Opinión

Las empresas como agentes de cambio

Karen Wantland

Karen Wantland

En mi experiencia laboral he tenido la oportunidad de trabajar con organismos internacionales, instituciones gubernamentales, organismos no gubernamentales y compañías.

Sin embargo, a través de los años he comprobado que las empresas son los agentes de cambio más importantes al querer promover el desarrollo sostenible.

Cuando las compañías se apropian del lenguaje de la sostenibilidad, entendiendo que esta comprende la gestión de los asuntos económicos, sociales y ambientales, ganamos todos. 

Las empresas tienen un espectro de acción mucho más amplio e importante que cualquier otro tipo de organización.   Con el sector privado interactúan diversos grupos de interés, que de alguna u otra manera se benefician de las buenas prácticas que impulsa la compañía.

Es por eso que, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible o la Agenda 2030, como también se le llama, necesitamos que más empresas se sumen. 

Los ODS son una agenda que convoca a todos y que integra cinco ejes: prosperidad, personas, planeta, paz y alianzas.

La prosperidad no puede existir si no se convoca al sector privado, quien es el que al final, promueve el desarrollo económico de un país. Por eso es importante trabajar con las compañías para que este desarrollo beneficie también a las personas, al planeta, genere paz y promueva alianzas.

A partir del 2015 y con paso acelerado, diferentes compañías del mundo han alineado sus operaciones para contribuir con los ODS.   Guatemala, no se queda atrás y existen empresas progresivas que de forma transparente y certera muestran su compromiso con los cinco ejes de la Agenda 2030, fortaleciendo su propuesta de valor al ser parte de la resolución de los grandes retos de la humanidad.

En el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano tendremos la oportunidad de conocer cómo otras compañías del país y de esta región están contribuyendo con la Agenda 2030, no sólo porque es un compromiso con la humanidad sino también porque fortalece su modelo de negocio.  Ser sostenible es estratégico y le permite a las empresas contribuir con la hoja de ruta que todos queremos alcanzar y tener una visión de largo plazo alineada con los temas que son relevantes para sus grupos de interés.

Las compañías más importantes del mundo han encontrado que las estrategias de sostenibilidad deben ser el punto medular de la empresa y que el desbalance entre los intereses económicos, sociales y ambientales pone en riesgo y perjudica la operación de las organizaciones.

El XII Encuentro Empresarial Iberoamericano será una punta de lanza para las compañías de habla hispana y debemos sentirnos orgullosos de que este evento se lleve a cabo en nuestro país, donde cada vez más compañías le apuestan a ser, no solo las mejores del mundo, sino las mejores para el mundo.

* kwantland@estrategia3.com