Comunitario

Fallece el padre José María Delgado Varela

El sacerdote católico José María Delgado Varela, conocido como "padre Varela", quien desarrolló un ministerio en la rehabilitación espiritual de la población reclusa, falleció este miércoles a los 99 años.

Por Irving Escobar

Sacerdote José María Delgado Varela, en 2005. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Sacerdote José María Delgado Varela, en 2005. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El deceso ocurrió a las 10 horas. Mañana jueves será oficiada una misa de cuerpo presente en el templo de La Merced, Antigua Guatemala, y será inhumado en el cementerio San Lázaro, informó el secretario del templo de Capuchinas, Hugo Lau.

Vida

Delgado Varela vino a Guatemala en 1969 con una misión de dos años, pero su ministerio se prolongó por décadas en la iglesia de Belén capitalina.

"El padre Varela" entregó su vida a la conversión espiritual de reos, así como darle fortaleza y consuelo. La Hemeroteca de Prensa Libre posee fotos del padre acompañando a los reos David Espinoza y Rafael Galdámez, quienes fueron fusilados el 17 de abril de 1975.



José María Delgado Varela -de pie, a la derecha, en la foto vertical- acompañó a los reos durante la ejecución en 1975.
José María Delgado Varela -de pie, a la derecha, en la foto vertical- acompañó a los reos durante la ejecución en 1975.


Las cárceles fueron su apostolado. Durante 30 años fue capellán de Pavón y Pavoncito.

En 2010, el religioso de origen español recibió la Orden del Quetzal en grado de Gran Oficial.

"Todo depende de la educación"

Esta es una entrevista que el padre José María Delgado Varela concedió a Prensa Libre en mayo de 2003, cuando era capellán de los centros de detención Pavón y Pavoncito. En su opinión, la solución de la crisis en las cárceles dependía de la educación y la terapia ocupacional que se brinde a los reos.

¿Cree que hay alguna medida para que la situación de las cárceles cambie?

Hasta ahora, creo que el modelo de autoridad que se aplica en Pavón ha funcionado. Allí existe un comité de orden y disciplina que crea normas en el penal, el cual es designado por los mismos reos. Saben que ninguna autoridad dará dinero para reparar nada. Ellos contribuyen a hacer mejoras para todos. Lo más importante es que quien esté a la cabeza sea un líder positivo, y no un pervertido, como sucedió en una ocasión, en la que el mismo director de presidios designó a un amigo suyo.

Pero las autoridades aún son responsables del desorden que priva en los centros de detención

Llevo 30 años trabajando en las cárceles, y las autoridades no corrigen los defectos. Si hay droga en los presidios hay una autoridad involucrada en eso, que permite que la droga ingrese.

¿Qué medidas concretas recomendaría usted?

Uno de tantos directores de Presidios convirtió los centros preventivos en penales de máxima seguridad y dispuso que en Pavoncito los "cholos" no debían recibir visitas, deporte e instrucción, sino permanecer encerrados. La educación, el trabajo y el deporte son tres elementos fundamentales para la rehabilitación, a fin de que cuando recuperen su libertad anhelen una vida diferente.

¿Y cómo hacer para que decenas de pandilleros no vivan en las cárceles?

La solución es a largo plazo. El Ministerio de Educación es el responsable de que haya cholos. La educación debe llegar a cada poblado del país, y no sólo la instrucción formal, sino la enseñanza de artes y oficios. ¿Cómo lograrlo?, pues muy fácil. Que los millones que se gastan en el Ejército sean destinados a educación, y que Guatemala siga el ejemplo de Costa Rica, en donde sólo existe una guardia de fronteras. Así, en 14 años se acabarán las maras por completo.

Más sobre el "padre Varela"

  • Participó durante dos años y medio en la Guerra Civil Española como soldado en la sección de transmisiones.
  • No iba procesiones: "La liturgia no dice nada... y son un negocio de los que las organizan"
  • Sus rutinas eran de las 4 a las 20 horas
  • ¿Sus peticiones al orar? “No pido nada, porque estoy y vivo con Jesús y eso es maravilloso”.
  • ¿Sus pensamientos cuando está en la calle? “Generalmente, voy orando”.