Quiché

Sacerdotes mayas piden perdón a la Tierra por el hundimiento en Santa Cruz del Quiché

Un grupo de sacerdotes mayas de Quiché llegó al hundimiento del km 165.5 en Santa Cruz del Quiché para pedir perdón a la tierra por el daño causado y que este no avance.

Por Héctor Cordero

Parte de la ceremonia con la que un grupo de sacerdotes mayas piden perdón a la Tierra por el daño causdo. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Parte de la ceremonia con la que un grupo de sacerdotes mayas piden perdón a la Tierra por el daño causdo. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Entre humo de incienso y velas, Lucas Argueta, representante de los Sacerdote Mayas, comentó que el uso desmedido de productos químicos ha hecho que la vida en sea más complicada."Tenemos que aprender a vivir sanamente sin hacerle daño a la naturaleza porque este es el resultado de una vida desordenada", expresó.

Lucas lamentó la contaminación en ríos, la gran cantidad de basura tirada en las calles que causa inundaciones al colapsar los drenajes, los múltiples incendios forestales y la minería a cielo abierto, que daña los recursos naturales. "La madre tierra está enojada y provoca todos estos desastres", señaló.

El olor a incienso se dispersaba por todo el lugar mientras Sebastián Canil, sacerdote maya de Chichicastenango, le pedía perdón a la madre tierra. “Te solicitamos que este hundimiento no sigua avanzando para no perjudicar a más personas, entendemos que te hemos hecho daño pero buscaremos no volverlo hacer”, manifestaba.

Con el sonido producido por un caracol, los sacerdotes mayas realizan ceremonia en el km 165, donde hubo un hundimiento, en Santa Cruz del Quiché. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Con el sonido producido por un caracol, los sacerdotes mayas realizan ceremonia en el km 165, donde hubo un hundimiento, en Santa Cruz del Quiché. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

“Te solicitamos que este hundimiento no sigua avanzando para no perjudicar a más personas, entendemos que te hemos hecho daño pero buscaremos no volverlo hacer”, expresó Canil.

Puente

Lucia Medrano, vecina del lugar donde se dio el hundimiento, agradeció a los sacerdotes mayas la ceremonia celebrada. "Todo esto es responsabilidad de nosotros y nuestras autoridades, una de las causas fue un drenaje que corrió por años a este barranco sin importarle a nadie el mal olor y que se estaba deslavando poco a poco, hasta que pasó esto", manifestó.

Medrano señaló su preocupación porque ya pasó más de una semana desde el hundimiento y las autoridades no han hecho nada. "Solo trajeron  la mitad de un puente, ahí está tirado y no empiezan a trabajar", puntualizó.

Vista del hundimiento ocurrido hace una semana en el km 165, Santa Cruz del Quiché. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Vista del hundimiento ocurrido hace una semana en el km 165, Santa Cruz del Quiché. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

"Estamos a la espera de que llegue el resto de la estructura. Según nos manifestaron del ministerio de comunicaciones el grupo de personas encargadas de armar la estructura se encuentran en otra parte del país ensamblando otro puente, supuestamente llegarán el viernes y se llevarían entre ocho y diez días en instalarlo", comentó Francisco Pérez, alcalde de Santa Cruz del Quiché.

Uno de los colegios que se encuentra del otro lado del hundimiento adelantó el descanso de medio año para evitar que sus estudiantes tengan que transitar por el lugar. Hember Herrera, director departamental de Educación, dijo que los colegios pueden tomar esas determinaciones y que las escuelas públicas siguen trabajando normalmente y que los estudiantes que llegan del sur del departamento acuden a clases, aunque sea un poco tarde.

Contenido relacionado: