Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

08/11/12 - 00:00 Nacionales

Terremoto centra daños en el occidente del país

Al menos 50 personas muertas, 21 desaparecidas, 150 heridas y más de 17 mil afectadas es el saldo preliminar del terremoto que ayer, a las 10.35 horas, sacudió el país y generó la movilización de equipos especiales en rescate hacia San Marcos, Quetzaltenango, Sololá y Totonicapán, los departamentos más afectados.

El fenómeno hizo recordar a los guatemaltecos mayores de 40 años el terremoto que azotó el país la madrugada del 4 de febrero de 1976, que dejó más de 23 mil muertos y graves daños en viviendas y en la infraestructura. Consulta en este documento PDF cómo ocurrió el sismo de 7.2 grados

Hasta anoche, habían 39 muertos en San Marcos, 10 en Quetzaltenango y uno en Sololá.

Emergencia

El presidente Otto Pérez Molina declaró tres días de duelo nacional y alerta roja institucional, desde la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), para atender la emergencia en tres fases. Comienza con la búsqueda, rescate y asistencia a las personas afectadas, seguida del recuento de daños y finalmente la fase de reconstrucción.

Se decretó la alerta roja poblacional en San Marcos, Retalhuleu, Quetzaltenango, Suchitepéquez, Sololá, Quiché y Huehuetenango, y se restringieron por 48 horas las actividades públicas y concentración de personas en edificios, por posibles daños y ante el temor a réplicas.

Por orden presidencial, las dependencias públicas en todo el país suspendieron ayer actividades laborales y fueron evacuados de los edificios. El campus central de la Universidad de San Carlos y sus sedes departamentales también suspendieron actividades y el Organismo Judicial pidió la evacuación y revisión de todos los edificios en el país para evaluar posibles daños.

El ministro de Finanzas, Pavel Centeno, dijo que se dispone de unos Q800 millones para cubrir las emergencias y necesidades derivadas del terremoto, pero que aún se deben evaluar los daños y los costos.

Según el secretario ejecutivo de la Conred, Alejandro Maldonado, se cuenta con 16 mil raciones humanitarias dispuestas para atender a los damnificados y 34 centros ya están listos con equipos de limpieza personal, esponjas y raciones de comida.

Pérez Molina pidió que se evite transitar por la carretera Interamericana hacia occidente, al menos por 24 horas, debido a los derrumbes y el riesgo de posibles réplicas del sismo, aunque ninguna ruta está bloqueada totalmente.

Las advertencias se extendieron a las familias en los departamentos afectados que viven en casas de adobe, para que busquen albergues a fin de evitar el riesgo de otros derrumbes.

Aunque la Conred informó sobre la habilitación de albergues en San Marcos, anoche hubo personas que señalaban falta de espacio para ingresar.

El ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, indicó que se suspendieron permisos y vacaciones, y se cuenta con todo el personal policial para reforzar la seguridad en los lugares afectados.

El Ministerio de Salud asignó Q1 millón al hospital de San Marcos y envió dos camiones con medicamentos, el cual ha atendido a los heridos.

Origen del sismo

Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el epicentro del sismo se ubicó a 24 kilómetros de las costas de Champerico, Retalhuleu, con una magnitud de 7.2 grados en la escala de Richter y una intensidad de hasta 7 grados en la escala de Mercalli.

Durante el resto del día se registraron 29 réplicas, con intensidades de entre 4.2 y 4.6 grados en la escala de Richter.

El sismo se originó en la unión de las placas de Cocos y del Caribe, dos de las tres que cruzan el territorio nacional y causan la mayor cantidad de eventos sísmicos.

El fenómeno, según Eddy Sánchez, director del Insivumeh, fue sensible en todo el país, con excepción de Petén, y también se reportó en las costas de Chiapas y Oaxaca, México, y en El Salvador.

El experto explicó que los daños fueron mayores en San Marcos y Quetzaltenango, por ser áreas con terrenos poco consolidados, producto de sedimentos volcánicos, lo que magnificó los daños después del terremoto.

Tragedia

En el caserío El Arenal, San Marcos, siete trabajadores de una arenera quedaron soterrados al caer un paredón. Rescatistas lograron recuperar anoche los cuerpos.

En San Cristóbal Cucho, San Marcos, 10 integrantes de una familia quedaron soterrados al desplomarse su vivienda. La tragedia conmovió a la comunidad, debido a que entre las víctimas se encontraban varios niños.

Edilsan Castillo Mérida, 47, y su nieta Melany Castillo, de seis meses, fueron las primeras víctimas mortales reportadas en San Marcos.

En la aldea San Francisco, El Quetzal, San Marcos, más de 50 casas quedaron dañadas y otras semidestruidas.

López Bonilla informó que la cárcel de San Marcos sufrió daños y que 92 reos fueron enviados al Centro Preventivo de Cantel, Quetzaltenango.

En la aldea Duraznales, Concepción Chiquirichapa, Quetzaltenango, ocho personas quedaron soterradas, y en una jornada de casi 10 horas de trabajo, los rescatistas solo lograron recuperar los cadáveres de cinco.

También murieron Arnulfo Juj Argueta, de 32 años, y Érica Esmeralda Sontay, 9, al quedar sepultados en un basurero de Zunil, Quetzaltenago.

El pastor Leonardo Romero murió cuando le cayeron rocas en el cerro La Muela, en el cantón Chitay, en esa cabecera.

En Mazatenango, el fuerte temblor causó daños en paredes de dos aulas del Instituto Técnico Industrial y en un almacén. Tres viviendas se derrumbaron debido a que eran muy antiguas.

En Quiché, más de 10 mil habitantes de 15 comunidades de Sacapulas quedaron incomunicados con la cabecera departamental por el desplome de un muro en la carretera de terracería hacia Cunén.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses informó que agilizará la identificación de los fallecidos, y que tomará huellas digitales, dentales y de ácido desoxirribonucleico.

Sobrevuelo

Durante un sobrevuelo en helicóptero hecho por reporteros de Prensa Libre, se observaron toneladas de tierra que soterraron a ocho personas y cómo la patrulla de rescate de los Bomberos Voluntarios, trabajadores municipales y la Policía Nacional Civil, apoyados con maquinaria, buscaban rescatar a los cuerpos en San Marcos. Al cierre de esta edición habían localizado tres cuerpos.

Desde el aire, se podía observar casas derrumbadas, algunas semidestruidas y cientos de pedazos de block, ladrillo y adobe que estaban esparcidos en las calles y avenidas de San Pedro Sacatepéquez, San Marcos.

Gestionan ayuda

El movimiento acción MOD empezó anoche la recaudación de alimentos, ropa y cualquier producto de utilidad para las personas que han sido afectadas por el sismo en el occidente del país.

Rodolfo Mendoza, dirigente del movimiento, informó que se cuenta con personal voluntario con experiencia en el manejo de asistencia humanitaria y también se dispone vehículos para el transporte de víveres.

La ayuda se puede dirigir al estacionamiento de los centros comerciales Tikal Futura, zona 11, y Pradera, zona 10, y en los centros comerciales Pradera, de Quetzaltenango, Huehuetenango, Chimaltenango, Escuintla, Chiquimula y Puerto Barrios.

POR ALEX ROJAS /

Principales problemas 

Ocho departamentos sufrieron los mayores daños.

San Marcos, desde el sismo se quedó sin energía eléctrica,  y la cabecera  perdió el suministro de agua potable.

Sololá se vio afectado por derrumbes en carreteras.  Se reportó muerte de una persona.

Huehuetenango y Quiché reportaron los principales daños en las carreteras. 

En Quetzaltenango,  los daños alcanzaron viviendas, carreteras y derrumbes.  Oficialmente se registraron ocho personas fallecidas y

50 muertos según  la Conred en San Marcos,   Quetzaltenango,  y Sololá.

17 mil damnificados, según las cifras preliminares en ocho departamentos.

20 réplicas se han registrado de entre 4.2 y  4.6 grados en escala de Richter.


Más noticias de Nacionales

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.