Guatemala: destino ecoturístico por excelencia

Cada rincón natural del país lo hace un destino excelente para apreciar la flora y fauna guatemalteca.

Por Redacción Comercial

Los paisajes naturales exuberantes, la biodiversidad abundante y los conocimientos tradicionales de los antiguos pueblos indígenas hacen de Guatemala, el lugar perfecto para vivir una auténtica experiencia de ecoturismo.

En cualquier región del país que visite, encontrará destinos eco turístico que ofrecen aventura, un tour combinado con la naturaleza y la experimentación de las tradiciones locales. Su visita a cualquiera de estos destinos, contribuirá a la conservación y preservación de la naturaleza y la cultura.

Destinos naturales

San Juan La Laguna es una de las paradas obligatorias en tierras altas. Se trata de un encantador pueblo rodeado de montañas y a la hermosa orilla del lago Atitlán. Aquí se puede compartir el tiempo con los mayas Tz'utujiles, quienes tienen su propia lengua. Además, tendrá la oportunidad de aprender las técnicas delicadas de la pintura tradicional, tinte textil con tintes naturales e incluso aprender el uso medicinal de la flora local.

En el exuberante bosque tropical de Chisec, en Alta Verapaz, puede vivir una gran aventura en la Puerta al Mundo Maya. Aquí usted puede adentrarse en variedad de cuevas y hacer descensos rápidos en excitantes rutas de rappel o tubos.

En Guatemala se puede garantizar una auténtica experiencia de ecoturismo: visitas a cenotes, ríos subterráneos, cascadas, lagunas en cráteres de volcanes, entre otras. Con su visita usted ayudará a generar ingresos que apoyan a las comunidades indígenas y a la preservación de la biodiversidad local.

Observación de cetáceos

El Océano Pacífico y el Océano Atlántico son los escenarios ideales para la observación de cetáceos. Pero la costa del Pacífico es preferida para este tipo de viajes.

Aquí es posible observar varias especies de cetáceos, entre las más espectaculares se encuentran:

• la ballena jorobada (Megaptera novaengliae)

• varias especies de delfines, tales como el Nariz de botella (Tursiops truncatus), el delfín girador (stenella longitostris) y el delfín manchado tropical (stenella attenuata).

Para ver a los delfines se pueden visitar las costas todo el año. La mejor época para ver ballenas es entre enero y abril cuando es temporada de migración. Durante el invierno emigran a aguas tropicales para aparearse y dar a luz. Un viaje a lo largo de la costa del Pacífico de Guatemala garantiza el contacto con la fauna marina el cual puede disfrutarse en familia.

Áreas protegidas

Más del 33% del territorio guatemalteco se considera área protegida. Esto hace del país un lugar casi perfecto para los verdaderos amantes de la naturaleza que desean un contacto único y auténtico con la vida silvestre. En la densa selva del norte, se pueden observar variedad de aves, monos aulladores y monos araña, jaguares, pumas, tapires y mapaches, entre muchos otros. Además de una experiencia de contacto autentico con la naturaleza y la vida silvestre, una visita a las áreas protegidas asegura la convivencia con varios de los 21 grupos mayas, con el pueblo garífuna y el Xinca, que comparten con orgullo una tradición cultural digna de conocer. El sistema Guatemalteco de Áreas protegidas (SIGAP) está formado por más de 260 áreas declaradas bajo diferentes categorías de manejo.

Con menos del 0.5% de la extensión terrestre del planeta, Guatemala, junto con Belice y los estados del sur de México, poseen entre el 7% y 10% de todas las formas de vida conocidas y el 17% de todas las especies terrestres. Las áreas protegidas aportan beneficios valiosos a Guatemala y a quienes habitan cerca de ellas.

Agroturismo

Guatemala es también un destino perfecto para en agroturismo por su suelo fértil, la rica diversidad de especies comestibles y las antiguas técnicas tradicionales de cultivo, así como el uso sostenible de los recursos forestales. Los antiguos habitantes de Guatemala aprendieron durante siglos a utilizar una variedad de especies comestibles nativas en la región.

Entre ellas el aguacate, frijoles, maíz, chile pimiento, papas dulces, anona y cacao. Este conocimiento se utilizó para la explotación de productos no madereros de alto valor comercial, como la Palma Xate (chamaedorea spp) y chicle (manilkara spp). Además, verduras como pepino, zanahoria, zucchini, repollo, remolacha y brócoli entre muchos otros, se dan muy fácilmente gracias al suelo volcánico muy fértil que permitie la producción.

El país produce los insumos necesarios para una vasta producción de té y café que se exporta alrededor del mundo. Guatemala posee 8 regiones cafeteras en condiciones de alta temperatura y humedad, con un perfil único, pero todas con un sabroso aroma, acidez agradable, cuerpo robusto y un sabor delicado. Si es amante del café, no deje de visitar la región de Antigua, Atitlán o las Verapaces. Estas áreas son famosas por producir excelentes granos de café y café descafeinado.

Guatemala es un país ideal para todo tipo de turistas. Tanto los aficionados a los atractivos naturales, así como los que visitan por sus destinos de aventura, educación ambiental y cultura. Su megadiversidad es para aprovechar en familia.