Brayan Jiménez se declara culpable de corrupción en EE.UU. por caso Fifa

El expresidente de la Federación de Futbol de Guatemala (Fedefut), Brayan Jiménez, se declaró culpable en Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la Fifa.

El expresidente de la Fedefut Brayan Jiménez se declará culpable en Estados Unidos por corrupción en la Fifa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El expresidente de la Fedefut Brayan Jiménez se declará culpable en Estados Unidos por corrupción en la Fifa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Jiménez, de 62 años, fue acusado de recibir sobornos en dólares por contratos de los derechos de publicidad para los partidos de la eliminatoria al Mundial 2018 a la compañía de marketing deportivo Media World.

Ante una corte federal Jiménez se declaró culpable de conspirar para cometer los delitos de fraude electrónico, y se comprometió a pagar una multa de US$ 350 mil.

El proceso continúa. Jiménez está ligado al caso y faltará que el juez encargado del caso confirme lo dispuesto y defina la situación preventiva del exdirigente deportivo guatemalteco.

El marzo de este año, Jiménez se declaró inocente de los cargos en su contra ante un juez federal y quedó libre bajo fianza. El expresidente de la Fedefut fue colocado bajo arresto domiciliario a cambio de una fianza de 1.5 millones de dólares, incluyendo 75 mil en efectivo, que según se conoce pagó.

El caso Jiménez y la Fifa

En diciembre de 2015, un juez en Guatemala ordenó capturar de Brayan Jiménez a quien el Departamento de Justicia de Estados Unidos lo acusó de los delitos de criminalidad organizada y lavado de dinero, por su supuesta participación en un caso de corrupción dentro de la Federación Internacional de Futbol Asociado (Fifa).

Según la Justicia estadounidense, como presidente de la Fedefut, Jiménez aceptó junto con Héctor Trujillo, entonces secretario general de la entidad y magistrado suplente de la Corte de Constitucionalidad (CC), un soborno millonario por los contratos de televisión de los partidos de futbol para la calificación del Mundial 2018.

Según la investigación, en febrero de 2014, Jiménez y Trujillo negociaron con la empresa Media World un nuevo acuerdo por los derechos de televisión para la clasificación al mundial de Qatar 2022, por el cual ambos recibirían un pago de 200 mil dólares.

Jiménez percibiría, según la investigación del Departamento de Justicia, otros 200 mil dólares adicionales.

Luego de cinco días de buscar a Jiménez en su vivienda y con familiares, fue declarado prófugo por las autoridades.

El 12 de enero de 2016 el exdirectivo de la Fedefut fue capturado en la habitación de un apartamento de la zona 14 capitalina, tenía barba poblada, ropa deportiva y en un notorio estado de ebriedad.

El ex dirigente de 62 años figura entre 40 personas de todo el mundo acusadas por el escándalo de sobornos en la Fifa, en relación con lucrativos contratos de transmisiones televisivas. 
 Los fiscales indican que Jiménez aceptó cientos de miles de dólares en sobornos de una empresa de “marketing” deportivo con sede en Florida.

Algunos dirigentes detenidos:

  1. José María Marín, brasileño.
  2. Eduardo Li, costarricense.
  3. Héctor Trujillo, guatemalteco.
  4. Brayan Jiménez, guatemalteco.
  5. Rafael Esquivel, venezolano.
  6. Costas Takkas, griego-británico