Política

Habilitan clínicas en varias cárceles

Impulsan acciones para reducir el  traslado de reos. Temor predomina  en Hospital general.

Por Geovanni Contreras y Claudia Palma

Guardias de Presidios prestan seguridad a privados a reos que permanecen en el Hospital General San Juan de Dios, en donde son atendidos de diversas dolencias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Guardias de Presidios prestan seguridad a privados a reos que permanecen en el Hospital General San Juan de Dios, en donde son atendidos de diversas dolencias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Esta semana quedarán habilitadas las clínicas de varias cárceles del país, ofreció el viceministro de Gobernación, Mario Álvarez, como una acción para reducir el traslado de reos a los hospitales, y después del asesinato de Ana Guerra Olmedo, comunicadora del Hospital General San Juan de Dios.

“Las clínicas habían sido abandonadas. Nosotros ya las rehabilitamos y estamos en ese proceso. Tenemos tres médicos que son los que estarían evaluando a los privados de libertad que ameriten el traslado por condiciones críticas en su salud”, informó ayer el funcionario, después de la reunión del Gabinete de Gobierno.

“Adicionalmente tenemos un presupuesto que anda más o menos en Q550 mil para tener medicamentos de baja cuantía, con lo que van a ser atendidas aquellas personas por dolencias mínimas”, comentó.

Además, se refirió a 89 agentes penitenciarios que viajaron a República Dominicana para capacitarse en el sistema de ese país, que incluye mecanismos para la rehabilitación y reinserción de los reos, que ha generado resultados en reducir la reincidencia.

Álvarez reiteró que solo los internos que tengan orden judicial serán trasladados, así como los que presenten problemas de salud críticos y una evaluación médica lo determine.

Ambiente de temor

La ministra de Salud, Lucrecia Hernández, reconoció que en el Hospital General hay un “ambiente de temor”, pero llamó a un estado de alerta. Entretanto, las universidades aún no deciden si los estudiantes de Medicina ya pueden regresar, por considerar que no hay garantías de seguridad.

Los estudiantes se retiraron desde el viernes en la noche, cuando fue el asesinato de Guerra.

Fiscales del Ministerio Público informaron que a raíz del ataque perpetrado contra un reo frente a Unaerc, el 26 de agosto último, el Sistema Penitenciario (SP) decidió, en prevención de más ataques, privilegiar las videoconferencias.

“No hay ninguna solicitud sobre ese particular. El tema de las videoconferencias siempre es discrecional. El Sistema Penitenciario no tiene potestad para ordenar esa clase de requerimientos”, refutó Rudy Esquivel, portavoz del SP.