Economía

Fallece Bialetti, el italiano que lanzó la cafetera Moka

El empresario italiano Renato Bialetti, presidente de la homónima empresa que hizo famosa la cafetera Moka en todo el mundo, falleció hoy a los 93 años, informaron medios locales.

Por Roma / EFE

Archivado en:

Empresa Italiano Moka
La cafetera moka es conocida por el característico sabor que extrae del café. (Foto Prensa Libre: caffettiere.com)
La cafetera moka es conocida por el característico sabor que extrae del café. (Foto Prensa Libre: caffettiere.com)

Nacido en el municipio italiano de Omegna  (norte) , Bialetti se convirtió en uno de los símbolos para la marca Italia a nivel internacional y precisamente en él está inspirada la figura del hombre pequeño con bigote que aparece en todos los productos de la firma.

Bialetti heredó la empresa de su padre, que en 1933 había inventado en Omegna la máquina de café, y terminada la II Guerra Mundial tomó los mandos de la compañía para lanzarla a la fama.

Mejor sabor

  • El café expreso tiene su sabor característico debido al paso de agua a mayor presión y temperatura que en otros tipos de cafetera, de manera que la utilización del vapor (agua a temperatura superior a los 100 °C) extrae mayor cantidad del aceite del café, por lo que suele tener más cuerpo que el que se obtiene de las cafeteras a goteo.

Apostó por aumentar la producción industrial de la empresa y también por incrementar la inversión en campañas publicitarias para hacer conocida la marca no solo en Italia sino más allá de sus fronteras.

En 1953, en el programa de televisión italiano Carosello fue presentada la imagen del hombre con bigote que fue diseñado por el dibujante de cómics Paul Campani.

Después, Bialetti exportó su cafetera a otros países, como a Francia, donde convenció a unos hombres de negocios con la ayuda del empresario griego Aristóteles Onassis, tal y como recordó hoy el diario “La Stampa” .

“Estaba junto a unos clientes enseñándoles la cafetera. Estaban sorprendidos, dubitativos y tenía miedo de que no cerráramos la venta. Entonces pasó al lado Aristóteles Onassis, que iba al baño, le seguí y le dije, soy un joven empresario italiano, écheme una mano, usted ha comenzado de cero como yo. Cuando regrese, diga que usa mi cafetera” , relató en una ocasión Bialetti.





“Volví convencido de que Onassis no vendría, y en lugar de eso (...) fingiendo verme en el último momento, se giró, me dio una palmada en los hombros y me dijo: Renato, qué tal te va?, sabes que no he vuelto a probar un café tan bueno como el que hace tu cafetera?” , contó Bialetti.

La cafetera Moka se ha hecho casi imprescindible en las cocinas de todo el mundo y también se ha convertido en una pieza de arte expuesta en museos como el MoMa de Nueva York.