Alta Verapaz

Conap rescata a mono araña y oso hormiguero de áreas residenciales

Un mono araña de unos dos meses de nacido fue rescatado por Bomberos Municipales en la zona 4, de Cobán, Alta Verapaz. Mientras que en Coatepeque, Quetzaltenango, sucedió un caso similar con un oso hormiguero, informó la Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap). 

Por Eduardo Sam y Whitmer Barrera

El mono araña fue rescatado en la 4ta. calle entre 8a. y 9a. avenida, zona 4, de Cobán, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
El mono araña fue rescatado en la 4ta. calle entre 8a. y 9a. avenida, zona 4, de Cobán, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Según informe del Conap, el mono araña, también conocido como marimono, koatá o atelo, fue encontrado en el interior de una vivienda ubicada en la 4a. calle entre 8a. y 9a. avenida de la zona 4 del referido municipio.

Los socorristas llegaron al lugar y alertaron a las autoridades de la Dirección Regional del Conap en Alta Verapaz, quienes comentaron que el mono araña es macho.

Añadieron que el mamífero aparentemente está sano; sin embargo, será un médico veterinario inscrito como Regente de Vida Silvestre, quien le hará una evaluación minuciosa con el objetivo de determinar su estado de salud.

El espécimen fue rescatado gracias a la denuncia de un vecino, quien alertó a los socorristas.

El Conap informó que el animal estaba deshidratado porque le habían dado una leche que no es la adecuada.

Wilber Rodríguez, técnico de esa institución, al respecto indicó: “El mono araña estaba deshidratado, tenía la piel caída, que son síntomas de deshidratación, se le revisó las extremidades para saber si tenía un golpe o dañada, y estaba sana”.

Añadió que Cobán no es el hábitat natural de ese tipo de especiales, que viven en bosques tropicales de Petén e Izabal.

Rodríguez estimó que hay una gran cantidad de especies endémicas de Guatemala que se encuentran en las casas, como loros, guacamayas, tepezcuintles, monos aulladores, monos arañas, tortugas, entre otros, que los tienen como mascotas.

  • Galería: Mono araña y oso hormiguero son rescatados

El mono araña localizado, indicó Rodríguez, podría tener complicaciones de salud, con el cambio de clima, no obstante, estas pueden ser “manejables”. 

“Es lo primero que hacen las personas al ver una cría de cualquier especie, le dan leche, por lo general la que consumimos, y no es apta para ellos”, indicó.

Por el momento la cría de mono araña se encuentra bajo el resguardo de esa institución, luego será trasladada a la Asociación de Rescate y Conservación de Vida Silvestre (Arcas) en Petén, para su rehabilitación y luego determinar la viabilidad de una posible liberación en su hábitat.

En Coatepeque

Mientras tanto, en Coatepeque, Quetzaltenango, Bomberos Municipales Departamentales rescataron a un oso hormiguero que se encontraba en un árbol, en la aldea San Rafael Pacaya 1.

Socorristas comentaron que el animal causó asombro y curiosidad en los vecinos, quienes desconocían de qué tipo de animal se trataba.

Manifestaron que algunos pretendían matarlo como lo hicieron el año pasado con un micoleón, que creyeron que se trataba del cadejo.

“Los compañeros recibieron las llamadas porque el oso hormiguero alarmaba a los vecinos y para evitar que lo mataran llamaron a los bomberos quienes lo capturaron y lo trasladaron a la estación”, indicó el socorrista Julio Fuentes.

“Había un grupo de gente que quería matarlo pero les hicimos conciencia que era mejor llamar a los bomberos para saber de qué se trataba y al final nos seguimos sorprendiendo de contar con este tipo de animales que son pocos visibles en esta región”, añadió un vecino.

Según Byron López encargado del departamento de vida silvestre del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), este tipo de especies están catalogadas como amenazadas y en peligro de extinción. Aseguró que estos animales “se ven poco” ya que un 80 por ciento del tiempo se mantiene en arboles de zonas nubosas o tropicales del país.

“Los osos hormigueros son comunes por esta área que va desde México hasta Suramérica, pero pocos visibles porque es raro que toquen suelo”, indicó López.

El animal fue llevado al Conap para que lo liberaría en su hábitat natural.  

Autoridades del Conap hacen un llamado para que pobladores también denuncien el tráfico ilegal de fauna silvestre al Ministerio Público, y en las sedes policiales, ya que por cada animal traficado para ser domesticado mueren hasta ocho de ellos en el transporte, además cuando los traficantes venden la cría, los traficantes matan a toda la familia para poder llevarse a la cría y comercializarla.