Fútbol Nacional

La perdurable amistad de German Ruano y Claudio Rojas

Por el futbol se conocieron German "el Chino" Ruano y Claudio Ariel Rojas, ahora son socios unidos por el deporte.

Por Carlos Vicente

La amistad que nación entre Claudio Rojas y German Ruano por el futbol siguió después del retiro de ambos y ahora son socios. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
La amistad que nación entre Claudio Rojas y German Ruano por el futbol siguió después del retiro de ambos y ahora son socios. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

Hace más de 11 años de que  no se encuentran en las canchas Claudio Ariel Rojas y German el Chino Ruano. La rivalidad  deportiva quedó en el olvido para dar paso a una sociedad  en el plano afectivo y de negocios. 

Esta es una de esas amistades que se blindan con lealtad, responsabilidad y honradez. 

Rojas, un guatemalteco de padres argentinos, vino al país en 1996. Veinte años más tarde dice “no  arrepentirse de nada”, porque encontró en el país el afecto de muchos amigos, pero sobre todo “el calor hogareño y la amistad en la familia del Chino Ruano”, después del futbol.

“El Chino te demuestra una seriedad de entrada, pero tiene un corazón enorme y lo enseña en el complejo, con la  responsabilidad en los eventos que se realizan. Además, es  su forma de vivir”.

  • Claudio Rojas, exfutbolista.

“El Chino te demuestra una seriedad de entrada, pero tiene un corazón enorme y lo enseña en el complejo, con la  responsabilidad en los eventos que se realizan. Además, es  su forma de vivir”, indicó Rojas.

“Es una excelente persona. Los que no lo conocen  no conocen lo buen ser humano que es”, agregó.

Ruano se retiró del futbol —en Municipal— en el 2007 y un año antes lo había hecho Rojas —con Petapa—, pero su amistad se había forjado cuando los dos vistieron los colores de la Selección Nacional  y en algunas presentaciones de marcas comerciales, hasta que Ruano tuvo la idea de crear un complejo deportivo y habló con el Tuiti y es así como nacen las canchas de Greenfield.

“Con Claudio tenemos años de conocernos. Jugamos juntos en la Selección y algún tiempo en Municipal.  Dios nos guio.  Fue así como paramos en este complejo, en donde ya tenemos bastante tiempo y hemos hecho buena amistad”, señaló.

Rojas vive momentos especiales en su vida, por lo que ha significado para él y su hija Florencia Dolores estar en Guatemala.

Pero sobre todo la oportunidad que tiene de emprender proyectos junto  al Chino.



German Ruano y Ariel Rojas son dueños y administradores de las canchas de GreenField en la zona 4 de Mixco. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
German Ruano y Ariel Rojas son dueños y administradores de las canchas de GreenField en la zona 4 de Mixco. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)


“La calidad humana de las personas es la que se valora y prevalece siempre. Eso es importantísimo, porque es lo que perdura sobre todas las cosas que tenés”, indicó el Tuiti.

Visión

Los dos exfutbolistas rojos y de la Selección de Guatemala sueñan con aportarle talento al futbol nacional y es algo que analizan e intentan hacer efectivo.

“Claudio es el que más se mete a esos temas, y pues yo colaboro en lo que se puede, pero siempre estamos en sintonía para que todo salga bien”, indicó Ruano.

Talentosos

Los exfutbolistas marcaron una época en el futbol guatemalteco. Ruano siempre tuvo un estilo propio por el carril derecho.

"Dios lo guía a uno. Fue así como paramos en este complejo en donde ya tenemos bastante tiempo y hemos hecho buena amistad".

  • German Ruano, exfutbolista.
Sus recorridos en esa banda se caracterizaban por terminar en jugadas de peligro y le brindaba seguridad a Municipal. Fue parte del plantel que ganó el pentacampeonato y las dos últimas copas Uncaf de clubes.

Ruano comenzó con el equipo de Escuintla. Después vistió los colores de Suchitepéquez, hasta que en 1993 fue reclutado por Municipal, equipo con el que consiguió 12 títulos de Liga Nacional. Su atuendo siempre tuvo el  número 17, por su fecha de cumpleaños —17 de octubre—.

Rojas llegó a Guatemala en 1996 para reforzar a Comunicaciones. La llegada del volante fue todo un hito para el futbol, ya que anteriormente había militado con el River Plate de Argentina junto a Ariel el Burrito Ortega.

Su paso por Guatemala lo llevó a la Selección Nacional  hasta que  se retiró del futbol en el 2006, por decisión personal.