Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

23/12/12 - 00:00 Opinión

ESCENARIO DE VIDA

¡La nueva era llegó!

Finalmente hemos llegado a la fecha tan temida por algunos y tan añorada por otros. Dicho esto, añado que si usted está leyendo este artículo es porque se encuentra sano y salvo en el seno de su hogar y no hubo fin del mundo, sino que todo lo contrario ¡la nueva era llegó! ¿Y qué implica esto? Para comprender lo que viene por delante hay que prestar atención a lo que nos dicen los mayas desde sus glifos y estelas, y a la vez aprender de los herederos de los antiguos mayas que muestran honorabilidad en su diario vivir,

VIDA AMOR DE PAZ

 lejos de la confrontación, y mantienen su sabiduría intacta pasándola de generación en generación.

Tal es el caso del Principal, Don Tomás Calvo Mateo, de la Municipalidad Indígena de Santo Tomás de Chichicastenango (Chuwilá). Literalmente nos dice así: “Caminamos en el Oxlajuj Kan con nuestros pies y nuestros hombros puestos en ofrecimiento para llevar juntos nuestras cargas, para caminar juntos sus senderos, teniendo en nuestros corazones y pensamientos el sentir de que otro mundo es posible si vamos juntos de cara al sol. Al cerrar el Oxlajuj Baq’tun dejamos un histórico caminar, pero como los planetas se alinean siendo diversos y construyen el Universo, así mismo los guatemaltecos junto a ellos, por mandato de nuestros ancestros, fundamentados en los valores y amparados en la sabiduría, recibiremos junto a todos los que habitamos la madre tierra al Oxlajuj Ak’ab’al. Iniciará así la aurora en el compartir de la sabiduría de nuestros pueblos mayas. Renacerán nuestros valores en el quehacer de la cotidianidad. Los elementos esenciales que fortalecen nuestro vivir se manifestarán de manera sensible. Comenzará la nueva era, en la que los pensamientos de los seres vivos se alimentarán de valores que se alinearán a favor de la coexistencia plena y así“otro mundo será posible”.

Lastimosamente, las películas de Hollywood fueron las que contribuyeron mayormente a lanzar el mensaje equivocado de que al terminarse el 13 Bak’tun el calendario maya llegaba a su fin y con ello vendría un holocausto. Lo interesante hoy es hacer notar que si no hubiera sido por los arqueólogos no tendríamos el conocimiento real para desmentir las conjeturas de un final trágico para el planeta en estas fechas.

Barrientos y Arredondo, en su libro 2012, Calendarios Mayas y Orígenes del Fin del Mundo, nos relatan que hay cantidades mayores al Bak’tun, y el explorador Sylvanus G. Morley las nombró con nombres diferentes. Comprueba que no puede terminarse el mundo cuando después del 13 Bak’tun empieza otro ciclo con el 14, y al llegar al 19 Bak’tun empieza otro conteo mayor llamado Pik’tun con ciclos mayores de 8,000 años siguiéndoles otros ciclos superiores. Un Pik’tun es 20 veces un Bak’tun. Un Kalab’tun es 20 veces un Pik’tun. Un Kinchil’tun es 20 veces un Kalab’tun y un Alaw’tun es 20 veces un Kinchil’tun. Fue así como las investigaciones científicas dieron con la Cuenta Larga.

Hoy ya hemos iniciado el 14 Bak’tun y es nuestro deber ciudadano ir en búsqueda de la unidad nacional y de una real democracia para movernos hacia una nueva era de paz y prosperidad. Coincido en desear que seamos más unidos como guatemaltecos, pues solo así otro mundo será posible. ¡Feliz Nueva Era y Feliz Navidad!

Más noticias de Opinión

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.