil en más de 20 años.

Candidatos inconformes con los resultados de las elecciones de 1982 salieron a manifestar, algunos fueron detenidos por unas horas. (Foto: Hemeroteca PL)
Candidatos inconformes con los resultados de las elecciones de 1982 salieron a manifestar, algunos fueron detenidos por unas horas. (Foto: Hemeroteca PL)