Migrantes

Guatemalteco muere atropellado en Nueva York

Un paseo en bicicleta por Brooklyn, durante la tarde del sábado, fue lo último que hizo Edwin Vicente Ajacalon de 14 años, guatemalteco, quien fue atropellado y arrastrado varios metros por un vehículo conducido por un joven de 20 años.

Por Roni Pocón

Conocidos de Edwin organizaron una vigilia en homenaje al menor guatemalteco que murió atropellado. (Foto Prensa Libre: Vigilia por Edwin Ajacalon)
Conocidos de Edwin organizaron una vigilia en homenaje al menor guatemalteco que murió atropellado. (Foto Prensa Libre: Vigilia por Edwin Ajacalon)

Aunque la policía local dice que las investigaciones no revelan una conducta criminal en el hecho, el adolescente murió en el hospital, después de ser atropellado en la avenida Park Slope, Brooklyn.

En el video grabado por una cámara de vigilancia de un negocio del lugar, se observa como Ajacalon iba pedaleando por la 23 calle y luego cruza a la 5ª avenida, en donde un auto se dirigió directamente hacia él.

Amigos contaron a CBS 2 que Ajacalon no tiene familia en Estados Unidos y que el menor les habría contado que sus padres enfrentan serias dificultades económicas en Guatemala. El menor era originarió de Sololá.

Una imagen publicada en redes sociales por el menor guatemalteco, junto a su bicicleta. (Foto Prensa Libre: Facebook)
Una imagen publicada en redes sociales por el menor guatemalteco, junto a su bicicleta. (Foto Prensa Libre: Facebook)

Una mujer, identificada como Diana Popoca, dijo al medio que conocía al niño guatemalteco porque era amigo de su hijo, y que frecuentemente llegaba a cenar a su casa. “No tiene familia en este país”, aseguró.

Según Popoca, los padres fueron notificados de la muerte del menor, pero no tenían dinero, ni visa para llegar a ese país para recoger el cadáver.

¿Qué hacía solo?

Según el reporte de CBS, el menor tenía un año de vivir en Brooklyn, que solo tenía un tío con quien había vivido por algunos días, antes de mudarse a esa ciudad.

Actualmente el menor realizaba varios trabajos, entre ellos el de repartidor de comida, empleos que le servían para tener dinero para pagar renta, comida y enviarles remesas a sus padres.

El menor habría compartido días atrás, esta imagen de sus padres en Sololá, a quienes les expresaba su amor. (Foto Prensa Libre: Facebook)
El menor habría compartido días atrás, esta imagen de sus padres en Sololá, a quienes les expresaba su amor. (Foto Prensa Libre: Facebook)

Ajacalon vivía en una habitación compartida con otros cinco muchachos que también trabajaban como repartidores de comida.

El conductor del automóvil es un joven de 20 años, quien se quedó en el lugar el día del incidente y tuvo que ser atendido por en un hospital por encontrarse en crisis nerviosa.

En el lugar donde atropellaron al menor, este domingo fueron colocadas flores y una vela en homenaje al niño que estaba trabajando en EE. UU. para ayudar a su familia. 

Con información de El Diario y CBS