Suspensión Fedefut | Fifa mantiene en el olvido al futbol guatemalteco

Aislados, ignorados y sin comunicación, así es la relación entre la Federación Internacional de Futbol Asociación (Fifa) y  la Federación Nacional de Futbol (Fedefut).

Los aficionados y los jugadores son los que más sufren por la suspensión del futbol a escala internacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los aficionados y los jugadores son los que más sufren por la suspensión del futbol a escala internacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El tiempo pasa y Guatemala no avanza, al contrario cada día es más complicado el panorama para los futbolistas que solo observan como las otras selecciones tienen actividades mientras ellos siguen estancados.

Un minuto de silencio previo a cada partido, no basta, ha sido mínima la protesta de los futbolistas y ante una imposición de la Liga Nacional que busca una reacción de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG) porque no ha resuelto si aprueba o no la reforma estatutaria exigida por la Fifa —aprobada por la Asamblea del Futbol—.

“Guatemala está aislada. No hay contacto alguno porque las autoridades de la Fedefut no son reconocidas por la Fifa”, reiteró Marco Leal, director de Asociaciones Miembro y Asuntos Jurídicos de la Concacaf, y quien conoce el caso de la Fedefut a la perfección.


Leal asegura que a las oficinas de la  Fifa no ha llegado ninguna propuesta de los estatutos reformulados por la mesa de trabajo creada por la CDAG y la Asamblea del Futbol.

“Nosotros no sabemos ni qué es esa mesa de trabajo. No se ha recibido nada, ni se analizará nada. ¿Por qué vamos a cambiar unos estatutos que ya fueron aprobados por la Asamblea de Futbol?”. señaló Leal.


El dirigente afirmó que así como no ha tenido ningún acercamiento con la Federación, tampoco lo ha hecho con otros entes. “No hay negociación ni plática con nadie. La ruta está clara, se deben aprobar los estatutos y convocar a elecciones con ellos”, enfatizó.

Los más afectados

La Fedefut cumplió un año de estar suspendida el pasado 28 de octubre y con ello se han perdido varios procesos de selecciones. Los últimos, los combinados Sub 21 de futbol y de futsal que participarían en los Juegos Centroamericanos de Managua, en donde se jugarían la clasificación a los Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla del 2018. Dos torneos perdidos en el ciclo olímpico,


“Nos enteramos extraoficialmente del minuto de silencio que hacen los jugadores. Nos da mucho pesar por ellos porque son los más afectados”, lamentó el personero de la Concacaf, quien radica en Nueva York.

Qatar 2022, en peligro

El tiempo pasa rápido y Guatemala se acerca al precipicio. Si no se ha logrado quitar la suspensión antes de marzo del 2018 todo se complicará más.

La Concacaf trabaja en un nuevo campeonato de selecciones en el cual se definirán los clasificados a la próxima Copa Oro y otros torneos. En el primer trimestre se calendarizará, por lo que la Bicolor quedaría fuera, además a finales del próximo año se hacen las llaves para  la clasificatoria a Qatar 2022 y por el mal ranquin de Guatemala —128 del mundo y 15 de la Concacaf— tendría que empezar desde la primera ronda.

Mientras la Fedefut continúa estancada y sin recibir apoyo económico de la Fifa —más de Q16 millones al año—, solamente de la CDAG —Q5 millones al año—, esta  se prepara para su ceremonia de gala del próximo 1 de diciembre en Rusia, para celebrar el sorteo de la Copa del Mundo 2018.

Quiere otra mesa de trabajo

 Eduardo Prado, presidente del Comité Interino de la Federación Nacional de Futbol (Fedefut), explicó que busca la instauración de una mesa de trabajo para trazar una nueva ruta por la problemática que enfrenta el futbol.


“Hay que establecer una línea diplomática para contar con un nuevo camino con consensos claros”, dijo el dirigente, quien  confirmó que para esa reunión invitó a los candidatos a la presidencia Jorge Roldán y  Gerardo Paiz;  Adela Camacho —expresidenta—, Willi Kaltshmitt —miembro del COI—, a Gonzalo Romero —director de la Digef— y a Acisclo Valladares Urruela—político—.  

Además, indicó que su labor en la Fedefut se le ha complicado porque no tiene ningún canal abierto de comunicación con la Uncaf,  la Concacaf y la Fifa.

“No hay ninguna línea de comunicación  con los entes internacionales. A nivel local no afecta, pero afuera sí. Además, no hay patrocinadores, dinero ni fogueos para nuestros jugadores. Estamos aislados. Sin embargo estamos abiertos para encontrar soluciones”, indicó Prado.