Izabal

Jóvenes de Puerto Barrios impulsan donación de abrigo para necesitados

Las bajas temperaturas se han dejado sentir hasta en departamentos generalmente calurosos como Izabal, en donde un grupo de jóvenes se dieron a la tarea de impulsar una campaña para proveer de abrigo a quienes lo necesitan.

Por Dony Stewart

Archivado en:

Ciudades Clima Frío Izabal
Un hombre se acerca a donar una prenda de vestir al Mercado 2 de Puerto Barrios. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Un hombre se acerca a donar una prenda de vestir al Mercado 2 de Puerto Barrios. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Bajo el lema “dar es mejor que recibir”, jóvenes altruistas de Puerto Barrios, Izabal, invitan a la población a donar un suéter, chumpa u otro abrigo, para que un necesitado lo pueda aprovechar. La campaña se lleva a cabo por segundo año consecutivo. 

Joel Suazo, promotor de la iniciativa, manifiesta que la temporada fría puede enfermar especialmente a indigentes y que con la ayuda de toda la población buscan evitarlo. 

Explica que la forma de donar que han implementado es a través de colocar en un perchero provisional, el abrigo o prenda de vestir que se va a donar para que el beneficiado lo pueda tomar cuando haya frío. 

“Nuestro objetivo es ayudar a las personas que realmente no cuentan con los suficientes recursos económicos para poder comprar ropa adecuada para la temporada”, expuso Suazo.

El puesto de donación para colocar una prenda o ya bien se para recogerla, se encuentra en el Mercado 2 de Puerto Barrios.

Giovanni Paiz, otro de los jóvenes altruistas, relató que la idea original surgió por un grupo de amigos con los cuales se reunían para compartir pero que sentían el deseo de realizar actividades para ayudar a otras personas, porque conocían de muchos indigentes y sin recursos para abrigarse en esta temporada.

“Nuestra intención, no es que nosotros vamos a pedir abrigos por todos lados y luego colocarlos en los percheros, sino, que la población se sienta parte de esta actividad y sean los protagonistas de las donaciones”, afirmó Paiz.

“Es una buena causa porque pareciera que en estos lugares no hace tanto frío, sin embargo, en horas de la madrugada la brisa del mar provoca que las temperaturas bajen bastante”, comentó Rosaura Valladares, una vecina.