Comunitario

Inacif confirma causa de muerte de los seis montañistas

De las seis víctimas que murieron en el volcán de Acatenango, según el informe forense, tres perdieron la vida por hipotermia y tres por golpes en diferentes partes del cuerpo.

Por Henry Pocasangre y Geldi Muñoz

Tres de los montañistas murieron por hipotermia, los otros tres a causa de golpes graves. (foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Tres de los montañistas murieron por hipotermia, los otros tres a causa de golpes graves. (foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Las primeras versiones de los montañistas y rescatistas que encontraron los cadáveres, fue que la temperatura durante la noche del sábado llegó a los cero grados centígrados.

El mal clima habría causado la muerte de tres escaladores por hipotermia, como se manejó en una primera versión, ahora, el informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) detalla que las otras víctimas murieron por golpes en el cuerpo.

De los seis escaladores, Joselyn Yajaira Roldán Velásquez de 21 años; Lucía Jhire Sánchez Sarceño, 19, y Francisco Javier Velásquez González, 33, murieron por hipotermia, según el Inacif.

El médico, Áxel Rubén Carranza Enríquez, 47, murió por un edema pulmonar -acumulación anormal de líquido en los pulmones-, Jennifer Nimcy Ibania Marroquín Rivera, 20, por golpes en la cabeza y Bani Magdiel Marroquín Rivera, 34, golpes en la cabeza.

Un rescatista contó el día del rescate que "las tiendas de campaña que llevaban –los montañistas–, fueron levantadas por el viento y quedaron desprotegidos".

La información de los bomberos detalla que los turistas comenzaron a subir a las 11 horas del sábado, pero el fuerte viento y el descenso de la temperatura complicaron su estadía en la cumbre.

Los vecinos de la finca San Sebastián observaron mochilas y otros artículos de los montañistas en el camino, por lo que hicieron el llamado a los Bomberos Voluntarios, quienes desde temprana hora de este día comenzaron la búsqueda.

La tragedia enluta a varias familias luego de conocer que sus seres queridos habían muerto en su intento de vencer un reto al escalar el coloso ubicado entre Chimaltenango y Sacatepéquez.