Migrantes

Recintos parecían celdas sucias: Comisión mexicana documenta violaciones a migrantes centroamericanos

El Instituto Nacional de Migración (INM) de México violó los derechos humanos de 122 indocumentados centroamericanos, incluidos menores de edad, al alojarlos en instalaciones en el oriental estado de Veracruz no reconocidas como recinto migratorio.

Por EFE / México

Archivado en:

México Migrantes Violaciones
Los menores que migran a EE. UU. están expuestos a que se les vulneren sus derechos, advierten entidades de derechos humanos. (Foto: Hemeroteca PL)
Los menores que migran a EE. UU. están expuestos a que se les vulneren sus derechos, advierten entidades de derechos humanos. (Foto: Hemeroteca PL)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) documentó que 122 inmigrantes de Guatemala, El Salvador y Honduras fueron detenidos y alojados "indebidamente en la Estancia Migratoria Fortín", antiguamente utilizada como cárcel, según informó este lunes la institución.

A los indocumentados recluidos en ese lugar "no se les proporcionó asistencia consular, atención médica, ni acceso a llamadas telefónicas con sus familiares y consulados", detalló.

Además, ocho menores no acompañados (una niña y siete niños y adolescentes varones) convivieron con adultos de ambos sexos en áreas de alojamiento muy sucias y parecidas a celdas, indicó la oficina del ombudsman mexicano, Luis Raúl González Pérez.

Dichas condiciones de detención y estancia, agregó, significaron la vulneración de "sus derechos a la seguridad jurídica, a la protección a la salud, al interés superior de la niñez y al trato digno".

La Comisión destacó que la Estancia Migratoria Fortín no reúne las características que debe tener un recinto migratorio de alojamiento para otorgar una estancia digna, ya que fue construido como centro de encarcelamiento.

Mediante varias visitas de supervisión realizadas desde 2014 a la fecha, la CNDH pudo documentar que el lugar es utilizado como estancia "provisional" para alojar a personas en contexto de migración.

También documentó que, la niña, los niños y adolescentes no acompañados fueron alojados en esas instalaciones, por lo que no se les brindó la protección integral de sus derechos, ya que no se les canalizó de forma inmediata a un centro de asistencia social del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Por todo ello, la CNDH pidió al titular del INM, Ardelio Vargas, que se realicen las acciones necesarias, a fin de que a la brevedad las personas que están detenidas en la Estancia Migratoria Fortín sean trasladadas a un recinto que tenga la infraestructura adecuada para garantizarles un alojamiento digno en respeto a sus derechos humanos.

También que los funcionarios adscritos a la delegación federal del INM en Veracruz observen la norma y, en específico, se atienda el principio del interés superior de la niñez, y garantice que las personas extranjeras privadas de libertad estén debidamente informadas de su situación jurídica y les sean respetados sus derechos procesales.

La Comisión solicitó al DIF, así como con las Procuradurías de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, garantizar que los menores migrantes no acompañados presentados ante el INM sean canalizados inmediatamente a albergues o centros de asistencia social, evitando ser alojadas en recintos migratorios.

Llamó al INM colaborar en el trámite de queja que promueva ante el Órgano Interno de Control en contra de los responsables de las violaciones a derechos humanos ya precisadas y capacitar a personal del INM sobre el respeto al derecho al trato digno de los migrantes.

Por último, pidió supervisar todas las estaciones migratorias y estancias provisionales del INM existentes en el país, a fin de asignar recursos para que las instalaciones reúnan las condiciones de habitabilidad que permitan una estancia digna a los migrantes.