Política

PNR con menos dinero para indemnizar a víctimas de la guerra

El Programa Nacional de Resarcimiento (PNR), que atiende a las víctimas del conflicto armado interno, podría desaparecer debido a la crisis financiera que atraviesa el Gobierno de Guatemala. 

Por Geldi Muñoz y Andrea Orozco

Mujeres indígenas buscan a sus familiares desaparecidos durante el conflicto armado interno. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Mujeres indígenas buscan a sus familiares desaparecidos durante el conflicto armado interno. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El presidente del PNR, Jorge Herrera, ha dicho que la crisis que afecta al proyecto no es nueva, la tendencia de los gobiernos ha sido reducir la asignación de recursos cada año; para el 2016, el PNR trabajará con una asignaron de Q25 millones.

“El Estado y el Congreso en cierta forma han socavado la institucionalidad del Programa. El hecho de otorgarle Q54 millones a la Secretaría de la Paz, y Q25 millones al PNR, va contra el espíritu de los Acuerdos de Paz y al compromiso asumido por el  Gobierno con las víctimas y los movimientos, lo que hace es mandar la política pública de resarcimiento a casi su extinción”, dijo Herrera.

El 29 de diciembre de 1996, el Estado de Guatemala y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, firmaron el Acuerdo de Paz.

El Acuerdo contiene 17 puntos, garantizan el respeto a los Derechos Humanos, y el compromiso de investigar las violaciones de los derechos humanos durante los 36 años que duró la guerra.

Disminución

En el 2008, al PNR se le asignaron Q300 millones de presupuesto, pero tuvo un recorte de Q35.5 millones; en 2009 y 2010 le dieron Q250 millones, en 2010, le recortaron Q121 millones.

En el 2014, les asignaron Q104 millones, pero le quitaron Q52.4 millones; en 2015, el monto asignado fue de Q98 millones, les recortaron Q25 millones. Para 2016, se le asignaron Q25 millones.

Herrera señaló que las políticas de resarcimiento se encuentran dentro de los Acuerdos de Paz y en el acuerdo Global de Derechos Humanos, pero el Estado no implementó una política para un proceso de reconstrucción nacional de forma integral.

"En lugar de la política se estableció dentro de la Ley de Reconciliación Nacional, la Secretaría de la Paz, y en la misma el PNR para el cual se creó  el compromiso de asignarle un presupuesto de Q300 millones, sin embargo esto no se cumplió", mencionó Herrera.

El 10 por ciento de los recursos son para funcionamiento, y el 90 por ciento para resarcimiento.

Según el PNR, son tres mil 336 las comunidades afectadas por la guerra las cuales tienen expedientes registrados en el programa. Herrera dice que la reducción de los recursos hará imposible atender en un año a por lo menos cien comunidades.

Piden más atención

Para la exdiputada y activista de la Comisión Nacional de Viudas de Guatemala, Rosalina Tuyuc, los gobiernos de Álvaro Colom y Otto Pérez Molina redujeron la atención para las víctimas de la guerra.

Mencionó que lo asignado para el 2016, sirve para el mantenimiento administrativo, exige que haya más inversión para la atención de mujeres, ancianos, huérfanos y desplazados.

Se habla de despidos en el PNR, lo cual sería contraproducente para la reconstrucción del país después de la guerra, dijo Nery Rodenas, director la oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala.

Chixoy

El resarcimiento a las víctimas incluye no solo el aspecto monetario, sino también la dignificación de las víctimas, resarcimiento cultural, reparación psicosocial y rehabilitación.

En el PNR no se incluye el resarcimiento para los damnificados por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy, por Q1 mil 200 millones, y que no fue aprobado por política nacional en el 2014.