Conflictividad y robo de energía: la discusión por costos y tarifas de Energuate continúa

La diferencia de opinión acerca de integrar o no las pérdidas por robo de energía derivada de la conflictividad social al cobro del Valor Agregado de Distribución (VAD) que se hace a los usuarios de Energuate llevó a la Comisión de Energía Eléctrica (CNEE) a no aprobar el nuevo pliego que debiera entrar en vigencia este 1 de febrero.

Las protestas en rechazo a los precios de energía eléctrica o proyectos de generación o distribución son constantes desde hace varios años. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Las protestas en rechazo a los precios de energía eléctrica o proyectos de generación o distribución son constantes desde hace varios años. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Para la propuesta inicial presentada por las distribuidoras Deocsa y Deorsa hubo 77 discrepancias de parte de la CNEE, las empresas enviaron su segunda propuesta sin embargo aún resultaron 39 discrepancias refirió dicha Comisión.

Por ello se decidió ampliar por nueve meses el pliego tarifario actual (que rigió del 2014 hasta el 31 de enero del 2019) hasta que se logre una resolución definitiva explicó Sergio Velásquez, gerente de ese ente.

Procede ahora convocar a la Comisión Pericial, que debe ser conformada por tres expertos, y la cual tendrá 60 días hábiles para emitir una opinión.

Dimas Carranza, gerente de regulación y de tarifas de Energuate mencionó que fueron notificados al respecto, pero entre otros aspectos mencionó que la CNEE no reconoce como costos de distribución el costo del robo de energía por conflictividad.

Las montos de pérdidas

El ejecutivo indicó que estas empresas tienen pérdidas de US$50 millones actuales por conflictividad social de los cuales US$28 millones son por robo de energía de forma directa y US$22 millones que el usuario “no paga en facturas a la distribuidora sino que le paga a grupos al margen de la ley que incentivas este tipo de comportamiento”.

Lea también: Conflictividad podría pasar factura a usuarios en la provincia

La CNEE en la actualidad está reconociendo el 13% de pérdidas, sin embargo, las pérdidas de la compañía son superiores al 20%, de las cuales la mitad son pérdidas técnicas y la otra mitad por robo de energía dijo Carranza.

Las distribuidoras habían propuesto a la comisión que les fueran reconocidas “pérdidas eficientes de alrededor de 17%” en promedio ya que se incluyó en el estudio acciones de eficiencia para reducirlas.

Ahora dijo el ejecutivo propondrán al experto según les corresponde dentro del proceso y esperan la resolución de CNEE.

Sin embargo, la compañía mantiene la opción de solicitar un arbitraje internacional, agregó.

Otras discrepancias con la comisión, indicó Carranza, es que la CNEE hace una mezcla de metodologías regulatorias y que no están definidas en la Ley General de Electricidad y su reglamento.

Le puede interesar ¿Debe pagar el usuario de la provincia por la conflictividad por le energía eléctrica?

Una metodología se refiere al sistema contable en el cual le retribuyen a la distribuidora todos los costos reales de la compañía y por otro lado está la otra metodología que se basa en una empresa de referencia eficiente y si gasta mas la compañía corre por su tiempo, explicó.

Para el quinquenio del 1 de febrero del 2019 al 31 de enero de 2024 para Deocsa se pidió un valor nuevo de remplazo de US$806.2 millones y para Deorsa, US$620.4 millones. Sin embargo esos son los estudios que no fueron aprobados por la CNEE.

En el 2014 sucedió de forma similar, la Comisión no aprobó la propuesta de las distribuidoras y hasta posteriormente de vencido el plazo se fijó un nuevo valor.

Qué es el VAD

  • El VAD es el valor que las distribuidoras tienen derecho a cobrar a los usuarios por el servicio de distribuirles la energía y el uso de sus redes.
  • Comprenden las redes de distribución de media y baja tensión, transformadores, acometidas, sistemas de medición, así como todos los costos de administración, comercialización y operación y mantenimiento de dichas instalaciones, explicó la CNEE.
  • El VAD corresponde al costo medio de capital y operación de una red de distribución eficiente de referencia, se añade.
  • Se establece para períodos de 5 años.
  • Se cobra al usuario en la factura mensual dentro de la tarifa de energía que establece la Comisión de Energía Eléctrica (CNEE) cada trimestre.
  • El precio del kilovatio hora al mes que establece esa comisión está integrado por el VAD (costos de distribución), el costo de generación de energía y el costo de transmisión de la energía.
  • En el caso de Energuate el plazo del VAD y el pliego tarifario es del 2014 al 31 de enero del 2019.
  • El VAD nuevo debía entrar en vigencia el uno nuevo el 1 de febrero, pero como no fue aprobado se amplió por 9 meses y se convocará a una comisión pericial que tiene 60 días hábiles para emitir una opinión.
El VAD es el monto que tienen las empresas autorizado cobrar al usuario por el servicio de distribución de energía y el uso de su red. Cambia cada cinco años. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Lea también: Conflictividad cuesta a Guatemala Q6 mil 500 millones

La Comisión Pericial

La labor de la Comisión Pericial es un proceso técnico administrativo y no es un arbitraje,  explicó Velásquez. Se integra con un perito propuesto por cada parte.

Además la CNEE y Energuate tendrán tres días para acordar el tercer integrante CNEE y Distribuidoras. En caso de no haber acuerdo, hay dos días para que el MEM lo designe. Y luego de eso, dos días para integrar la Comisión Pericial con los tres peritos.

Velásquez explicó que el lunes 4 de febrero se acordó integrar la Comisión Pericial con lo siguientes árbitros:

  • Miguel Révolo (Perú), nombrado por la CNEE
  • Hugh Rudnick, ( Chile), nombrado por las distribuidoras de Energuate
  • Alejandro Srouga (Argentina), nombrado de común acuerdo.

Los tres profesionales son expertos de amplio prestigio que cumplen con los requisitos establecidos en el marco legal.

Los peritos que integran la Comisión Pericial cuentan con 60 días hábiles para emitir su pronunciamiento estrictamente sobre las discrepancias formuladas, con base en la Legislación guatemalteca y los Términos de Referencia del estudio.

“La Comisión Pericial es un procedimiento administrativo contemplado en la Ley General de Electricidad y su Reglamento y es un paso más dentro del proceso de fijación tarifaria”, agregó el gerente de la CNEE.

Nuevas tarifas trimestrales

Las tarifas de energía para los usuarios de Energuate correspondientes al trimestre del 1 de febrero al 30 de abril se fijaron por la CNEE sin tomar en cuenta un nuevo pliego del VAD.

Sin embargo los usuarios de las distribuidoras de Deocsa, Deorsa  tendrán de nuevo un aumento, de entre Q0.03 y Q0.04 por kilovatio hora al mes (kwh) en las tarifas  a partir del 1 de febrero, según la CNEE por el aumento en los costos de generación de energía, debido a un invierno menos copioso de los esperado y con canículas largas aspecto que provocó menor generación con hidroeléctricas y más con plantas térmicas que operan con combustibles como carbón y búnker.

  • En tarifa no social las distribuidoras de Energuate tienen un aumento de Q0.04 por kWh al mes respecto al trimestre anterior. Para los consumidores de Deocsa la tarifa no social llegó a Q1.95 por kWh al mes mientras que para los de Deorsa se fijó en Q1.82.
  • En tanto la La Tarifa Social para los usuarios de Deocsa y Deorsa subió Q0.03 y a partir del 1 de febrero la nueva es de Q1.84 y Q1.75 respectivamente.  Este segmento mantiene subsidio a la energía hasta los consumos de  100 kilovatios hora al mes, agregó la Comisión.

El caso del VAD de la Eegsa

En el 2018 la CNEE aprobó el VAD para la Empresa Electrica de Guatemala, S. A. (Eegsa). Aparte de establecer ese cobro por el uso de la red, el pliego para el quinquenio de 2018 a 2023, incluye los cobros fijos por cargos sde administración, además que se crean nuevos segmentos de tarifas como las horarias, prepago, para autoproductores y para el sistema de alumbrado público.

En el caso del VAD, para los usuarios residenciales, pequeños negocios y comercios que están dentro de la tarifa social y no social se fijó en Q0.21 por kilovatio hora (kWh) al mes, una baja de Q0.06; es decir, 21% respecto del que regía hasta ayer.

Y, según los datos de la CNEE, también hay bajas de 15% en el VAD y en cargos fijos para los segmentos usados por la industria y el comercio. Y de 20% y 25% en el VAD de grandes usuarios, que comprende industrias y comercios grandes.

La decisión significará un ingreso menor en unos US$20 millones anuales respecto de la propuesta que hizo esa firma para el plazo del 2018 al 2023, dijo en ese entonces el gerente de Planificación, Carlos Rodas.

Contenido relacionado

>Usuarios pagan hasta 181% de alumbrado público

> El plan que busca subir del 12 al 26% del PIB la inversión en infraestructura y crear ciudades intermedias

> Tarifas de energía eléctrica para usuarios de Eegsa suben en primer trimestre del 2019

 

 

0