Julio Fajardo muestra su talento en Petapa luego de formarse en Municipal

Desde los 14 años, Julio Enrique Fajardo López empezó a materializar su sueño de convertirse en futbolista profesional, luego de que el entrenador Jorge Gramajo lo invitara a entrenarse en las fuerzas básicas de Municipal.

El mediocampista de Petapa Julio Fajardo espera mantener la confianza del entrenador argentino Ramiro Cepeda. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
El mediocampista de Petapa Julio Fajardo espera mantener la confianza del entrenador argentino Ramiro Cepeda. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

“El profesor Gramajo me vio jugando en los campos del Cejusa y me hizo la invitación para unirme a los rojos”, recordó el mediocampista, quien seis años después empieza a saborear con el líder las mieles de su constante sacrificio.

Petapa me abrió las puertas y estoy muy feliz porque ha confiando en mí. En Municipal no logré debutar con el cuadro mayor y la empresa que me representa me consiguió la oportunidad de entrenarme acá”, añadió Fajardo López, quien el domingo recién pasado, en el estadio municipal de Sanarate, consiguió su primer tanto en la Liga Nacional. Le marcó a uno de los porteros por quien guarda respeto y admiración, Paulo César Motta.

La academia Modelo, la escuela de futbol Siempre Rojos y el club Domingo Savio fueron los equipos a los que el jugador de 20 años representó en los campos del Cejusa, uno de los principales semilleros del balompié nacional.

El volante aceptó el reto de jugar en las fuerzas básicas de  Municipal, no inspirado por un referente de esa institución, sino por uno de Comunicaciones,  José Manuel el Moyo Contreras.

“La verdad es que siempre me ha gustado cómo juega el Moyo. Él me inspiraba. En el plano internacional disfruto  de Neymar”, agregó.

Amante de la lasagna y seguidor  de la banda musical estadounidense Blink-182,  Julio Enrique solo piensa en estos instantes en seguir acumulando minutos con los loros para tener la oportunidad de demostrar su talento.

En las 21 fechas del Apertura 2017, el  menor de los cinco hijos del matrimonio de Édgar Fajardo y Guanda López registra  10 apariciones y 377 minutos de acción. Solo en tres juegos ha actuado como titular: frente a Municipal, Suchitepéquez y Sanarate.  

En el estadio Mateo Sicay Paz, de Siquinalá, en la quinta fecha,  debutó en la Liga de los Consagrados. Carlos Mejía le cedió su lugar. “Fue algo único y especial. Jamás olvidaré ese día”, confesó.