Internacional

Presidente Funes está en contra de despenalizar drogas en Istmo

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, afirmó este lunes que está en contra de la despenalización de las drogas en Centroamérica debido a que el Istmo se convertiría en un “paraíso del consumo”.

Por AGENCIA ACAN-EFE

Presidentes Mauricio Funes, de El Salvador, y Otto Pérez, de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Erick Avila)
Presidentes Mauricio Funes, de El Salvador, y Otto Pérez, de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Erick Avila)

SAN SALVADOR.- Funes, a pesar de que hoy en Guatemala dijo que no tenía una posición clara sobre la propuesta de su homólogo guatemalteco, Otto Pérez Molina, sobre la despenalización de la droga en la región, este mismo día afirmó en San Salvador que está en contra de ello.

En lo particular yo no estoy de acuerdo con la despenalización ni de la producción, ni del tráfico, ni del consumo de la droga, dijo Funes, tras participar en el XII Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE 2012).

Si bien es cierto (despenalizarla) manda una señal y golpea la estructura financiera de los cárteles de la droga, (..) se reduce los costos de comercialización de la misma; y por lo tanto al venderla más barata en esa medida sus ganancias son menores, pero crea un problema de índole moral, agregó.

Al tiempo que indicó que los países del istmo no podemos permitir que nuestros jóvenes y nuestros niños tengan acceso fácil a la droga (...) en qué vamos a convertir a Centroamérica? en un paraíso del consumo de la droga donde hay que venirla a consumir acá porque aquí no se va perseguir, señaló.

Resaltó que necesitaba aclarar su posición para evitar interpretaciones erróneas al respecto, porque lo único que dijo en Guatemala es que Pérez Molina tiene todo el derecho de proponer cuanta iniciativa quiera, y que la van a considerar con los demás mandatarios de la región, pero que no la apoyaba.

Agregó que además le planteó a Pérez Molina que aún cuando los presidentes de la región acordaran todos la despenalización del consumo de la droga, tendrán que ser los congresos quienes deberán decidir, añadió.

La embajada de los Estados Unidos en Guatemala, por medio de un comunicado emitido el domingo, señaló que su gobierno continúa oponiéndose a tales medidas porque la evidencia muestra que nuestro problema compartido de la droga es una gran amenaza a la salud pública y a la seguridad.

Estados Unidos sostiene que la despenalización del narcotráfico incrementará en la región delitos como la trata de personas y el tráfico de armas ilegales, la extorsión y el secuestro, el robo de bancos, el robo de la propiedad intelectual y el lavado de dinero".