Comunitario

Traslado ilegal de africanos aumenta en Guatemala

El paso de migrantes africanos por Guatemala aumentó y según datos de autoridades, al 3 de septiembre del 2016, se han rescatado o interceptado en el país a 729 personas de ese continente, mientras que en el 2015 solo se reportaron 13.

Por Rosa María Bolaños

Desde el comienzo del año grupos de africanos han sido interceptados en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Desde el comienzo del año grupos de africanos han sido interceptados en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Datos de la Dirección General de Migración (DGM) actualizados al 2 de septiembre refieren 689 personas, a las cuales se suman los 40 rescatados en calles de la frontera de Agua Caliente, Esquipulas, Chiquimula, el fin de semana, quienes fueron abandonados por las personas que los traslaban.

La mayoría de migrantes provienen de la República Democrática del Congo, comentó Fernando Lucero, vocero de la DGM. La Policía Nacional Civil (PNC) dice que también han encontrado de Ghana, Senegal y Somalia.

Además de los viajeros africanos, en uno de los grupos reportados por la policía en agosto también se encontró a 10 personas que se identificaron como haitianos.

Aumento general

La PNC reporta en el 2015 a mil 131 migrantes rescatados de diferentes nacionalidades incluyendo centroamericanos y de otras regiones. Al 29 de agosto del 2016, se reportaban dos mil 514 (un crecimiento de 122.2%), explicó el vocero de esa institución Jorge Aguilar.

Por su ubicación geográfica Guatemala es ruta para tráfico de personas, y hay estructuras que se dedican a llevar migrantes hacia México, pero principalmente hacia Estados Unidos, o para trata de personas con diversos fines, comentan fuentes consultadas.

El aumento del paso de africanos lo atribuyen principalmente a los conflictos o guerras internas en sus países y las restricciones de ingreso para ellos que ha establecido Europa, refirieron analistas del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac) así como Danilo Rivera, coordinador del Programa de Gestión e Incidencia del Instituto Centroamericano de Estudios Sociales y Desarrollo (Incedes).

Jorge Peraza Breedy, jefe de misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en El Salvador, Guatemala y Honduras, ha expuesto recientemente el comportamiento de las migraciones, y refiere, según información compartida por OIM que “la saturación de la ruta de tránsito por Europa y el incremento en las medidas de seguridad en las fronteras son algunos de los principales factores que estarían impulsando el incremento de emigrantes asiáticos y africanos en tránsito por Centroamérica”.

Agregó que los flujos migratorios, en especial provenientes de países como Etiopía, Somalia, Bangladesh y Nepal, “se movilizan por razones económicas” mientras que en los casos de Siria y Afganistán son los conflictos armados los factores de la expulsión y de migración extracontinental.

Siguen estructuras

En junio último autoridades de varios países efectuaron la operación Mesoamérica la cual dejó 29 personas capturadas, entre ellas nueve guatemaltecas, que participaban en una estructura de tráfico y quienes ingresaban a migrantes de manera ilegal a América por Brasil.

La investigación duró un año y se detectó que en un mes la estructura generaba US$150 mil. El líder recibía mil dólares por cada migrante, pero si estos no pagaban el resto del monto acordado recibían malos tratos o eran abandonados en territorio centroamericano, informaron las autoridades.

La estructura se encargaba del transporte o alojamiento y además con los migrantes venían líderes que hablan varios idiomas como español, inglés, francés, portugués y su idioma natal para comunicarse, refirió la DGM.

En varios casos recientes, detectados por la PNC, se informó que quienes los trasladaban, han dejado abandonados los extranjeros.

Rivera, quien también forma parte del Grupo Articulador en Materia de Migraciones, indicó que el país seguirá siendo un corredor para el paso de migrantes, no solo por su posición geográfica, sino debido a la porosidad de las fronteras en los países centroamericanos.

Refirió que tiene conocimiento que hay alrededor de 1 mil 800 personas paradas en Costa Rica, pero otras han logrado seguir su trayecto por la región.

Procesos y figuras

Al ser rescatados o interceptados en el país, se ve la situación de cada extranjero y se establece qué hacer. La DGM se comunica con el consulado más cercano, por ejemplo el del Congo que se ubica en México, refirió Lucero.

Luego, si no tienen los permisos para estar en Guatemala, los migrantes son expulsados, pero solo al país por donde entraron (Honduras o El Salvador) naciones que a su vez harán lo mismo, añadió y explicó que la DGM no tiene la capacidad de cubrir los gastos de traslado a sus países de origen.

Algunos se llevan a instalaciones de la PNC al momento de ser rescatados, pero si se quedan por varios días mientras se ve su situación migratoria son trasladados al albergue de Migración, ubicado en la zona 5 capitalina.

Lucero explicó que los gastos de alojamiento y alimentación los asume esa Dirección y que el tiempo de estadía es relativo, mientras se solventa su situación migratoria.

En opinión de Rivera, en medio de las cifras de aumento de paso de personas de África y de otras regiones en el país, no solo debe preocupar el volumen, sino la situación de protección.

Explicó que muchos de estos migrantes serían sujetos de protección internacional, debido a la situación en sus respectivos países. Cree que no solo se debe expulsarlos sino de ver el derecho de refugio, figura que Guatemala ha reconocido en varios convenios internacionales.

Refirió que el país debe modernizar su legislación sobre migraciones y refugio y no temerle a esa figura por lo que, opina, es importante aprobar el Código de Migración.

Aunque también se deben establecer controles porque hay casos en los que no se les da seguimiento al refugiado, agregó.

La solicitud de refugio se debe hacer en la frontera, pero muchos desconocen ese derecho. “No se trata de que vengan al país para quedarse, ellos quieren llegar a Estados Unidos”, pero si se encuentra en el país el refugio solo se puede solicitar para Guatemala y no hacia un tercer país, explicó Rivera.

Darán seguimiento

“Vemos  mayor afluencia de personas africanas y estamos dando seguimiento al tema de migraciones”, dijo el Procurador de los Derechos Humanos Jorge De León Duque. Añadió  que esta semana la defensoría   presentará un informe acerca de esa problemática.

La subprocuradora Hilda Morales indicó que  puede agravarse, no solo por las restricciones en Europa sino que también por  la xenofobia que provoca el rechazo de estas personas.

Crisis mundial

“La migración en  términos reales es una crisis humanitaria, pero a nivel mundial en donde Guatemala  también forma parte  no solo por los migrantes extracontinentales, como los africanos y asiáticos, sino también los suramericanos, centroamericanos y los propios guatemaltecos  que están huyendo de la violencia, extorsión, maras y de conflictos armados” comentó Danilo Rivera, coordinador del programa de gestión e incidencia de Incedes.

Estados débiles

“Los traficantes de personas obviamente están  buscando rutas alternativas y la vulnerabilidad en Centroamérica hace que se convierta  en una ruta explotable para ese tráfico de personas.

Hay de por medio Estados en la región   muy débiles, muy permeados por la corrupción sobre  todo   en el área del Triángulo Norte, un corredor  donde estas redes tienen que ir corrompiendo a las autoridades  de cada frontera” refirieron analistas del IPNUSAC.

Vulnerables a mafias

Guatemala esun país de tránsito de migrantes centroamericanos que buscan llegar a México y Estados Unidos, pero en ese tramo  están sujetos a  abusos, incluso a la  explotación sexual por redes criminales, refiere el informe trata de personas con fines de explotación sexual efectuado por la Cicig y la Unicef.

Según la  OIM,  las principales rutas de  los migrantes  coinciden con las rutas de la droga.