Política

Presidente dice que el Congreso no los deja trabajar

Las constantes citaciones que el Organismo Legislativo hace a funcionarios del Ejecutivo hace que estos no puedan trabajar, indicó este lunes el presidente Jimmy Morales, después de la reunión semanal del Gabinete General.

Por Geovanni Contreras

Morales expone su molestia por las citaciones de funcionarios al Congreso, en conferencia de prensa. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Morales expone su molestia por las citaciones de funcionarios al Congreso, en conferencia de prensa. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El mandatario se quejó que desde que asumió en el poder, el Congreso ha hecho 600 citaciones a ministros, viceministros y secretarios.

“El Gabinete de ministros no está, porque hay citaciones tras citaciones, tras citaciones, tras citaciones. Solo el ministerio de Salud lleva 138, y el de Educación, 11”, manifestó el gobernante.

Morales anunció que insistirán con accionar en contra de las reformas al Código Penal que castiga con multas y cárcel a los funcionarios que no asistan al Parlamento cuando sean llamados por diputados.

“Efectivamente vamos a seguir insistiendo porque creemos que es inconstitucional el tema de las citaciones que puedan tener implicaciones penales para los ministros y funcionarios de gobierno”, afirmó, sin precisar qué tipo de acción presentarían.

El Ejecutivo ya presentó una acción de inconstitucionalidad contra los artículos 1 y 2 del decreto 13-2016 que contienen los cambios, pero la Corte de Constitucionalidad decidió mantenerlos en vigencia.

“Y conste que la citación no precisamente es solo llegar a saludar, sino –lleva– un tiempo de preparación, documentación y equipo de trabajo que debiera estar realizando su trabajo en un momento como el que está pasando Guatemala, un momento difícil”, señaló el presidente.

“Creemos que definitivamente es un exceso que no deja trabajar, y a pesar de ello, bendito sea Dios, puedo felicitar a los ministros porque se están acercando a las metas que nos hemos propuesto”, añadió.

Las reformas al Código Penal, que crea el delito de incumplimiento de funcionarios y empleados públicos de acudir a citaciones legislativas, fueron aprobadas el 4 de febrero último, y vetadas por el jefe del Ejecutivo un mes después, pero el pleno del Congreso ordenó su promulgación.

Esa medida aplica a ministros, viceministros, secretarios, funcionarios, empleados públicos o particulares que manejen, administren, custodien o reciban fondos públicos.