Internacional

Netanyahu califica de “inmoral” e “injustificada” campaña de boicot a Israel

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó este domingo de “inmoral”  e “injustificada”  la campaña de boicot a Israel emprendida por diversas empresas y organizaciones internacionales y opinó que lo único que consiguen es fortalecer la “intransigencia palestina”.

Por AGENCIA EFE

Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí. (Foto Prensa Libre:EFE)
Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí. (Foto Prensa Libre:EFE)

JERUSALÉN.- Netanyahu se mostró así de duro 24 horas después de que el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, avisara a Israel de que podría pagar las consecuencias si fracasa el actual diálogo con los palestinos y en medio de la polémica surgida con el anuncio que se emitirá esta noche en el intermedio de la Superbowl y que protagoniza la actriz estadounidense Scarlet Johansson.

La actriz, de raíces judías, decidió renunciar esta semana a su condición de embajadora de la ONG Oxfam después de que esta organización y el comité de boicot a Israel (BDS) criticaran su participación en una campaña a favor de una máquina de soda que se fabrica en una colonia judía en Cisjordania

Los intentos de imponer el boicot al Estado de Israel son inmorales e injustificados. Más aún, no alcanzarán sus objetivos” , aseveró el jefe del Ejecutivo israelí.

Esas campañas “llevan a los palestinos a plantarse en sus posiciones intransigentes y así alejarse de la paz” , agregó al inicio de la reunión semanal del Consejo de Ministros.

Similares ataques lanzaron otros miembros del gabinete, como el ministro de Economía y jefe del partido Habayit Hayehudí (Hogar Judío, que aglutina los intereses de los colonos) , Naftalí Bennet, quien insistió que ni la presión económica doblegará a Israel.

Solo la titular de Justicia y jefa del comité negociador israelí, Tzipi Livni, salió en Defensa de Kerry, en la línea de los que, como ella, piensan que la economía israelí sufrirá si el boicot se extiende.

A este respecto, Kerry dijo el sábado en Múnich que Israel debe preocuparse por el boicot si la negociación falla, algo de lo que la UE también ha avisado.

La Comisión Europea incluso ha dado ya el paso de cortar ciertas ayudas, mientras que diversos bancos y empresas europeas han comenzado a retirar sus inversiones en entidades israelíes que trabajan en zonas ocupadas.

El último de ellos, fue el Danske Bank -el banco más grande de Dinamarca- que esta semana decidió retirar sus activos del banco Hapoalim, uno de los más importantes de Israel, al considerar que no respeta la ley internacional humanitaria.

“Ninguna presión logrará que renuncie a los intereses vitales del Estado de Israel, especialmente los relativos a la seguridad de sus ciudadanos”, advirtió hoy Netanyahu.

En la misma línea se situó el ministro de Asuntos Exteriores, el ultraderechista Avigdor Lieberman, quien alabó la decisión de Johansson de no sumarse al boicot y preferir el anuncio de soda a su acción humanitaria con Oxfam.

“Quiero expresar mi apoyo a Scarlet Johansson, que ha tomado la valiente decisión de hacer frente a los inmorales e hipócritas. Ha habido un intento por parte de los palestinos de atacarla por ser la embajadora de ”Sodastrem“, cuya factoría esta en Maaleh Adumim” , colonia cercana a Jerusalén, afirmó.

“Sin embargo, la actriz no se ha doblegado ni ha pedido perdón a aquellos que la atacan, sino que ha optado por un claro principio en contra de aquellos que disfrazan el antisemitismo clásico con falsas pretensiones. Nuestro Oscar va para Scarlet”, resaltó Lieberman.