Internacional

Los animales, el otro llanto de la tragedia en Ecuador

Como no podía ser de otra manera, la mirada de Ecuador y el mundo se ha centrado en las víctimas humanas del terremoto de magnitud 7,8 del pasado sábado, que ha dejado unos 525 muertos y más de dos mil heridos, pero hay otro llanto, a veces silencioso: el de animales a los que también se les derrumbó todo.

Por Quito/EFE

Un rescatista carga a un perro que resultó herido por el terremoto en Ecuador. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un rescatista carga a un perro que resultó herido por el terremoto en Ecuador. (Foto Prensa Libre: AFP).

Así como hay perros perdidos, otros abandonados, unos más durmiendo en los escombros de lo que un día fue su hogar, esperando a los suyos, que quizá no volverán, otros animales también han sido víctimas del terremoto del sábado en el norte de la zona costera.

“Los animales son seres que sienten, que necesitan tener derechos, no podemos mirar hacia otro lado; seres que han sido muchas veces víctimas de injusticia y maltrato de personas que creen que por ser humanos tienen un puesto especial por sobre otros seres”, dijo Jordan Cruz, de la asociación “Defensa de la Vida Animal”.

“Los animales son seres que sienten, que necesitan tener derechos, no podemos mirar hacia otro lado; seres que han sido muchas veces víctimas de injusticia y maltrato de personas que creen que por ser humanos tienen un puesto especial por sobre otros seres”, Jordan Cruz, de la asociación “Defensa de la Vida Animal”.

Junto a carpas donde se recibe ayuda para los damnificados por el terremoto, Cruz recauda alimento balanceado para perros, gatos y animales de granja, así como medicamentos e insumos médicos.

Basado en informes preliminares desde la zona del desastre, Cruz dijo a Efe que hay “animales que han sido víctimas, que están muy mal heridos y otros que están abandonados”.

Por eso, con los más de 300 kilos de alimento balanceado que han recolectado, así como con medicinas, diez veterinarios y rescatistas viajaron a Pedernales para atender a los animales “en situación de emergencia, víctimas de terremoto”, dijo.

Dependiendo de la situación que encuentren en la zona, el equipo se quedará en Pedernales o se desplazará a otros sectores también afectados por el terremoto, del que ha habido más de 300 réplicas.



También nos preocupamos por las mascotas. Rescatamos perrito que estaba entre escombros de casas colapsadas en Manta #SismoEcuador

Posted by Policía Nacional del Ecuador on Monday, 18 April 2016


En sus doce años de vida, la Asociación ya ha atendido a animales en emergencias, como en algunos momentos durante las erupciones del volcán Tungurahua que comenzaron en 1999, donde encontraron animales de granja sin alimento ni atención veterinaria.

Cruz consideró lógico que la gente se olvide de los animales en tragedias tan devastadoras como la que ahora afecta a Ecuador.



Un perro ubicado en lo que era su casa en Pederanales, Ecuador. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un perro ubicado en lo que era su casa en Pederanales, Ecuador. (Foto Prensa Libre: AFP).


“Sin embargo, las cosas están cambiando y gracias a la gente hemos recibido bastantes donaciones. Necesitamos más porque la situación es muy grave”, agregó el activista, quien ha recolectado ayuda en varios puntos de Quito y también recibió donaciones en la llamada “Cruz del papa”, en el parque La Carolina.

Hasta allá, gente solidaria llegaba con ayuda para los damnificados del terremoto en una mano y con comida para animales en la otra.

También había quienes solo entregaban productos para los animales en paquetes tan grandes que requerían de dos personas para cargar.

Por su capacidad logística, la organización que, además de ecuatorianos, tiene en sus filas a voluntarios de Alemania, Venezuela, Cuba, Argentina y Brasil, no puede desplazarse por todo el país en busca de ayuda, pero recibe donaciones en cuentas bancarias para comprar insumos.

“Vamos a atender a todos los animales que podamos, animales de granja, bovinos, equinos”, los animales se encuentran “muy mal”  porque la gente, en medio de su desesperación, los han abandonado, recalcó.



Dos mujeres heridas esperan ser llevadas a un hospital, junto a ellas su mascota, amiga inseparable. (Foto Prensa Libre: AP).
Dos mujeres heridas esperan ser llevadas a un hospital, junto a ellas su mascota, amiga inseparable. (Foto Prensa Libre: AP).


En la zona del desastre, donde muchas casas están caídas, otras cuarteadas, unas más viradas, y donde la gente permanece en las calles o albergues, los voluntarios de la Asociación ofrecerán a los animales atención emergente.

Para Cruz, sería “excelente”  poder ubicar una carpa para que los veterinarios puedan atender a sus pacientes, pero si no es así, indicó, igual irán por las calles buscando a los animales heridos.

No descartan trasladar a Quito a animales más graves, para atenderlos en hogares temporales y darles luego en adopción, o mantenerlos en una casa hogar, donde, según comentó, realizan una rehabilitación integral del animal: social, psíquica y física, porque también son seres que sienten, aunque no todos lo vean así.