Justicia

El 66 por ciento del contrabando pasa por cinco regiones

En Retalhuleu, Izabal, Chiquimula, Petén y Quetzaltenango se concentró el 66 por ciento de las incautaciones que el Ministerio Público (MP) coordinó para recoger mercadería que ingresó de contrabando en el país, no obstante lo cual, dicho flagelo persiste.

Por G. Sánchez, J. Ramos y B. Dardón

En la frontera Tecún Umán, San Marcos, dos hombres cargan un camión con maíz y articulos mexicanos de contrabando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En la frontera Tecún Umán, San Marcos, dos hombres cargan un camión con maíz y articulos mexicanos de contrabando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El monto de esos productos confiscados suma Q7.4 millones, cifra que crecerá este mes, pues autoridades confirmaron que esa práctica se incrementa en esta época por las fiestas de fin de año.

A diferencia de los primeros 10 meses del año, que es cuando ingresan abarrotes —leche, azúcar, granos y huevos, entre otros—, en noviembre y diciembre los licores y cervezas son los productos que más entran de manera ilegal.

Datos

La Fiscalía de Delitos Económicos del MP informó que en 10 meses coordinaron cien procesos para incautar productos que entraron sin pagar el tributo correspondiente.

El secuestro de la mercadería ocurrió en 16 departamentos, pero en cinco de ellos se concentró el 66 por ciento.

El informe del MP reveló que solo en Retalhuleu hubo 21 procesos. Entre los lugares donde se realizaron las incautaciones se encuentra el kilómetro 198 —aldea Xab—, El Asintal —aldea Morazán—, Nuevo San Carlos y Labor San Antonio, zona 4 de ese departamento.

El segundo lugar lo ocupa Izabal, con 14 procedimientos, y la mayoría de procesos corresponden a la aduana de Santo Tomás de Castilla, Puerto Barrios. El tercero fue Chiquimula, y las direcciones de los operativos fueron los kilómetros 181.5, hacia San José La Arada, y el 173.5, cruce a Ipala. Los dos últimos lugares fueron Petén y Quetzaltenango.





Productos ilícitos

Maíz, leche, azúcar, huevos, frijol, aves, fideos, arroz, productos para el cuidado de la piel, cigarrillos de diferentes marcas, tilapias, concentrado para aves, ropa para niños y adultos, armas de fuego, municiones y accesorios figuran entre los productos que fueron decomisados.

“La mayoría de esa mercadería fue destruida porque no cumplió con los registros sanitarios y representa un riesgo para la salud de los consumidores, y el resto sigue el proceso de extinción. En los granos, por ejemplo, se han encontrado varias clases de gorgojos y en los cigarrillos, algunos hongos”, informó el Ministerio Público.

Agregó que el total de los secuestros en los 10 meses sumaron Q7 millones 404 mil 495, cifra que superó lo registrado el año pasado, cuando se reportó Q5 millones 643 mil 699.

“Solo en septiembre de este año el monto fue de Q3 millones 483 mil 431 —principalmente de cigarros—, el resto corresponde a los demás meses”, detalló el órgano investigador.

¿por dónde ingresan?

Al momento, las autoridades han ubicado 113 puntos en carreteras y puertos, que son usados para contrabandear. Los accesos se ubican en nueve departamentos fronterizos: Petén, Huehuetenango, San Marcos, Quetzaltenango, Retalhuleu, Izabal, Zacapa, Chiquimula y Jutiapa.

En los primeros cinco departamentos se encuentran 54 puntos —cruces en carreteras o ingresos en puertos— y en el resto de lugares, 59 ingresos.

Jorge Aguilar, vocero de la Policía Nacional Civil (PNC), aseveró que se ha coordinado la seguridad en algunos de esos puntos, para evitar el problema; sin embargo, persiste porque “muchos” de los contrabandistas controlan a los agentes y cuando ellos se mueven a cubrir una emergencia o supervisar otra área, aprovechan para pasar sin mayor inconvenientes.

Señaló que los productos que ingresan en el país provienen de México (granos básicos, accesorios, ropa), Belice (licores y cigarrillos) y del resto de América Central (azúcar, granos y otros productos). No descartó que haya mercadería de otras naciones.

Reacciones

Luis Mazariegos, representante de la Gremial de Fabricantes de Alimentos (Grefal), informó que el 60 por ciento del mercado de alimentos del occidente del país está “copado” por productos mexicanos. Agregó que en todo el territorio nacional ingresan ilegalmente hasta 30 por ciento de productos alimenticios.

La Asociación Nacional de Avicultores (Anavi) afirmó que el cien por cien de los huevos que se consumen en San Marcos y Huehuetenango tienen origen mexicano y que la mayoría no cumple con los registros sanitarios. Añadió que las granjas nacionales ya no mandan huevo hacia esa región. Como consecuencia de eso, el 5 por ciento de ellas han tenido que cerrar.

“La problemática es tan grande que su impacto en la economía nacional ya trae desempleo y se vislumbra cierre de muchas empresas”, advirtió la asociación.

Empresarios denunciaron que los contrabandistas emplean buses extraurbanos de pasajeros, a los que quitan los asientos y llenan de mercancías para transitar por Guatemala hacia sus bodegas, y también que los procesados recobran rápidamente su libertad.



Paso fronterizo en Ciudad Cuauhtemoc, Mexico, un guatemalteco transporta contrabando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Paso fronterizo en Ciudad Cuauhtemoc, Mexico, un guatemalteco transporta contrabando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Sin capturas

A los contrabandistas se les detiene cuando trasladan mercadería; sin embargo, las autoridades no los capturan y solo incautan los productos. Agregaron que los allanamientos son escasos, comparados con el tráfico de alimentos.

Ellos ya han presentado dos denuncias al MP, que incluye al menos a 12 inmuebles que, a su criterio, podrían ser allanados porque sospechan que son usados como bodegas para guardar los productos trasegados.

Mazariegos y los representantes de la Anavi agregaron que el esfuerzo del Estado por contrarrestar el fenómeno no ha dado los frutos esperados.

La Fiscalía aseveró que durante los operativos de enero a octubre se ha capturado a 95 personas y la mayoría fue ligada a proceso por varios delitos, entre ellos contrabando aduanero, contravención de las medidas sanitarias, encubrimiento propio y caso especial de contrabando aduanero.

Casos recientes

El viernes último fue detenido en flagrancia William Alexánder Chavarría Mejía, quien conducía un camión —placas CO589BJK— con 250 cajas de huevos, que se sospecha ingresaron en el país luego de haber evadido el pago de impuestos.

Al haber hecho la revisión en el vehículo, las autoridades verificaron que el piloto no tenía la documentación de impuestos ni registros sanitarios.

El pasado 2 de diciembre, la Policía Nacional Civil detuvo a Edín Yobany Pérez Castro por el transporte de 20 mil cigarrillos sin los registros respectivos.

El órgano investigador explicó que Pérez Castro portaba dos cajas de cartón, y en el interior había 50 paquetes de 10 cajetillas de cigarros extranjeros, y al solicitarle sus documentos afirmó que no tenía ni las facturas.

“Al realizar un recuento de los cigarros se estableció que en el interior de las cajas transportaba 20 mil unidades sin cumplir con la documentación que amparara la propiedad y legitimidad de la mercancía”, puntualizó.

Peligro por consumo

Empresarios señalaron algunos de los riegos de consumir alimentos que ingresan de contrabando.

  • El 90 por ciento de las pastas y fideos que se consumen en la región —San Marcos y Huehuetenango— son mexicanos.
  • Muchos de esos  productos  entran de contrabando y se venden en la calle y los mercados cantonales sin supervisión sanitaria.
  • El problema, según el sector empresarial,  impacta en la economía nacional, ya que  origina desempleo y se vislumbra el cierre de  muchas empresas.
  • En el 2015, el Ministerio Público calculó   en  Q5 millones 643 mil 699 el valor de la mercadería incautada en varios operativos en   carreteras.
  • El año pasado  fueron decomisados siete mil 428 sacos de maíz, valorados en Q187 mil   740.
  • Además, incautaron 28 millones de   cigarrillos de diferentes marcas valorados por el MP en      Q4.6 millones.