Reconfiguración de fuerzas: Posibles escenarios legislativos poscancelación de partidos

En plena campaña política nadie piensa en que su partido deje de existir, pero dicha posibilidad se cierne sobre al menos 6 partidos que participan en la actual contienda electoral.

Magistrados del Tribunal Supremo Electoral en reunión con fiscales de partidos políticos. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
Magistrados del Tribunal Supremo Electoral en reunión con fiscales de partidos políticos. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

El proceso electoral del 2019 será atípico por las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (Lepp) aprobadas en el 2016.  Una de las consecuencias de mayor impacto podría reflejarse en la conformación de las fuerzas del nuevo Congreso de la República que tomará posesión el 14 de enero del 2020.

La transformación del esquema de pesos y contrapesos en el nuevo legislativo del 2020 se podría originar por el proceso de cancelación que lleva a cabo el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en contra de los partidos UCN (6 diputados), Creo (5), FCN-Nación (31), Viva (4), EG (6) y PAN (3).  Este se encuentra suspendido desde la convocatoria a elecciones (18 de enero de 2019).  Sin embargo, dicho proceso se reabrirá al culminar el ciclo electoral 2019, entre, noviembre y diciembre.

La incertidumbre surge de la posibilidad de que estos seis partidos y, quizás más, sean cancelados en el último trimestre de 2019.  Aunque es algo visto como difícil, la consecuencia más inmediata es que los candidatos de estas agrupaciones se quedarían sin partido político en el Organismo Legislativo.

Las cuentas pendientes de los partidos

Los partidos se encuentran en proceso de cancelación porque, según el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral en las auditorias que se practicaron en los períodos 2014 y 2015 transgredieron las normas de financiamiento electoral.

Leopoldo Guerra, Director del Registro de Ciudadanos indicó que los hallazgos son consecuencia de auditorías practicas por el TSE en los periodos 2014 y 2015 y en los cuales se detectó una serie de anomalías contables.

CREO  
20142,613,931Financiamiento público y gastos de financiamiento electoral anticipado no operada contablemente
20153,500,000Gastos de financiamiento electoral anticipada no operada contablemente en el 2014 y por presentación extemporánea de informes financieros en el 2015
2015628,751.59Gastos por financiamiento de campaña electoral no reportado
TOTAL6,742,682.59
PAN
20142,868,596Préstamos sin documentación de respaldo
20159,238,000Según el informe de auditoría, ambos préstamos fueron otorgadas por dos empresas de las cuales el representante legal es integrante del Comité Ejecutivo de ese partido.
20156,962,715.92ingresos por autofinanciamiento el cual no consta en las cuentas bancarias
201578,500gastos de campaña no reportados
2015175,139diferencias entre lo gastado y lo reportado en gastos de campaña
TOTAL19,322,950.92
VIVA
20153,173,744.77un hallazgo que se refiere al gasto de campaña del 2015 no reportado
2015200,000hubo ingresos no dinerarios no contabilizados
2015214,085.27cuentas de gastos sin liquidar
TOTAL3,587,830.04
UCN
20142500000uso de fondos públicos para gastos de campaña
201515817791.9financiamiento para el gasto del día de la elección y de la campaña
20153500cheques sin documentación de respaldo
TOTAL18,321,291.9

Escenarios

En el actual proceso electoral participan 26 organizaciones políticas, las cuales proclamaron 24 binomios presidenciales.

El 16 de junio se elegirá Presidente, Vicepresidente y 160 diputados al Congreso de la República, así como 20 al Parlamento Centroamericano. También 340 corporaciones municipales.

A finales de noviembre, después de adjudicar los cargos a los candidatos ganadores, el TSE emitirá el acuerdo donde se cierra el proceso eleccionario y partir de este momento se reactiva el proceso de cancelación de los partidos, pero debido a las impugnaciones es difícil que se clausure alguna organización política en lo que resta del año.



La posible cancelación de algunos partidos políticos evidencia la debilidad y volatilidad del sistema, pero, sobre todo, despierta inquietud en cuanto a la forma en que se articularán las diversas fuerzas en el próximo Congreso de la República, ya que de la agenda que desarrolle dependen las grandes transformaciones que el país necesita. Algunos analistas visualizan un Parlamento muy fragmentado, otros consideran que habrá una gran bancada de independientes, que podrían formar una bisagra de mucho poder.

El proceso de cancelación de partidos que comenzó el TSE y que actualmente se mantiene en suspenso, podría reanudarse en el último bimestre del 2019.

Fuentes: Ley Electoral de Partidos Políticos, abogado Omar Barrios y politólogo Renzo Rosal