Justicia

Tasa de homicidios aumentó en el 2015

Se reportan 33.84 decesos violentos por cada cien mil habitantes, en el 2014 fueron 31.2.

Por Jerson Ramos

(Fotoarte Prensa Libre: Esteban Arreola)
(Fotoarte Prensa Libre: Esteban Arreola)

A pesar de que en el 2015 se registraron menos muertes violentas que el año anterior la tasa de homicidios aumentó, de acuerdo con las estadísticas de necropsias efectuadas por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Las cifras, publicadas en la página en internet del Inacif, refieren que entre el 1 de enero y 28 de diciembre último se practicaron cinco mil 677 autopsias que tenían señales de violencia, como heridas de bala o por arma blanca, y por diferentes tipos de asfixia.

La tasa de homicidios se calcula al dividir el total de hechos entre el conjunto de habitantes, que para el 12 de marzo pasado el Registro Nacional de Personas (Renap) estimó que suma 16 millones 771 mil 248. El resultado se multiplica por cien mil.

De esa manera se obtiene una tasa de 33.84 homicidios por cada cien mil habitantes, lo cual refiere un incremento del 2.64 respecto del 2014, cuando se estimó en 31.2.

En el informe de Gobierno del 2014 se anotó como un logro de las autoridades la reducción que se había obtenido en ese aspecto, pues la tasa de muertes violentas pasó de 34 a 31, según se registra en  el documento.

Otro hecho que se resaltó fue una tendencia decreciente en los delitos contra la vida.

Prensa Libre buscó la versión de las autoridades del Ministerio de Gobernación, pero no hubo respuesta. Incluso se llamó al teléfono móvil del viceministro de Seguridad, Élmer Sosa, y se le dejaron mensajes de texto, pero tampoco contestó.

Segmentado

El 86.6 por ciento de los crímenes cometidos durante el 2015, según  estadísticas del Inacif, ocurrieron contra hombres. No se indican las edades de las víctimas. El otro 13.4 por ciento corresponde a mujeres víctimas.

Del total de cadáveres se detalla que cuatro mil 246 tenían heridas de bala, y que esa fue la causa del deceso. Las víctimas fueron tres mil 759 hombres y 487 mujeres.

Víctimas de asfixia por estrangulamiento, suspensión, sumersión, sofocación o compresión abdominal se reportaron 821, de las cuales 629 fueron víctimas masculinas y 159 femeninas.

Por heridas de arma punzocortante —cuchillos, machetes, puñales y punzones— murieron 529 personas, 444 víctimas fueron hombres y 85 mujeres.

También se indica que mayo fue el mes más violento, con 539 necropsias; le sigue enero, con 495, y julio, con 489.

Entre el 1 y 28 de diciembre se han efectuado 436 necropsias vinculadas con hechos violentos.

Saña

La estadística también informa sobre 36 cadáveres que fueron decapitados o desmembrados, entre los que hay 22 víctimas masculinas, 13 femeninas y una cuyo sexo no fue determinado debido al grado de descomposición.

El último caso reportado ocurrió en la madrugada del  19 de diciembre pasado, cuando se efectuó el hallazgo de los cadáveres de un hombre y una mujer, cuyas edades fueron calculadas entre 15 y 25 años. Ambos fueron decapitados.

Los cuerpos fueron abandonados en una cuneta en la ruta de  La Comunidad, zona 10 de Mixco, a Las Charcas, zona 11 capitalina.

La población manifestó su rechazo al hecho, derivado del perfil de las víctimas, cuyas identidades se desconocían en el momento. Cuando ocurrió el hallazgo solo se informó que se trataba de dos adolescentes y que la fémina pudo haber sido ultrajada, porque su cadáver estaba semidesnudo.

Solo ese día se reportó la muerte violenta de otras 10 personas en hechos distintos.

Dos días después fueron localizadas las cabezas de la pareja, en un terreno baldío cercano al lugar donde fueron abandonados los cuerpos.

Comparativo

El año pasado se efectuaron cinco mil 875 necropsias a víctimas de la violencia, entre el 1 de enero y el 28 de diciembre, lo que significa que hubo 198 casos menos que en el mismo período del 2015 —362 días en cada uno—.

En promedio, en el 2014 ocurrieron 16.22 muertes violentas a diario, mientras que en el 2015 fueron 15.7.

El analista Wálter Menchú, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, explicó que las tasas de homicidios sirven como unidad de medida internacional, y que se utilizan para determinar la criminalidad entre los países.

“No se podría comparar la violencia que ocurre en un país como Estados Unidos, como lo que se tiene en Honduras, por ejemplo, porque las poblaciones son muy diferentes y los números concretos serían sumamente diferentes”, resaltó.

El experto agregó que con la tasa se calcula la violencia homicida respecto de los habitantes que viven en un territorio y que por lo tanto se requiere certeza de la magnitud de la población.

“En Guatemala no hay un censo certero, y por eso las tasas son meras estimaciones que ayudan a determinar cómo se desarrolla un fenómeno en particular, en este caso la violencia homicida”, aclaró.

La Organización de Naciones Unidas recomienda que cada 10 años se haga un censo, para actualizar la dimensión poblacional.

Según Menchú, el último censo data del 2002, por lo cual se necesita actualización.