Justicia

Byron Lima y 12 más son asesinados en Pavón

El capitán Byron Lima Oliva, condenado por la muerte del obispo Gerardi, fue asesinado durante un enfrentamiento por el control de la cárcel Pavón, donde murieron otras 12 personas.

Por Byron Vásquez y Geovanni Contreras

Bajo circunstancias poco claras, la mayoría de muertes, incluida la de Lima Oliva, fue provocada por disparos, y varios cuerpos fueron decapitados. El ataque se atribuye a un grupo encabezado por Marvin Montiel Marín, alias el Taquero.

Entre las pérdidas humanas figura la de una mujer de nacionalidad argentina, identificada como Joanna Elizabeth Birriel, de 24 años.

La noticia de que algo sucedía en Pavón comenzó a propagarse poco después de las 10 horas, con versiones de la detonación de un artefacto explosivo  y que una de las  víctimas era el polémico ex militar.

Distintas versiones comenzaron a surgir desde los mismos reos, que  a varios metros de distancia les gritaban a periodistas lo que sucedía en el interior.





Señalaban a  Montiel Marín, condenado a más de 800 años por la muerte de 16 extranjeros en el 2008,  porque  Lima Oliva prohibió  la venta de drogas en Pavón —una pequeña muestra del poder que tenía en ese penal—.

“Hay una cantidad entre nueve y 10 muertos allá adentro. Fue gente que mató  el Taquero con sus 12 seguridades —de los Zetas—. Todos están armados, señores. Necesitamos que ustedes procedan”, expresó a gritos un interno.

Los testigos señalan que hace dos meses  ocurrió un enfrentamiento entre Lima Oliva y el Taquero, el cual  habría sido el detonante.





Más de cien visitantes, entre mujeres, ancianos y niños, fueron liberados al final de la tarde.



Bomberos Voluntarios atienden y trasladan a un reo herido a un centro asistencial, herido durante motín en Pavón. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Bomberos Voluntarios atienden y trasladan a un reo herido a un centro asistencial, herido durante motín en Pavón. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)






El asesinato fue "un plan"

Testigos refirieron que un camión cisterna llegó al penal a eso de las 9.30 horas. Se presume que en este fueron ingresadas las armas y la granada,pues la noche anterior se habría dado una requisa sin resultados.  Minutos después se escuchó una explosión y luego los disparos.

El militar se encontraba en la tienda Mataquescuintla, Jalapa, propiedad suya y ubicada en el área  conocida como la Sexta Avenida, cuando un exkaibil alias el Sicario, que  integra el grupo de los Zetas,   lanzó la granada, y al ver herida a su víctima la remató con dos balazos en la cabeza.

William González, vocero de los Bomberos Voluntarios, indicó que frente a la mencionada tienda había cuatro cadáveres y a unos 50 metros, otros tres. A 75 metros de allí había  un cuerpo calcinado, con las  manos y las piernas amputadas. Una de las víctimas tenía una “Z” marcada con arma blanca.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, en conferencia de prensa  dijo que la pugna de El Taquero y Lima es una hipótesis:  “posiblemente por los conflictos que ellos tenían”.

Algunos de los heridos:

  1. Julio César Aguirre Pérez, 34 años.
  2. Juan Ramiro Cac Cac, 32.
  3. César Augusto Esquivel Balay, 30.
  4. Jesús Arias Morales, 32.
  5. Alba de Barrios, 60.

Con aportes de: Andrea Orozo.