Política

Jimmy Morales comparece ante los medios con respuestas evasivas

Después de 46 días, el presidente Jimmy Morales compareció ante la prensa y lo hizo con respuestas evasivas sobre temas coyunturales ocurridos en las últimas semanas.

Por Roni Pocón y Carlos Álvarez

Presidente Jimmy Morales comparece ante la prensa con respuestas evasivas después de 46 días de silencio. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Presidente Jimmy Morales comparece ante la prensa con respuestas evasivas después de 46 días de silencio. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

El mandatario fue cuestionado sobre la petición ciudadana de su renuncia, el intento de expulsión de Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el pago de bonos de responsabilidad que le hizo el Ejército y las manifestaciones ciudadanas.

Morales fue abordado respecto al mandato de la Cicig y su intento de expulsar al comisionado Iván Velásquez. “Nosotros no hemos interferido en ningún momento, sino que hemos tratado de fortalecer nuestras instituciones. No hemos interferido ni en casos familiares ni en casos institucionales legales”, argumentó Morales.

El mandatario fue cuestionado sobre la posición que mantuvo durante la campaña electoral en 2015, cuando invitaba a la Cicig que lo investigara, y ahora que es señalado de financiamiento electoral ilícito, pareciera evitar una investigación.

“El hecho que yo haya dicho que la Cicig me investigara, me pudo investigar desde el tiempo que me quiso investigar, es más, hay muchos temas que se han investigado, que les permitió hacerlo, según dicen, y nosotros no nos hemos opuesto”, enfatizó Morales.

Quien también dijo que la figura presidencial debe estar sujeta a las leyes que le rigen y que nunca han interferido.

Morales ha alimentado sus discursos en decir que la Cicig ejecuta persecución selectiva, el mismo argumento que han usado los exfuncionarios del gobierno Patriota, quienes ahora guardan prisión, procesados por casos de corrupción.

“Lo que he dicho y planteado siempre: Cada institución debe hacer lo que le corresponde, debe haber un debido proceso, presunción de inocencia, evitarse la justicia selectiva, la judicialización de la política y la politización de la justicia”, reiteró Morales.

No desiste

El 29 de agosto, la Corte de Constitucionalidad resolvió en definitiva dejar sin efecto la orden del presidente de expulsar al comisionado de la Cicig, basándose en el artículo 182 de la Constitución Política de la República, que manifiesta que el presidente siempre debe actuar en Consejo de Ministros o separadamente con uno de ellos. Y la orden de expulsión solo fue firmada por Morales.

El fallo de la CC también hizo referencia al artículo 12 del Acuerdo entre el Gobierno de Guatemala y la Organización de Naciones Unidas con el que se le da vida a la Cicig, donde detalla que “toda controversia entre las partes, relacionada con la interpretación o con la aplicación del presente acuerdo, se resolverá por negociación entre las partes o por cualquier otro medio de solución mutuamente convenido".

“Estoy siguiendo las órdenes de la Corte y es poder acudir al órgano internacional necesario para poder hacer los planteamientos, que se hagan las investigaciones pertinentes y que Guatemala tenga la oportunidad de tener instituciones fuertes”, detalló Morales.

El mandatario aseguró que han evocado el artículo 12 del mandato de la Cicig y están en ese proceso, esperando los tiempos que la ONU y la Cancillería tomarán en resolver las temáticas que surjan en el procedimiento.

Morales dijo que el Gobierno tiene una petición clara. “Nos tenemos que sentar y pedir que se revise la correcta interpretación y aplicación del mandato -de la Cicig- eso es lo que manda el artículo 12, eso es lo que se va hacer. ¿Qué va a resultar de ese diálogo? No lo podemos anticipar”, puntualizó Morales. 

El gobernante dijo que la presidencia ha abierto las puertas para que la Cicig, el MP y la Contraloría lleguen a las instituciones a hacer las investigaciones necesarias.

“Yo abrí las puertas de Casa Presidencial para que se hicieran todas las investigaciones que ellos querían, si se hizo de forma correcta o no de la otra parte, ese es otro tema que se discutirá en su momento y con las autoridades correspondientes”, manifestó el presidente.

Morales fue cuestionado si estaría dispuesto a tener un acercamiento con la fiscal general del Ministerio Público y el comisionado de la Cicig y dijo: “Nosotros nunca hemos cerrado nuestra puerta, al Palacio siempre ha estado abierto, siempre hemos convocado al diálogo”

Renuncias en su gabinete

Después de que el presidente Morales declaró non grato a Velázquez, varios miembros de su gabinete manifestaron su desacuerdo con la decisión y renunciaron. Primero la ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack; luego el de Gobernación, Francisco Rivas; la de Trabajo, Leticia Teleguario; y el Finanzas, Julio Héctor Estrada. Solamente la dimisión de Hernández Mack ha sido aceptada por el mandatario.

Ante la interrogante de si aceptaría la renuncia de los otros tres ministros, Morales se portó evasivo y aseguró: “voy a basar mis decisiones en las necesidades del país, compromisos y los momentos que está pasando el país. Voy a tomar la decisión cuando sea el momento y en beneficio de los guatemaltecos”.

Aunque Rivas, Teleguario y Estrada han declarado que no están satisfechos con las decisiones de la presidencia, Morales dijo que ellos no le han manifestado inconformidad con respecto a su mandato. “Ellos me han hablado de la necesidad de sacar adelante al país, sobre si se sienten cómodos o no, eso es una situación que ellos tendrán que dilucidar”, comentó.

La conferencia se tornó tensa cuando se le preguntó a Morales sobre la legalidad de retener a los ministros al no aceptar su renuncia. “¿Dónde dice que es ilegal?”, cuestionó exaltado el mandatario al periodista que hizo la pregunta. Dijo que se mantendrían en sus puestos “hasta que el presidente tome la decisión”.

Bonos

Respecto al bono de responsabilidad que recibió del Ministerio de la Defensa, desde diciembre del año pasado, el presidente dijo que era algo que se tramitó desde mucho tiempo antes de que él fuera presidente y aseguró que se bancarizó para que todo fuera transparente, que devolvió el dinero y no se continuará recibiendo.

Antejuicios

El jefe del Ejecutivo respondió sobre las siete solicitudes de antejuicios que han pesado en su contra, provenientes de diferentes sectores que han buscado que sea investigado.

El mandatario dijo que muchos antejuicios han tenido carácter político, pero que no se volvería a pronunciar para no entorpecer los temas jurídicos.

El presidente Jimmy Morales con António Guterres, secretario general de Naciones Unidas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El presidente Jimmy Morales con António Guterres, secretario general de Naciones Unidas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Todo exceso en el uso de un recurso lleva a un deterioro y Guatemala debe cuidar sus leyes y sus instituciones, sobre antejuicios.

“Todo exceso en el uso de cualquier norma y de cualquier recurso lleva a un deterioro y yo creo que Guatemala debe crear sus leyes y sus instituciones, porque si no se deteriora el uso correcto de los recursos que tenemos”, concluyó Morales.

Petición de renuncia

El presidente dijo que respeta el derecho de manifestación de las personas que piden su renuncia, esto en referencia a la movilización ciudadana del pasado 20 de septiembre.

En este sentido, el mandatario explicó que el paro nacional realizado para exigir su dimisión no representa una división en la ciudadanía. “Siempre van a haber sectores divididos”, comentó y luego agregó: “yo creo que es normal que hayan distintas opiniones y vivimos en un país libre en el que cada uno puede manifestar su opinión”.

No obstante, si advirtió su deseo de que “todo se haga con respeto y sin lamentaciones trágicas”. “Algunos ciudadanos han manifestado violentamente y las autoridades han mantenido la cordura”, ilustró en referencia a un empujón que recibió durante una manifestación el director de la policía Nery Ramos.