Comunitario

Pacientes comienzan a recibir atención en hospitales luego de cuatro meses en paro

Este miércoles se reanudó el servicio de la consulta externa en los hospitales, después de una restricción que duró 80 días. Pacientes que no fueron atendidos durante ese tiempo madrugaron este miércoles en busca de atención médica en los Hospitales Roosevelt y San Juan de Dios, principalmente. 

Por Ana Lucía Ola

Después de casi cuatro meses de restricción en la consulta externa, los pasillos del lugar volvieron a lucir llenos. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Después de casi cuatro meses de restricción en la consulta externa, los pasillos del lugar volvieron a lucir llenos. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Los pasillos de la consulta externa que por 17 semanas lucieron desiertos, este día se encontraban llenos en el hospital Roosevelt, en la zona 11. La afluencia de personas se debe a que los profesionales de la salud levantaron la medida que limitaba el servicio a quienes no presentaban cuadros graves, situación que dejó sin atención a cientos de personas que acuden al nosocomio por enfermedad común. 

El movimiento de pacientes comenzó desde temprano en la entrada del hospital. Los pacientes madrugaron en busca de ser los primeros en entregar su carné para pasar a consulta, a la espera de que esta vez sí los atendieran. Durante las últimas 17 semanas hay casos de personas que les han cambiado las citas dos o más veces. 

De acuerdo con un monitoreo de la Procuraduría de Derechos Humanos, en el Hospital Roosevelt alrededor de 500 citas se reprogramaron por día, debido al servicio limitado en esa área. Sin embargo, el director del nosocomio, Marco Antonio Barrientos, mencionó que durante los casi cuatro meses de restricción se cambiaron 8 mil 866, algunas fueron cambiadas hasta para abril próximo. 

"Desde ayer, en las redes sociales, el Hospital Roosevelt anunció que ya todos los servicios funcionarían regularmente hoy", refirió el médico e indicó que a varios pacientes se les contactó vía telefónica para que asistieran a consulta. Las personas que llegaron sin tener cita, también pasaron a revisión médica. 

Afectados por cambios de cita

Blanca Lidia Rodríguez Salazar es una de las afectadas. Ella llegó este miércoles a las cuatro de la mañana. Afortunadamente vive en la zona 19 y no madrugó mucho, dice. Sin embargo no ha sido la primera vez, en anteriores ocasiones asistió solo para que le cambiaran fecha de consulta, incluso, le proporcionaron un número telefónico para que se comunicara al hospital. “Me dijeron que estuviera llamando porque no sabían cuándo iba a trabajar el hospital”, comentó. Ella padece de hipertensión. 

80 

días hábiles duró la restricción en la consulta externa de los hospitales públicos. 

En las bancas de la consulta externa coincidieron personas en similar situación. Marta Mayen, que tiene problemas en la columna, aguardaba junto a su esposo que la enfermera mencionara su nombre. En su carné lleva dos cambios de cita: la primera en septiembre y luego en noviembre. “Queremos que nos atiendan”, dijo, pues está a la espera de que el médico autorice una cirugía que aliviará el dolor que padece.

Ayudándose de un bastón, María de Aguas salió de su casa en San José Pinula desde temprano. A la consulta externa llegó a las cinco y medio de la mañana. Debido al “paro de los médicos”, mencionó que esta es la cuarte vez que acude al hospital y esperaba que el médico la evaluara. Necesita una prótesis en su rodilla. “Ya me sacaron los exámenes, pero como no atendieron durante varios meses, estoy segura de que ahorita me van a decir que saque exámenes nuevos”, dijo, mientras explicaba que su situación económica le dificulta pagar por ellos. 

El Hospital Roosevelt fue uno de los primeros nosocomios en limitar el servicio en la consulta externa. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
El Hospital Roosevelt fue uno de los primeros nosocomios en limitar el servicio en la consulta externa. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Otro de los afectados por la atención irregular fue Justo Pérez, quien viajó desde Nebaj, Quiché, para que a su esposa le realizaran varios exámenes pues tiene una "masa" en la cadera. Tres veces han realizado el viaje, pues no han logrado ser atendidos por los médicos que habían estado en asamblea permanente. La pareja llegó sola a la capital, sus cinco hijos se quedaron en casa, al cuidado del hermano mayor.  

"El domingo salimos a las seis para estar acá a las cuatro de la tarde, para que nos atendiera el lunes, pero al venir nos dijeron que los doctores no están, hemos venido tres veces", expresó Pérez. 

El Hospital San Juan de Dios también restringió la consulta externa, pero a diferencia del Hospital Roosevelt, este miércoles el área no lucía abarrotada como solía estarlo antes de que los profesionales de la salud reclamaran un aumento salarial.

Uno de los vendedores que se ubica cerca de la puerta del nosocomio mencionó que la cantidad de personas que acuden a diario al lugar diminuyó durante estos meses. Este miércoles cuando se esperaba que el número aumentara debido a que el servicio se normalizó, no hubo mayor cambio.

Amparo Rubner, de Alta Verapaz, llevó a su hija para ser atendida por problemas en la vesícula, pero le indicaron que los doctores entrarían a una asamblea y que esperara para que la recibieran. Desde hace 15 días busca atención médica para la joven, pero lo que ha obtenido como respuesta es el cambio de citas. La semana pasada le indicaron que no la podían recibir debido a que los facultativos estaban en el Congreso de Médicos. "Ya me recibieron el carné y estamos a la espera de ver qué dice Dios, si no, ya veré para dónde me la llevo", indicó.

Contenido relacionado

> Entérese cuánto gana un médico en un hospital público

> Pacientes pagan por los desacuerdos en el sector Salud

> Médicos empiezan paro en demanda de mejores sueldos