Guatemala

Refugio brinda cuidados a perros maltratados 

Al menos 150 perros que han sido rescatados de las calles reciben atención especial por parte de la organización Entiende Mi Silencio, en San Bartolomé Milpas Altas, Sacatepéquez. 

Por Óscar García

Karla Chacón convive con dos de los perros que atienden en el refugio. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar).
Karla Chacón convive con dos de los perros que atienden en el refugio. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar).

Karla Chacón, encargada de esa organización, informó que se dedican a la concienciación y educación en las comunidades rurales para el rescate de perros que han sido víctimas de maltrato.

Esa entidad trabaja en todo el país y  con el apoyo de una empresa organizan jornadas de castración y otras actividades encaminadas a la protección de los canes.

Veterinarios expertos

Chacón explicó que una castración en una clínica privada puede costar unos Q1 mil 200, mientras que en las jornadas que organizan el costo oscila entre Q150 y Q200, y son practicadas por médicos egresados de la Universidad de San Carlos.

El refugio de Entiende Mi Silencio se encuentra en la zona 1 del referido municipio, donde unos 150 perros rescatados conviven en un ambiente sano y rodeados del cariño de voluntarios.

Chacón explicó que luego del rescate de alguna mascota, personas altruistas patrocinan los gastos en la veterinaria y otro tipo de ayuda.

Si alguna persona encuentra un perro lastimado en la calle debe mandar fotos y videos vía WhatsApp al número 41399665, luego la información se publica en la página de Facebook de Entiende Mí Silencio, para conseguir ayuda. 

Los canes reciben cuidados y alimentación adecuada en el refugio Entiende Mi Silencio. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar).
Los canes reciben cuidados y alimentación adecuada en el refugio Entiende Mi Silencio. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar).

Falta cultura

Chacón resaltó que en Guatemala no hay cultura para proteger a los animales, por lo que motivan a maestros para que la organización les lleve campañas para concienciar a los estudiantes.

Entiende Mi Silencio recibe donaciones de papel, cartón, libros y ropa para hacer bazares y obtener recursos económicos en favor de los canes. “Un perro ofrece fidelidad, sinceridad y amor”, expresó Chacón.