Izabal

Izabal se preparan para la beatificación de dos mártires

Autoridades de la iglesia católica y feligreses de Izabal se preparan para la ceremonia de proclamación de beatificación de los dos mártires asesinados en 1981 en ese departamento, cuyo decreto fue aprobado recientemente por el Papa Francisco.

Por Dony Stewart

Monseñor Domingo Buezo ofició la misa y habló sobre el camino a seguir para la ceremonia de beatificación de los mártires. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Monseñor Domingo Buezo ofició la misa y habló sobre el camino a seguir para la ceremonia de beatificación de los mártires. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Monseñor Domingo Buezo, obispo del Vicariato Apostólico de Izabal, indicó que aunque la fecha de la ceremonia para la proclamación no está establecida, ya se trabaja en la organización de actividades especiales, como la elaboración de un libro que relatará la vida de los mártires, el cual será publicado y divulgado tanto en el país como en el extranjero.

“La beatificación de los mártires fue una grata noticia que llegó desde el Vaticano y debe ser de júbilo para todos los católicos. En Izabal, se efectuó recientemente una Misa de Acción de Gracias y se espera que en los próximos días se organicen más eucaristías”, dijo.

Manifestó que el reconocimiento del martirio del sacerdote italiano Tullio Maruzzo y del catequista Obdulio Arroyo Navarro, asesinados en Guatemala el 1 de julio de 1981, se debe a la búsqueda de justicia a favor de cientos de campesinos que eran despojados de sus tierras en aquella época.

“Es importante que las nuevas generaciones se acerquen a la iglesia donde se encuentran los restos de los futuros beatos y conozcan la historia de estos mártires que sacrificaron su vida y nos dejaron un ejemplo a través de sus vidas santas", agregó.

Estuardo Franco, director del canal de la iglesia católica Stella Maris, en Izabal, indicó que trabajan en la producción de un documental, que narra la historia de los testigos de la fe de la iglesia católica que dieron su vida en la disputa de una justicia que era violentada por fuerzas oscuras.

“Es parte de una memoria que nunca se olvidará, pues las heridas siguen vivas. Su fe los llevó a defender a los desprotegidos y ponerse al servicio de Dios. Su santidad el Papa Francisco reconoce una causa justa para los nuevos beatos de la iglesia”, agregó.   

La Misa de Acción de Gracias se llevó a cabo en la  parroquia Sagrado Corazón de Jesús, Quiriguá, Los Amates. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
La Misa de Acción de Gracias se llevó a cabo en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, Quiriguá, Los Amates. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Alba Luz Arroyo Navarro, hermana del mártir Obdulio, comentó que su hermano siempre fue una persona entregada a las cosas de Dios y que incluso su muerte llegó haciendo el bien al prójimo.

Indicó que la familia recibe la noticia con toda la humildad y voluntad de Dios, pues representa un premio el sacrificio de su hermano, quien desde pequeño se dedicó a ser un siervo en la parroquia de Quirigua.

“Estamos felices porque la noticia será histórica para Guatemala, pues mi hermano se convertirá en el primer beato originario de estas tierras, las cuales lloran sangre y claman justicia para cientos de despojados de sus tierras, sin duda, hay alguien que desde el cielo ilumina su caminar”, expresó.

Agregó que una de las frases más famosas de su hermano era: “Que prefieren, que me maten en una cantina o que muera en compañía del Padre Maruzzo”.

La feligresía del pueblo católico participó el fin de semana último, en una Misa de acción de gracias, en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en Quiriguá, Los Amates, donde se encuentran los restos de los mártires.

Familiares del laico Obdulio Navarro frente a la tumba donde se encuentran sus restos, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, Quirigua, Los Amates, Izabal.(Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Familiares del laico Obdulio Navarro frente a la tumba donde se encuentran sus restos, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, Quirigua, Los Amates, Izabal.(Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Franco comentó que un total de 25 personas han sido declarados mártires en el departamento y que el Padre Maruzzo y el laico Obdulio, encabezan esa lista de quienes fueron injustamente asesinados por el odio a la fe que se ha vivido en esa región.

Comentó que la aprobación del decreto de beatificación de los dos mártires se logró luego de un proceso de casi 25 años y que el pontífice ratificó el 10 de octubre último, luego de la reunión con el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Cardenal Ángelo Amato.