San Marcos

En menos de 14 horas tres sismos sacuden el occidente del país

Vecinos de varios sectores del occidente del país están alarmados, debido a que en las últimas 14 horas se han registrado tres sismos, uno de 5.1 grados.

Por Beatriz Tercero y César Pérez Marroquín

Hasta ahora las autoridades no han reportado daños por los últimos dos sismos registrados este sábado. (Foto Prensa Libre: Insivumeh)
Hasta ahora las autoridades no han reportado daños por los últimos dos sismos registrados este sábado. (Foto Prensa Libre: Insivumeh)

El primer movimiento telúrico se registró a las 19.31 horas del viernes último y fue de magnitud 4.9 con epicentro a 81 kilómetros de las costas de San Marcos.

 

Al las 5.03 horas de este sábado los pobladores del suroccidente fueron despertados por un sismo de 5.1 grados, cuyo epicentro se ubicó a 37 kilómetros del norte de San Marcos, en la frontera con México.

Pero cuando la calma regresaba a los hogares de las regiones donde los movimientos fueron sensibles, las alarmas se encendieron por un nuevo sismo, a las 9.15 horas de este sábado, esta vez de magnitud 5, cuyo epicentro se ubicó a 30 kilómetros al sur de Suchitepéquez.

Aunque para vecinos de las regiones afectadas la actividad sísmica es irregular, las autoridades del Instituto Nacional de Sismología, Volcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) consideran que esta ocurren dentro de los parámetros normales y que pese a que no debe de existir alarma es necesario siempre estar preparados.





Eddy Sánchez, director del Insivumeh, explicó que hay actividad sísmica en todo el país, y que debido a su frecuencia efectúan una evaluación para que les permita calificarla como un enjambre o no.

Agregó que además del occidente, también hay actividades sísmicas en regiones de la falla del Motagua y de Jocotán, cerca de la frontera con Honduras; además, han detectado sismo de pequeña magnitud en zonas de Zacapa.

Agregó que a pesar de que las zonas sísmicas están activas, no significa que tengan relación con los sismos del suroccidente.

Además, resaltó que cuando ocurren sismos pequeños se libera energía de las placas tectónicas, lo que disminuye las probabilidades de que ocurra un evento “desastroso”.

Las autoridades, el personal de socorro y de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres realizaron las verificaciones correspondientes, para descartar cualquier eventualidad, informó el portavoz de la Coordinadora, David de León.

Sergio García Cabañas, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), explicó que ninguno de los sismos ocurrido en las últimas horas ha causado daños personales ni materiales, pero que se mantienen en constante vigilancia en las zonas donde han sido sensibles.

Agregó que Guatemala es un país altamente sísmico, por lo que todos los pobladores deben estar en alerta permanente, seguir las instrucciones de las autoridades y no olvidad la mochila de las 72 horas.

“De las 12 placas  que hay en el mundo nosotros tenemos tres, lo que hace que Guatemala sea un país altamente sísmico”, dijo García Cabañas.

En lo que va de febrero, las autoridades registran 82 sismos en todo el país, de los cuales 11 han sido sensibles.

Guatemala, el cuarto país del mundo en riesgo por las amenazas naturales, sufrió el 14 de junio pasado un sismo de magnitud 6.6 que dejó 5 personas fallecidas, más de 7 mil  fectadas y numerosos daños materiales.