Internacional

Las acusaciones en mi contra se basan en una causa inventada, dice Cristina Fernández

La justicia argentina ordenó el desafuero y arresto de la exmandataria y senadora Cristina Fernánez por presunto encubrimiento de iraníes acusados por el atentado a una mutual judía que causó 85 muertos en 1994, lo que la exmandataria rechazó en una conferencia. 

Por AFP

La expresidenta Cristina Fernández ofrece una conferencia. (Captura de pantalla)
La expresidenta Cristina Fernández ofrece una conferencia. (Captura de pantalla)

La expresidente dijo en conferencia que la petición de desafuero y prisión preventiva se basaban en "una causa inventada" contra ella, de lo cual el presidente actual, Mauricio Macri, tenía conocimiento. 

"Quiero recordar que se de trata de un acto de política exterior, no judiciable, que fue aprobado por el Congreso argentino", dijo la exmandataria, quien agregó que esas medidas violan el estado de Derecho. 

"Además, son hechos que no se produjeron, que no existieron. Es una causa inventada sobre hechos de política exterior. Es un despropósito, un verdadero exceso. Buscan provocar daño personal y político a los opositores, a sus trayectorias. No tiene nada que ver con la realidad. No hay causa. Bonadio lo sabe, el gobierno lo sabe. El presidente Macri lo sabe", agregó la expresidenta, citada por Clarín. 

Fernández, que acaba de asumir su banca como senadora, electa en las legislativas de octubre, deberá ser sometida a un proceso de desafuero en el Congreso para lo cual se requiere que el gobierno del presidente Mauricio Macri incluya ese pedido en una convocatoria a sesiones legislativas extraordinarias.

La orden la dictó el juez Carlos Bonadio que también ordenó el arresto de varios exfuncionarios kirchneristas, entre ellos el excanciller Héctor Timerman, a quien por su delicado estado de salud se le concedió el beneficio de la domiciliaria, según la prensa.

Caso Nisman

En octubre pasado, Fernández (2007-2015) se presentó ante el juez para rechazar por escrito las acusaciones en su contra.

La causa fue abierta a raíz de una denuncia del fiscal Alberto Nisman presentada cuatro días antes de morir, el 18 de enero de 2015.

Nisman fue hallado con un disparo en la cabeza en su departamento de la capital argentina en una muerte que aún se investiga.

Bonadío investiga a la exmandataria por traición a la patria o encubrimiento agravado por haber firmado en 2012 un pacto con Irán, que buscaba poder indagar en Teherán u otro lugar convenido a exaltos funcionarios iraníes acusados del atentado acontra el conglomerado judío AMIA.

"Es un gran disparate jurídico. El objetivo de esta persecución judicial es atemorizar a los dirigentes de la oposición en el Parlamento. Quieren a un Parlamento sumiso", había dicho la senadora a la salida de los tribunales.

Este jueves por la mañana también fue arrestado en su casa de Río Gallegos, en la provincia austral de Santa Cruz, el exsecretario de Legal y Técnica de la expresidenta, Carlos Zannini, mano derecha de Fernández..

El magistrado encausó además, sin prisión preventiva y con prohibición de salir del país, al extitular de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli y al dirigente social kirchnerista Luis D'Elía, entre otros.