Internacional

Defensa alerta a Maduro del riesgo de sublevación de oficiales jóvenes

El ministro de Defensa venezolano, el general Vladimir Padrino López, ha puesto en alerta a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ante la gran manifestación opositora del próximo 1 de septiembre, convocada para forzar la celebración este mismo año de un referendo sobre la continuidad de Nicolás Maduro como presidente.

Por Madrid/AFP

Archivado en:

Venezuela
Nicolás Maduro conversa con Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa.
Nicolás Maduro conversa con Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa.

En un mensaje transmitido esta semana a los comandantes jefes de las Zonas Operativas de Defensa Integral, el general Padrino advierte que “se prevé la toma de Caracas por parte de la oposición”, pues la manifestación “es una maniobra para quedarse en la ciudad”, y pide “estudiar el caso Ucrania”, según informaciones obtenidas por el diario español "ABC".

Con ello, el ministro y jefe operativo de las fuerzas armadas venezolanas remite a los sucesos del 2014 en la plaza Maidan de Kiev, donde una acampada durante varios días de jóvenes y otros elementos opositores forzó la dimisión del presidente ucraniano prorruso Víctor Yanukovich.

Los disturbios de Kiev dejaron más de cien muertos, en su mayoría provocados por el Ejército.

El ministro alerta del riesgo de que haya oficiales, especialmente jóvenes, que ante esa situación puedan ponerse públicamente del lado de la oposición.

Por ello, pide “orientar a los profesionales, sobre todo a los más jóvenes, para evitar pronunciamientos”, de acuerdo con la minuta de una videoconferencia que Padrino tuvo con sus mandos.

Esas palabras podrían indicar el temor a que haya oficiales de bajo rango que puedan ponerse al frente de un golpe contra Maduro.

De hecho, ordena que los altos mandos, que se consideran de obediencia chavista, se mantengan «pendientes» de los “Oficiales de Reserva Activa que están incitando a los Oficiales activos para pronunciarse”.

“Miren, señores de la cúpula oficialista, dejen el cinismo. El país los conoce, el país sabe que no tienen ni argumentos, ni liderazgo, ni propuestas, ni políticas, ¡nada! Lo único que les queda es la violencia”, dijo Jesús Torrealba.

“A partir de este momento”, proclama el ministro, “suspendidos los ejercicios de entrenamiento, evitar movimiento de tropa”.

Se acusan de buscar violencia

El gobierno y la oposición de Venezuela se acusaron mutuamente el jueves recién pasado de buscar violencia y muertos en la marcha opositora del 1 de septiembre en Caracas para exigir un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo que los opositores montarán “un escenario”  en la manifestación y “van a disfrazar gente de militares, de guardias nacionales, de chavistas”  que aparezcan en videos golpeando o asesinando a alguien con “sangre de mentira” .

“Estas fotos las van a mandar al mundo para decir que en Venezuela están matando a gente en la calle”, advirtió Cabello en una concentración chavista en el oeste del país.

De su lado, la alianza opositora también advirtió este jueves que aunque han convocado a una marcha “en paz y por la paz” , el gobierno tratará de bloquear carreteras y generar violencia en la llamada “Toma de Caracas” , que espera reunir en la capital a miles de venezolanos llegados de todos los estados hastiados de la grave crisis económica y social.

“Miren, señores de la cúpula oficialista, dejen el cinismo. El país los conoce, el país sabe que no tienen ni argumentos, ni liderazgo, ni propuestas, ni políticas, ¡nada! Lo único que les queda es la violencia”, dijo en conferencia de prensa Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática  (MUD) .

Torrealba aseguró que el gobierno viene ejerciendo la violencia de forma “burocrática”  con las decisiones del Consejo Nacional Electoral  (CNE) o el Tribunal Supremo de Justicia y de forma “física”  con fuerzas del Estado y los llamados colectivos, organizaciones civiles chavistas supuestamente armadas.

Hasta ahora las manifestaciones opositoras no han sido muy concurridas, en parte según analistas, por el recuerdo de las manifestaciones del 2014 que buscaban la renuncia de Maduro y donde murieron 43 personas.

Mientras, el chavismo convocó una “contramarcha”  bautizada como “La Toma de Venezuela”  en los próximos días.

“¡Vayamos a una gran ofensiva en la calle!”, exclamó el jueves el presidente Maduro en un contacto telefónico con la televisora estatal VTV.

La marcha opositora busca que el CNE establezca la fecha en que la MUD deberá recolectar en tres días los cuatro millones de firmas necesarias para convocar el referendo.

No obstante, el poder electoral anticipó que se haría a finales de octubre, lo que complicaría el deseo de la oposición de que la consulta sea este año, pues faltarían las etapas de verificación de firmas y organización de la consulta que toma un máximo de tres meses.

La oposición busca que el referendo se realice antes del 10 de enero de 2017 porque, si Maduro perdiese, se deberían celebrar elecciones. Pero si la consulta fuera después y el gobernante es revocado, lo sustituiría su vicepresidente.