Economía

Por estas razones inversionistas guatemaltecos congelan negocios en Nicaragua

La crisis política que golpea a Nicaragua y que se agudizó en las últimas semanas ha provocado que inversionistas nacionales hayan tomado la decisión de congelar sus negocios.

Por Urias Gamarro

El comercio se mantiene deprimido en Nicaragua, lo que está afectando a varias empresas que tienen inversiones en ese país, sobre todo en la distribución de productos de consumo masivo, construcción, agricultura y turismo. (Foto Prensa Libre: AFP)
El comercio se mantiene deprimido en Nicaragua, lo que está afectando a varias empresas que tienen inversiones en ese país, sobre todo en la distribución de productos de consumo masivo, construcción, agricultura y turismo. (Foto Prensa Libre: AFP)

Lo que fue para varias empresas guatemaltecas un polo en la atracción de capitales en varios sectores productivos, hoy es motivo de reducción de operaciones o, en el peor de los casos, de abandono.

Los salarios, incentivos fiscales, la certeza jurídica y física fueron algunos de los atractivos que otrora motivaron a varias firmas locales a invertir en ese país centroamericano.

Las principales actividades de inversión están concentradas en sectores como agricultura, ganadería, comercio, construcción, industria, energía, telecomunicaciones, servicios, sector financiero y transporte, además de otros sectores productivos que están relacionados con el comercio intrarregional.

Los flujos de inversión extranjera directa originaria de Guatemala ascienden a los US$282.4 millones —Q2 mil millones— en el periodo 2008-2016, lo que representa una tasa de crecimiento anual del 20.8%, según un reporte de la agencia de ProNicaragua dado a conocer este año.

Decisiones críticas

Un empresario guatemalteco con inversiones en el sector del comercio que prefirió no revelar su identidad por razones de seguridad explicó a Prensa Libre que la comunidad de inversionistas guatemaltecos adoptó por lo menos tres acciones ante los acontecimientos políticos.

Registros

Estas son algunas firmas que tienen negocios en Nicaragua, según la oficina de inversiones de ese país:

• Consorcio Eólico Amayo, S.A., que ha invertido en el sector de energía y representa el 35% del total invertido por empresas guatemaltecas.

• Ingenio Monte Rosa, S. A., que ha invertido en el sector de la agroindustria, que equivale al 25% del total invertido por firmas guatemaltecas.

• Desarrollos Hoteleros de Nicaragua, S. A., que ha invertido en el sector turístico del país, lo que representa el 4% del total del capital guatemalteco.

• Unipharm de Nicaragua, S. A., que ha invertido en el sector farmacéutico y representa un 19% del total invertido por compañías guatemaltecas.

• Franquicia Little Ceasars

La primera es trabajar y administrarlas al menor costo de operación, para mantener o reducir los inventarios de productos, pero conservarlos a la espera de que se solucione el conflicto político.

La segunda es no hacer nuevas inversiones o reinversiones mientras no se aclare la situación para el futuro o al menos mientras no se brinden señales de estabilidad, y la última es el cierre de las operaciones y la venta de los negocios a otros empresarios.

“Desde que empezaron los movimientos de protestas se redujeron las ventas porque los mayoristas tenían temor a saqueos. En junio, el problema fueron las barricadas y en lo que va del mes hay recuperación en las ventas, pero no al nivel que esperamos”, explicó.

La situación más crítica, dijo, se da en el sector turístico y hotelero, que opera entre el 10 y 15% y está golpeando a los inversionistas guatemaltecos.

El empresario señaló que el consumo de bienes y servicios se redujo sustancialmente pero continuarán operando.

Expectativa

Juan Carlos Tefel, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), confirmó esa tendencia e indicó que las empresas guatemaltecas están reduciendo al mínimo de expresión la operación, como respuesta a la crisis.

“En el sector de turismo conocemos que hay firmas que decidieron salir, y en el caso de industria siguen operando porque no están en los lugares donde están los conflictos”, indicó.

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil, expuso que la mayoría de empresas coreanas decidieron cambiar sus centros de producción a Guatemala, El Salvador y Honduras, y a esas fábricas se envían los productos que se fabrican en el país para ese sector.

Contenido relacionado:

> ¿Por qué empresarios guatemaltecos pidieron retiro de embajador en Nicaragua?

> Esta cadena de hoteles cerró en Nicaragua

> Las sanciones económicas que EE. UU. podría imponer a Nicaragua