Comunitario

Salud sin capacidad de brindar cuidados paliativos a unos 48 mil guatemaltecos

Alrededor de 4 millones de personas en Latinoamérica requieren cuidados paliativos; en el caso de Guatemala  solo el 1% de pacientes lo obtiene, según informes presentados este jueves durante el primer encuentro de Alto Nivel de Cuidados Paliativos: Fortaleciendo el Sistema Sociosanitario, en Lima, Perú. 

Por Ana Lucía Ola / Perú

Archivado en:

Cuidados paliativos Salud
El Primer encuentro de Alto Nivel de Cuidados Paliativos: Fortaleciendo el Sistema Sociosanitario, en Lima, Perú, reunió a expertos en el tema y a representantes del Sistema de Salud de distintos países de Latinoamérica. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
El Primer encuentro de Alto Nivel de Cuidados Paliativos: Fortaleciendo el Sistema Sociosanitario, en Lima, Perú, reunió a expertos en el tema y a representantes del Sistema de Salud de distintos países de Latinoamérica. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

En Guatemala, según datos revelados en el encuentro, unas 48 mil personas requieren de cuidados paliativos y la capacidad del sistema de salud para llevar alivio a esta población no alcanza el 1%. 

Pocos son los espacios que brindan a los guatemaltecos esta asistencia, hay tan solo tres unidades establecidas en los hospitales, se cuenta con tres equipos móviles, un equipo en el primer nivel y dos hospicios.

Más de 60 representantes de distintos países se dieron cita para analizar la situación de la región y discutir políticas que permitan ampliar la cobertura a pacientes con enfermedades crónicas avanzadas y darles calidad de vida en la etapa final de sus días.

La médica Felicia Marie Knaul presentó un informe de la Comisión Lancet sobre el acceso de cuidados paliativos en Latinoamérica. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
La médica Felicia Marie Knaul presentó un informe de la Comisión Lancet sobre el acceso de cuidados paliativos en Latinoamérica. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

Una necesidad

Los cuidados paliativos van dirigidos a personas de todas las edades y condición social, y buscan dar alivio físico, emocional y espiritual a los pacientes cuando afrontan sufrimiento grave relacionado con su salud, a través de la identificación temprana, la adecuada evaluación y el tratamiento del dolor y otros problemas. Dar esta asistencia oportuna puede reducir las hospitalizaciones innecesarias.

Según el ministro de Salud, Carlos Soto, quien participó en la actividad, en Guatemala el tema es incipiente y es momento de hacer cambios en el sistema de Salud, por lo que es necesario impulsar una ley que ponga al alcance de los pacientes a tratamientos para el dolor, así como acceso a la atención requerida en casos complejos.

El ministro de Salud, Carlos Soto, asistió al encuentro, y manifestó la necesidad de que en Guatemala se impulse una ley que promueva los cuidados paliativos dentro del Sistema de Salud. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
El ministro de Salud, Carlos Soto, asistió al encuentro, y manifestó la necesidad de que en Guatemala se impulse una ley que promueva los cuidados paliativos dentro del Sistema de Salud. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

De acuerdo con la Comisión Lancet, en el 2015, cerca de 61.1 millones de personas en el mundo con padecimientos como cáncer, VIH, lesiones, demencia, enfermedades del hígado y enfermedades pulmonares, vivieron 6 mil millones de días de sufrimiento. Centrados en Latinoamérica, alrededor de 3.3 millones de personas tuvo 1 mil 142 millones de días con dolor, y al colocar la atención en Guatemala, fueron 71 mil pacientes con 20 millones de días de dolor.

La médico Lilian de Lima, directora ejecutiva de la Asociación Internacional de Hospicios y Cuidados Paliativos (IAHPC), señaló que el acceso a este tipo de cuidados, así como al tratamiento para el control del dolor es desigual en el mundo. Los países con mayores ingresos representan el 15% de la población y son ellos los que consumen el 94% de la morfina -uno de los opioides para tratar el dolor-. En Guatemala el acceso a este medicamento para calmar el sufrimiento de las personas es del 4%.

Soto mencionó que el Sistema de Salud guatemalteco cuenta con morfina, pero es utilizada para otros tratamientos y no en el cuidado paliativo, lo que debe cambiar. 

A lo largo de encuentro, los expositores señalaron la necesidad de la formación a trabajadores de salud en el tema, la importancia de la enseñanza de los cuidados paliativos en la etapa de pregrado de los médicos, pero también a la comunidad para que sea parte de este proceso al momento de atender a un familiar en casa.

Joao Batista García, presidente de la Fundación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor (Fedelat), refirió que los cuidados paliativos son una urgencia para la región, tanto para aliviar el sufrimiento de las personas, así como para el fortalecimiento de los sistemas sociosanitarios.

El fin de este primer encuentro, indicó la médica Tania Pastrana, presidenta de la Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativos (ALCP), es crear una propuesta de acciones específicas para implementación de la región.

De esa cuenta, se planteó la inclusión del tema en las políticas públicas nacionales y el reconocimiento de estos servicios como prestaciones indispensables en la cobertura sanitaria universal, la asignación de recursos públicos que permitan la expansión de los servicios de cuidados paliativos en todos los niveles y a todas las personas que lo requieran; que tengan acceso oportuno a los medicamentos es esencial, para que cada paciente pueda vivir con dignidad hasta el último momento. 

Contenido relacionado

> Fundación acompaña a pacientes hasta el último momento

> Enfermos en fase terminal tiene poco acceso a servicios médicos

> Cuando las ganas de vivir son más fuertes que el cáncer