Política

Contraloría General cuestiona fideicomiso de la comuna capitalina

La Municipalidad de Guatemala fue señalada por la Contraloría General de Cuentas (CGC) de haber incurrido en pagos excesivos de comisiones a bancos y de delegar la función pública; ambos casos ocurrieron por el uso de un fideicomiso.

Por Carlos Álvarez

Empagua utiliza un fideicomiso para agilizar los servicios a los vecinos, argumenta la comuna.
Empagua utiliza un fideicomiso para agilizar los servicios a los vecinos, argumenta la comuna.

El contralor, Carlos Mencos, explicó este martes que en el primer caso se debió al uso del Fideicomiso Metropolitano de Manejo de Recursos Naturales y de Recreación, Cultural y Deportes, en el que hubo un pago excesivo por parte de la Empresa Municipal de Agua (Empagua) al banco fiduciario, que asciende a Q1 millón 420 mil 632.85.

El informe de la auditoría al ejercicio fiscal 2015 determinó: “Se le pagó al —banco— fiduciario en concepto de comisión administrativa el equivalente al 0.35 por ciento sobre los aportes trasladados por Empagua; sin embargo, el fiduciario no administra todos los fondos debido a que devuelve a Empagua aproximadamente el 70 por ciento en calidad de remanente a donde los deposita, uno o dos días después de haber sido trasladados a la cuenta de Fondos del Fideicomiso”.

Datos

  • Q1.4 millones es el reparo de la Contraloría hacia la comuna.
  • 0.35% comisión que cobró el banco por prestar sus servicios.

Según el documento, “el monto pagado en el 2015 asciende a Q2 millones 21 mil 927.54, siendo lo correcto Q601 mil 294.9, pagándose de más Q1 millón 420 mil 632.85, equivalente a la parte de los aportes que el fiduciario no administró”.

“Solo por darse el colacito el banco cobraba la comisión que le permitía cobrar el contrato de Fideicomiso por los mismos recursos que ellos tenían que utilizar para los gastos de operación. En ese sentido se solicitó el equivalente a Q1 millón 420 mil”, dijo Mencos.

El documento detalla que se realizó un informe de cargos definitivo de conformidad con la ley de la CGC en contra del alcalde Álvaro Arzú y el gerente de Empagua, Óscar Guzmán.

Segundo caso

El contralor explicó que el segundo caso también es por el uso del mismo fideicomiso.

“Sabemos positivamente que la Constitución establece que la función pública no es delegable, en consecuencia encontramos indicios que la operación de ese fideicomiso estaba justo en el rol administrativo y operativo que por ley le corresponde ejecutar a Empagua”, dijo Mencos.

La Contraloría colocó una denuncia identificada como DAJ-D-F-226 -2016 en contra del Concejo Municipal capitalino y el gerente de Empagua, sin valor monetario.

Todo es claro

Carlos Sandoval, vocero de la comuna capitalina, sobre el primer señalamiento indicó que el fideicomiso tiene doble fiscalización por parte de la Contraloría y la Superintendencia de Bancos, y reiteró que el mismo permite a la Municipalidad tener la efectividad en el día a día.

“Antes que existiera el fideicomiso era muy difícil concretar los pagos para los distintos servicios, como la energía eléctrica, los cuales se atrasaban”, indicó el portavoz.

Acerca del segundo señalamiento argumentó que la municipalidad no delega la función en el fideicomiso porque este es un contrato, una herramienta financiera.

“Se harán las acciones legales y se defenderá en los tribunales los reparos de la Contraloría porque no hay ningún mal manejo”, aseveró Sandoval.