Guatemala

Toiras Jesed, en Sololá

Hace varias semanas, los vecinos de San Juan La Laguna, Sololá, se sorprendieron por la presencia de una comunidad de casi un centenar de judíos ultraortodoxos que se ha asentado en esa población.

Por POR RENÉ SÁENZ

El grupo está en varios países.
El grupo está en varios países.

La indumentaria totalmente negra y el desconocimiento de las costumbres de estas personas causaron desde extrañeza hasta desconfianza.

Los pobladores se escandalizaron aún más cuando varios hombres se bañaron totalmente desnudos en el lago, como parte de un ritual religioso. Paradójicamente, afirman que no practican hábitos de higiene adecuados y que cada familia tiene por lo menos 10 hijos. No hablan con nadie, y si alguien intenta abordarlos, se muestran hoscos.

Seis años

El grupo se llama Toiras Jesed, y según José Misael Santos, presidente de la comunidad, tienen unos seis años de residir en el municipio, pero hace un año que aumentó la migración de integrantes desde Israel, Estados Unidos, Rusia, Inglaterra y Bulgaria, lo que los hizo más visibles.

Actualmente residen en siete casas que alquilan, y están en busca de cuatro más, para evitar el hacinamiento. Tienen permiso temporal de Migración para permanecer en el país.

Revuelo

Las quejas de vecinos por el comportamiento de los judíos llevó a que el asunto fuera tratado el 29 de abril recién pasado en la sesión de consejos comunitarios.

Hubo conciliación entre los extranjeros y los pobladores. Salvador Loarca, auxiliar de la oficina de Derechos Humanos, informó que el grupo religioso se comprometió a ser respetuoso de las leyes y normas del municipio.

“Hasta el momento no se ha cometido ninguna infracción a leyes guatemaltecas”, dijo Loarca.

Buscan refugio

Santos explicó que eligieron San Juan La Laguna por ser un sitio pacífico, ya que pretenden vivir en armonía.

“Sin embargo, en los últimos días hemos sido objeto de insultos y discriminación racial y religiosa”, aseguró.

Al ser consultado el párroco de San Juan La Laguna, Ángel Mario Roquel, comentó que sí ha visto a los llamados judíos ortodoxos, pero ignora si hay algún malestar, y respeta su tradición.

Por su parte, Adán Vásquez, pastor de la iglesia evangélica centroamericana Bethel, sí expresó preocupación, aunque no les ha hablado. “Vienen a confundir a la población, porque están desviando el verdadero concepto de Dios”, declaró.

Quiénes son

Toiras Jesed Guatemala es parte de una organización con presencia en todo el continente americano dirigida por el rabino Avraham Goldstein. Son comunidades formadas por judíos y conversos. Sus costumbres son a menudo motivo de extrañeza. Por ejemplo, la mikvé, que es la inmersión del cuerpo desnudo en el agua, para la purificación del espíritu, costumbre muy antigua del pueblo judío, genera suspicacias.

Así también, corrigen con vara a sus hijos, lo que en algunos países les ha valido acusaciones de maltrato infantil.

Caso internacional

Un grupo parecido, Lev Tahor, está siendo investigado en Canadá debido a que una corte de Ontario recibió denuncias por maltrato infantil. La corte dictaminó que el gobierno debía asumir la custodia de 14 menores a principios de marzo, por lo que varios niños y adultos salieron del territorio canadiense.

Fernando Lucero, portavoz de la Dirección de Migración guatemalteca, confirmó recientemente que la familia de Josef Soleimani y Sima Twek y sus seis hijos, ingresaron al país el 4 de marzo.

Debido a la alerta emitida por el gobierno de Canadá, la jueza Mariela Nicté de León Regil los citó, pero los dejó libres por no haber pruebas concretas del caso y no existir orden internacional de detención. Los implicados deberán presentarse el lunes próximo al juzgado de Sololá.