Comunitario

Medicina cuesta hasta 300% más en Guatemala

Hasta 300 por ciento más paga un paciente guatemalteco por la compra de 20 tabletas de Cataflam de 400 miligramos, al comparar el precio de este producto en el país con el resto de Centroamérica y México, según una consulta efectuada en farmacias de esas naciones.

Por POR A. OROZCO Y M. HERNÁNDEZ

Al igual que este, figuran otros fármacos que se cotizan a menor costo en el extranjero. Estos forman parte de cuatro grupos que, según publicó ayer Prensa Libre, han tenido en sus precios un incremento de entre 25 y 50 por ciento.

Este aumento se habría dado durante la última semana y podría obedecer a que las farmacéuticas acordaron fijar nuevos precios.

Diferencias

Un sondeo efectuado en farmacias de México, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, para verificar costos de productos como leche de fórmula, medicina para la hipertensión y problemas gástricos y analgésicos, permitió establecer que medicamentos con el mismo nombre comercial son más baratos en esos países.

El Cataflam, que es analgésico, cuesta en el país Q213, pero en Nicaragua, con iguales características, se vende a Q43.85, lo que da una diferencia de 385.75 por ciento.

Las 14 tabletas de Benicar de 20 miligramos, para la hipertensión, se cotizan en Guatemala a Q375, pero en México cuestan Q154.05, y en Nicaragua, Q138.10.

El Nexium, de 14 tabletas de 40 miligramos, para problemas gástricos, se vende en el país a Q632, pero en Costa Rica, que tiene el precio más caro que el resto, cuesta Q484.51.

DESCARGA – Costo de medicinas en detalle

Verán precios

Debido a que el tema es sensible y complicado para quien padece alguna enfermedad crónica, entidades del Estado verificarán los precios de los medicamentos en el país.

La jefa de la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (Diaco), Silvia Escobar; el viceministro técnico de Salud, Manuel Galván, y el director de Regulación, del Ministerio de Salud, Marco Tulio Chacón, acordaron realizar acciones conjuntas, como reunirse con las empresas farmacéuticas, gremiales y los pequeños productores, para que expliquen las causas de las variaciones de precios y cuáles son los montos que han aumentado.

“Se acordó que se van a hacer verificaciones por parte de la Diaco, para establecer la diferencia de precios, y se va a citar a los proveedores, en este caso las farmacéuticas, para que ellos expliquen si se dio o no una variación y a qué causas obedece este hecho”, indicó Escobar.

Mercado libre

El 14 de febrero último, la Federación Centroamericana de Laboratorios Farmacéuticos (Fedefarma) señaló en un comunicado: “Creemos firmemente en los beneficios que le otorga al paciente y al consumidor un mercado privado libre, ya que consideramos que la libre competencia ofrece más opciones, tanto al paciente como al médico”.

Esa federación representa a 15 empresas farmacéuticas de investigación y desarrollo que operan en Centroamérica y el Caribe. Anunció que hoy se pronunciará sobre el incremento de precios en el país y el posible arreglo entre empresas.

Varias fuentes comentaron a Prensa Libre que ese “arreglo” se habría dado para evitar la quiebra de una cadena de farmacias, aunque nadie lo confirmó.

Se descompensan

El expresidente del Colegio de Médicos Mario Cordón manifestó que los pacientes se pueden descompensar al dejar de tomar algún tipo de medicamento, en especial quienes tienen enfermedades crónicas o degenerativas.

“Si un paciente cualquiera está controlado con un producto de marca y luego se cambia a un genérico, que no tiene la misma bioequivalencia, prácticamente se descompensa. Eso significa que pierde su estabilidad y entonces se le tiene que ajustar la dosis del medicamento. Si el paciente se controlaba con un medicamento de marca de 25 miligramos, posiblemente al comprar un genérico deberá usar 50 o 75 miligramos”, explicó.

Es preocupante

El procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León, indicó que está preocupado por la miseria que se vive en el país, por lo cual no es lo mismo el aumento de los precios en las medicinas en un país rico, donde hay condiciones para vivir, que una nación como Guatemala, donde la gente se muere de hambre.

“El incremento de los precios, la escasez de medicina, la falta de acceso a los servicios de salud, es una constante, y el que se dé un aumento en las medicinas es preocupante. Hago un llamado a las farmacéuticas para que se den cuenta del daño que puede significar y la imposibilidad de la gente para pagar, y que reconsideren. La salud es un derecho esencial que tenemos todos los guatemaltecos”, manifestó De León.

Niegan acuerdo

La gerencia de Novartis, por medio de un comunicado, manifestó que esa empresa no comparte ni acuerda precios con competidores ni otros actores de la cadena.

“Esta es una práctica ilegal y contraria a nuestras políticas internas”, refiere la nota.

Reconoce que de manera unilateral e independiente, ajusta sus precios, con base en parámetros macroeconómicos como la tasa de inflación que es aproximadamente un 5 por ciento.

La farmacéutica Pfizer indicó que están interesados en el problema y que analizan el alza en los precios de las medicinas, pero que se pronunciarán en los próximos días. Lo mismo manifestaron representantes de las firmas Sanofi, Merk y Bayer.

Empresas

10 farmacéuticas se presume que fijaron nuevos precios para medicamentos en el país.