Justicia

Capturan a seis personas implicadas en el asesinato del capitán Byron Lima Oliva

A un año y 15 días de la muerte de Byron Lima Oliva  y otras 13 personas en la Granja Penal Pavón, la Policía capturó ayer  a seis personas  sospechosas de haber  participado en ese hecho.

Por Glenda Sánchez, Geldi Muñoz y Carlos Álvarez

Capturados por muerte de Byron Lima y otros reos, en un crimen ocurrido el 18 de julio del año pasado en la cárcel Pavón. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Capturados por muerte de Byron Lima y otros reos, en un crimen ocurrido el 18 de julio del año pasado en la cárcel Pavón. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

El Ministerio Público (MP) señala a los detenidos por  delitos de asesinato y asociación ilícita, y trascendió que la hipótesis que involucraba en el crimen al reo Marlon Montiel Marín, alias el Taquero, podría comprobarse.  

Entre los  capturados se encuentra Sara Cruz Mansilla,  conviviente de  Montiel Marín, quien está condenado a 800 años de prisión por la muerte de 16 personas, perpetrada el 8 de noviembre  del 2008. Además, este podría estar incluido en las pesquisas y será citado junto a nueve personas que, según se cree, ya están en prisión.  

María Marta Castañeda Torres, sobrina de Sandra Torres, excandidata presidencial por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), es otra de las aprehendidas.

A ellas se suma el exsubdirector del Sistema Penitenciario Basilio Hernández Guzmán.

Los seis detenidos fueron enviados a prisión provisional por Claudett Domínguez, jueza  de Mayor Riesgo A.

Los detenidos:

  1. María Marta Castañeda Torres, sobrina de Sandra Torres.
  2. Sara Elizabeth Cruz Mansilla, esposa de Marvin Montiel Marín, alias el Taquero.
  3. Héctor Giovanni Revolorio Ramos.
  4. Édgar Rolando Contreras Velásquez.
  5. Lestin Exel Alonso Lara.
  6. Basilio Hernández Guzmán, subdirector operativo del Sistema Penitenciario.

Como hace un año —día del crimen—,   el hermetismo  prevaleció alrededor del caso. Ayer, durante los allanamientos,   la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), del Ministerio Público (MP), evitó dar  detalles porque dijo que la investigación sobre la muerte de Lima y  otras 13 personas está en reserva.

“Hay gente del Estado”

Luis Alberto Lima Oliva, hermano del reo  Byron Lima, manifestó vía telefónica que con la captura de un exfuncionario de Presidios —Basilio Hernández Guzmán— la investigación apunta  a que es una muerte extrajudicial.

“Sabemos que es una investigación preliminar, hay que esperar para ver qué dicen en la audiencia de primera declaración. Desde que la Cicig se metió al caso se confirma que hay gente del Estado involucrada”, añadió.

Además dijo ser querellante en el proceso  y que espera que mañana se legalice su situación como parte del caso.

“Las detenciones me tomaron por sorpresa, no se no ha dado detalles o hipótesis por parte de los investigadores del MP. Ahora solo queda esperar lo que se diga en la audiencia de primera declaración”, concluyó el familiar de Lima Oliva.

Hechos

El día parecía normal; sin embargo, se convirtió en un “miércoles de Cicig”, como le llaman las personas al día  en que se llevan a cabo  allanamientos coordinados por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y el MP.

Julia Barrera, vocera de este ente investigador, confirmó que se desarrollaban los 13 operativos en Santa Rosa, Zacapa y Guatemala,  sin dar  detalles.

Conforme se ejecutaron las detenciones, los sospechosos fueron trasladados a la Torre de Tribunales.

Castañeda Torres y Cruz Mansilla  fueron las primeras en llegar al Juzgado  de  Mayor Riesgo A.

Castañeda Torres, aunque se ocultaba el rostro con las manos,  declaró a Prensa Libre que estaba sorprendida porque Lima Oliva era uno de sus mejores amigos.

“La persona que me vinculan en el asesinato —Byron Lima Oliva— era uno de mis mejores amigos. Los medios lo saben, me escribía y él publicó nuestra amistad en todos lados”, afirmó   Castañeda Torres  al ingresar en el Juzgado.

Poquito de Sabor

Castañeda Torres afirmó: “Creo que es un caso que necesitaba un poquito de sabor, pues acá está la pimientita que ellos necesitaban. Recuerde que nuestro apellido pesa un montón. Se los digo a toda la Prensa, mi apellido me ha acarreado un montón de problemas; sin embargo, lo amo y estoy orgullosa de él y de mis familiares”.

Mientras tanto, Cruz Mansilla aceptó que conocía a Lima Oliva y afirmó que este era una buena persona porque les  daba  trabajo a los privados de libertad. Aseguró que “nunca” tuvieron problemas con él.

“Sí lo conocía... ¿Cómo no lo iba a conocer si el señor ayudaba a todo mundo ahí...? No es justo, señor, que hagan esto, que lo lleguen a traer a la casa y que me venga a enterar acá por la Prensa que es por el asesinato del señor Byron Lima”, reclamó.

La conviviente de Montiel Marín explicó que este y Lima Oliva  no tenían problemas  y que  nunca presenció  ninguna discusión entre ellos. “En ningún momento tuvieron una discusión; menos enfrente de mí”, enfatizó.

A pesar de que Cruz Mansilla  aseguró que no había roces entre Lima y el Taquero, una de las primeras hipótesis que se manejaron ese  18 de julio  fue que   este  era el responsable de la masacre ocurrida en Pavón, según  versión de uno de los reos de ese reclusorio que habló con los medios de comunicación.

“El ataque se da porque el capitán Lima Oliva prohibió la venta de drogas, piedra y crack en el centro.