Escenario

La jaula de oro se exhibirá en México

La multipremiada La Jaula de Oro, una película sobre la migración clandestina hacia Estados Unidos del director mexicano-español Diego Quemada-Diez, llegará a México “en un momento sumamente dramático”  para los indocumentados que atraviesan el país, destacaron los participantes del filme.

Por AGENCIA AFP

El actor mexicano Rodolfo Dominguez junto a los actores guatemaltecos Brandon López y Karen Martínez protagonizan La jaula de oro (Foto Prensa Libre: AFP)
El actor mexicano Rodolfo Dominguez junto a los actores guatemaltecos Brandon López y Karen Martínez protagonizan La jaula de oro (Foto Prensa Libre: AFP)

CIUDAD DE MÉXICO- “Es extraordinario" que esta cinta, que costó ocho años de recopilación de testimonios y que desde 2013 ya ha sido exhibida en Francia, Italia, Suiza, Noruega Dinamarca e incluso Taiwán. "Llegué al fin a México", celebró Quemada-Diez en una conferencia de prensa en la capital del país.

Este tardío estreno “es porque hemos estado trabajando en campañas de lanzamiento. Para que una película sea exitosa no basta con que sea buena”, explicó Miguel Rivera, director de programación de la cadena que distribuye esta obra ganadora de 45 premios, incluyendo el de Mejor Reparto en la sección “Una cierta mirada” del prestigioso Festival de Cannes (Francia) y la Mejor Película en San Petersburgo.

Para el padre Alejandro Solalinde, un reconocido defensor de los migrantes en México que interpretó su propio papel en la película, el estreno llega “en un momento sumamente dramático para la migración” porque, según el religioso, en 2014 “se disparó” el número de niños y jóvenes entre los migrantes.

Para el sacerdote, fue “muy duro” ver por primera vez esta película, que cuenta la historia de tres adolescentes de Guatemala y México que sueñan con una vida mejor en Estados Unidos.

“Sufrí porque esta película refleja la realidad dura, cabrona, al desnudo” de los migrantes, quienes sufren cada vez más crímenes y extorsiones por parte del crimen organizado y abusos de las autoridades.

Se calcula que unos 140 mil extranjeros, la gran mayoría centroamericanos, emprenden cada año viajes clandestinos por territorio mexicano en trenes de carga para llegar a Estados Unidos, exponiéndose a secuestros, asesinatos, violaciones y extorsiones a manos del crimen organizado que controla esas rutas, así como a abusos de autoridades.