Debaten en Guatemala de “pocos avances” en desnutrición

Diferentes actores políticos y sociales discutieron este lunes sobre los “pocos avances” que se han tenido en el tema de seguridad alimentaria en el país.

En varios municipios de Huehuetenango el Ministerio de Salud detectó que siete de cada diez niños padecen desnutrición crónica. (Foto Prensa Libre: M. Castillo)
En varios municipios de Huehuetenango el Ministerio de Salud detectó que siete de cada diez niños padecen desnutrición crónica. (Foto Prensa Libre: M. Castillo)

Entre los integrantes de esta mesa de debate estaban funcionarios del Estado, diputados miembros del Frente Parlamentario Contra el Hambre y representantes de la alcaldía de 83 comunidades del municipio de Sololá, uno de los que sufren esta lacra.

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), se han entregado, en lo que va del año, 33 mil 592 raciones de alimentos básicos a nivel nacional para las personas más vulnerables.

Sin embargo, no se han entregado los fertilizantes “prometidos desde enero por el presidente Jimmy Morales”, puntualizó el alcalde del municipio de Sololá, Tomas Saloj, y agregó que estos debían ser gestionados por el MAGA.

Saloj manifestó que se siente burlado “por el gabinete del Ejecutivo, ya que se hizo un ofrecimiento por el cual se han realizado varias mesas de diálogo pero no se ha dado una respuesta concreta” y si esto sigue así, advirtió, “tendremos que actuar”.

El diputado opositor de la formación Winaq, Amílcar Pop, también criticó “la incapacidad del ministerio para gestionar los fertilizantes” y para entregar un subsidio de Q200 para los indígenas del municipio de Sololá, que son aproximadamente unas 28 mil personas.

Ante esta situación, dieron al ministerio 24 horas para que se presente el plan de subsidios y fertilizantes antes de tomar otras medidas que no detallaron.

En las zonas indígenas del país hay entre un 65 y 70 por ciento de niños afectados por la desnutrición crónica, y el departamento de Huehuetenango alcanza, en algunos lugares, cifras de hasta un 90 por ciento.

Solamente en cuatro departamentos del país, Alta Verapaz, Huehuetenango, Quiché y Chiquimula, se concentra casi un 60 por cientos de la desnutrición infantil en Guatemala, que representa 600 mil niños.

El actual gobierno pretende reducir, en los próximos 3 años y medio, un diez por ciento la desnutrición crónica, “una cifra bastante ambiciosa” en opinión del diputado y coordinador del Frente Parlamentario Contra el Hambre, Leonel Lira.

El comisionado presidencial para la Reducción de la Desnutrición Crónica, Andrés Botrán, afirmó que esta reducción es “viable”, y que para ello se trabaja en una estrategia integral entre los ministerios, “con menos acciones y actores” a comparación del programa Hambre Cero, de la anterior administración presidencial, pero con una mejor organización y control.

Hoy en día, un 45.5 por ciento de los menores de cinco años y un 41.7 por ciento de los menores de 2 sufren desnutrición crónica en el país.