Política

Crespo y Rabbé ejecutaron más de Q1 mil millones en el Congreso

Arístides Crespo y Luis Rabbé ejecutaron Q1 mil 107.9 millones, entre ambos, cuando presidieron el Organismo Legislativo en pago de personal, rubro que ocupa el 73 por ciento de los recursos asignados al Congreso cada año.

Por Jessica Gramajo

En 2014-2015 el Congreso pagó una fuerte suma en el rubro de personal, según el reporte ese organismo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En 2014-2015 el Congreso pagó una fuerte suma en el rubro de personal, según el reporte ese organismo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Durante la administración de Crespo, en 2014, la planilla permanente era de mil 442 personas y subió a mil 696 un año después, cuando presidió Rabbé.

Lo mismo sucedió con las plazas temporales bajo los renglones 022 y 029. En el primero, Crespo contrató a mil 169 trabajadores, mientras que su sucesor, a mil 53.

De acuerdo con la Ley Orgánica del Organismo Legislativo de ese momento, bajo estos renglones debía contratarse el personal a servicio y solicitado por cada diputado, pero no debía ser más de tres para cada uno: una secretaria, un ujier y un asistente; es decir, la planilla no debía pasar de 474 personas.

En todos los renglones, Crespo ejecutó Q504.5 millones para personal, mientras que el diputado ex liderista, ahora de Alianza Ciudadana, Q603.4 millones.

Durante su administración, Crespo utilizó Q34 millones de los ahorros del Congreso para el pago de personal. En su momento culpó a su antecesor, Pedro Muadi, de haber dejado una planilla muy cargada.

La contratación ha sido cuestionada durante mucho tiempo. Se recuerdan denuncias de venta de plazas, de que los diputados cobran un porcentaje a los trabajadores de su salario e incluso de pedir favores sexuales para obtener un puesto.

Lea también: Exdirectiva contrató personal innecesario y en exceso.

Concentra gasto

El pago de personal permanente y temporal concentra los recursos del Congreso. Para este año se tienen asignados Q609.4 millones para salarios y pagos de beneficios a los trabajadores, del total de Q837.4 millones que tiene asignado ese organismo. Es decir, el pago de personal representa el 72.8 por ciento de los gastos.

En el 2001, cuando Efraín Ríos Montt presidía el Congreso, se gastaban Q58.8 millones para servicios personales y había 599 trabajadores. Hoy se contemplan para ese rubro Q609.4 millones y la planilla está compuesta por dos mil 146 trabajadores.

Reconoce exceso

Mario Taracena, presidente del Congreso, reconoció que la planilla está muy elevada. Considera que hay unos dos mil empleados de más en todos los renglones y prometió que con las reformas a la  Ley de Servicio Civil habrá reducción.

“Es un botín”

Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala, ha sido crítica de la contratación de personal. “Por la discrecionalidad y porque la Ley permitía una potestad exclusiva al presidente para contratar, las plazas se han visto como un botín”, añadió.