Quetzaltenango

Incendio de Xela cobra primera víctima mortal

Mayra García Cox, de 30 años, una de las víctimas del incendio en Quetzaltenango el 31 de julio último, falleció la madrugada de este jueves en el Hospital de Accidentes del Instituto Guatemalteco de Seguridad de Social, en la zona 4 de Mixco, Guatemala, debido a la gravedad de las quemaduras que sufrió, informaron fuentes oficiales.

Por Carlos Ventura y María José Longo / Quetzlatenango

Un incendio en la zona 1 de Xela consumió varios locales comerciales. (Foto HemerotecaPL)
Un incendio en la zona 1 de Xela consumió varios locales comerciales. (Foto HemerotecaPL)

Alfonso Pirir Patzán, superintendente de enfermería del referido centro asistencial informó que Cox fue ingresada al intensivo ya que presentaba quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. Johana Aidé  Macario Pérez, quien sufrió quemaduras en el 50 por ciento del cuerpo, también fue llevada al intensivo.

Además de la víctima mortal, dos personas más se encuentran en el referido nosocomio, consecuencia del siniestro.

El incendio de gran magnitud que se originó en un edificio conocido como Plaza del Comercio cerca del Pasaje Enríquez, 13 avenida entre 3a. y 4a. calle de la zona 1, de Quetzaltenango dejó una cifra preliminar de Q25 millones en pérdidas, según informaron los propietarios de los comercios afectados.

“Es un dolor profundo lo que sentimos. Mi hermana se fue y dejó a sus dos hijos”, manifestó Irma García Cox, hermana de la fallecida.

Moisés Chávez  de los Bomberos Municipales Departamentales informó que el siniestro se originó en la parte trasera de un restaurante debido a una fuga de gas que generó una explosión, las llamas que alcanzaron 150 metros de altura se propagaron por toda la cuadra y consumieron 11 locales comerciales.

Socorristas de varios municipios trabajaron desde las 23 horas con 30 minutos del jueves 30 de julio hasta las 5 horas del viernes último para controlar el fuego. La Policía Nacional Civil  acordonó el área como medida de seguridad.

También los vecinos colaboraron con los socorristas para controlar el incendio y la llovizna que empezó a caer ayudó con la labor de los bomberos.