Prensa libre Uvg
logo CubeSat

Quetzal-1, el primer satélite guatemalteco, será lanzado al espacio el 2 de marzo

El CubeSat Quetzal-1, el primer satélite guatemalteco, construido por docentes y estudiantes de la Universidad del Valle de Guatemala, será lanzado al espacio el 2 de marzo desde Cabo Cañaveral, Florida, EE. UU., un día que será histórico para el país. Se lanzará a la 1:45 am EST (0:45 am de Guatemala).

El primer satélite guatemalteco, Quetzal-1, será lanzado al espacio el 2 de marzo en el cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX, hacia la Estación Espacial Internacional. (Foto, Hemeroteca PL)
El primer satélite guatemalteco, Quetzal-1, será lanzado al espacio el 2 de marzo en el cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX, hacia la Estación Espacial Internacional. (Foto, Hemeroteca PL)

El aparato será transportado a la Estación Espacial Internacional (EEI) en la misión CRS-20 del cohete Falcon 9, según dio a conocer el sitio Spaceflightnow, donde se registran todos los despegues de naves al espacio.

Quetzal-1 será puesto en órbita desde el módulo japonés Kibo, en la EEI, desarrollado por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), para que comience su misión.

Esta es la historia detrás del cohete Falcon 9. El 22 de diciembre del 2015, hace casi cuatro años, fue un día histórico para la compañía de transporte aeroespacial estadounidense SpaceX, cuando hizo despegar el cohete Falcon 9 por vigésima vez.

Se le dio el nombre de Falcon —halcón, en inglés—, en honor de la nave espacial de Han Solo, personaje protagonista de la saga de ciencia ficción La guerra de las galaxias.

Lea también: Cómo funciona el cerebro de Quetzal-1

En la referida fecha, Falcon 9 despegó exitosamente y puso en la órbita deseada 11 satélites. En su primera etapa dio media vuelta, de regreso a la Tierra, encendiendo sus motores de nuevo. Por octava vez, Falcon 9 intentaba aterrizar. Antes de este cohete, las naves que viajaban al cosmos no tenían la capacidad de retornar a nuestro planeta.

Cohete Falcon 9, de SpaceX, que llevará a Quetzal-1 al espacio. (Foto Prensa Libre, spacex.com)

El camino para construir cohetes que aterrizan por sí mismos —Falcon 9— es recorrido por miles de personas, entre ellas, ingenieros y diseñadores. Este logro se debe a Elon Musk, emprendedor tecnológico, fundador y director de SpaceX, compañía creada en el 2002 para revolucionar la tecnología espacial, cuyo objetivo principal va encaminado a que las personas puedan viajar al Sistema Solar y vivir en otros planetas, al trabajar en vehículos cada vez más poderosos. Falcon 9 conllevó planes fallidos y el aprendizaje de los errores.

El programa de cohetes reutilizables de SpaceX, que ha efectuado más de cien lanzamientos desde su fundación, inició en el 2011 y les llevó cuatro años más traer un cohete sano y salvo de vuelta a la Tierra, lo cual ha permitido reducir considerablemente los costos de lanzamiento de naves al cosmos. Este hito la convirtió en la primera compañía privada en lograrlo.

La empresa hizo historia, de nuevo, cuando en el 2012 su nave Dragon fue el primer cohete comercial en llevar suministros a la Estación Espacial Internacional (EEI). Falcon 9 ha hecho gran cantidad de viajes a la EEI para entregar satélites, así como hacer entrega y recepción de carga. El cohete tiene nueve motores Merlin que lo impulsan hacia el espacio.

Quetzál-1 se entregó a principios de diciembre del 2019 a JAXA, en el Centro Espacial de Tsukuba, de manos del ingeniero Víctor Ayerdi, codirector del Proyecto CubeSat y director de Ingeniería Mecánica e Ingeniería Mecánica Industrial de UVG.

Lea también: “Quetzal-1 abre una puerta enorme para los guatemaltecos”

Réplica del módulo Kibo, desde donde será puesto en órbita el satélite Quetzal-1. (Foto, Hemeroteca PL)

Misión

Posterior al arribo de Quetzal-1 la EEI, se programará el despliegue del satélite al espacio, y entrará en órbita entre abril y mayo del 2020.

Quetzal-1, cuya construcción comenzó en el 2014, transmitirá y recibirá información desde la Estación de Control en Tierra instalada en la UVG, para lo cual se cuenta con el apoyo de la Superintendencia de Telecomunicaciones de Guatemala.

Proceso de una de las pruebas que se le hicieron al primer satélite guatemalteco. (Foto, Hemeroteca PL)

Desde el punto de vista científico, la misión de Quetzal-1 consiste en probar un sensor óptico para capturar imágenes en diferentes longitudes de onda, con el fin de detectar clorofila en cuerpos de agua, y mediante la información enviada por el satélite, poder calcular la concentración de cianobacteria en ellos, con el objetivo de contribuir a resolver la problemática en el Lago de Atitlán.

Presentación de Quetzal-1, durante la entrega simbólica del satélite a Japón, en noviembre del 2019. (Foto, Hemeroteca PL)

Contenido relacionado

Cómo funciona la estación en tierra de UVG

Estas son las carreras para desarrollar el CubeSat

Aquí se construyó Quetzal-1

1

Jose Guerrero Hace 4 semanas

Felicidades Chapines!!