Hemeroteca

La labor del Ejército en la seguridad ciudadana

El anuncio de que el Ejército sería retirado a finales de este año de las labores de seguridad ciudadana de apoyo a la Policía Nacional Civil, ha generado opiniones encontradas entre los pobladores.

Por Por: Hemeroteca PL

Soldados desalojan el destacamento ubicado en la colonia Montserrat 2, zona 4 de Mixco, 03/01/2017. (Foto: Hemeroteca PL)
Soldados desalojan el destacamento ubicado en la colonia Montserrat 2, zona 4 de Mixco, 03/01/2017. (Foto: Hemeroteca PL)

Recordamos en esta nota cuando el Organismo Ejecutivo solicitó la presencia del cuerpo castrense en las calles ante la ola delictiva que azotaba al país, hace unos años.

El 7 de diciembre de 1995, durante el gobierno de Ramiro de León Carpio y debido a la ola de criminalidad en todo el territorio, 5 mil 500 agentes del Ejército y Policía Nacional inician  el plan de Seguridad Ciudadana, con intensos patrullajes en las principales calles de la ciudad.

El objetivo de haber sacado al Ejército a las calles de la ciudad fue para contener el incremento a la violencia y criminalidad  en el país y dar apoyo a la Policía Nacional, dijo el ministro de la Defensa Nacional, Marco Antonio González Taracena.



Portada de Prensa Libre informa sobre el apoyo que los capitalinos daban al patrullaje militar el 10/12/1995. ( Foto: Hemeroteca PL)
Portada de Prensa Libre informa sobre el apoyo que los capitalinos daban al patrullaje militar el 10/12/1995. ( Foto: Hemeroteca PL)


El Ministro de Gobernación, Carlos Enrique Reynoso Gil,  dijo que luego de haberse reunido con el ministro de la Defensa Nacional  se había definido que los operativos conjuntos iban a consistir en patrullajes terrestres, a pie y vehicular,  además de colaboración aérea.

Esto decisión es para crear un ambiente de seguridad en la población que tanto la necesita y que se pondrían programas de prevención en  donde constantemente se registraban robos de vehículos, manifestó González Taracena, y que los programas de seguridad serían por la tarde y noche o según lo decidiera el presidente de la República.



Resultado de la encuesta de la seguridad ciudadana y la presencia militar en las calles, el 10/12/1995. (Foto: Hemeroteca PL)
Resultado de la encuesta de la seguridad ciudadana y la presencia militar en las calles, el 10/12/1995. (Foto: Hemeroteca PL)


Una encuesta realizada por Prensa Libre en esos días permitió establecer que gran parte de la población aprobaba las presencia de los soldados  en las calles para que brindaran seguridad. También fue importante  destacar que la presencia  de tropa militar en las calles y avenidas de la  cuidad proporcionaba una sensación de seguridad a la población.

Ahora el Ejército nos está apoyando con patrullajes  en sectores donde nosotros tenemos poca presencia, vamos a poder dedicar mejores recursos para la investigación de los delitos y me parece una medida muy positiva , porque de esa manera  podremos  combatir en mejor forma  la delincuencia dijo  el director de la PN, Angel Antonio Conte Cojulún.

Aumentar seguridad

El presidente De León Carpio al ser entrevistado dijo que se estaría evaluando  la conveniencia  de incrementar o  no  el número de agentes y soldados  para que participen  en los operativos contra la violencia que azota toda Guatemala.



Visita a la Guardia de Honor, el presidente Berger supervisoa el equipo que usarán los militares, el 24/04/2006. (Foto: Hemeroteca PL)
Visita a la Guardia de Honor, el presidente Berger supervisoa el equipo que usarán los militares, el 24/04/2006. (Foto: Hemeroteca PL)


De León Carpio  manifestó que se encontraba satisfecho  por el apoyo recibido  de parte de los ciudadanos  en general a pesar  de las criticas de algunos sectores que se oponían a que el Ejército realizara tareas de seguridad en la ciudad ya que esa actividad era tarea de la Policía.

Ministros

El Ejército propuso la separación de funciones, es decir, que fuerzas civiles y militares patrullaran cada quien por su cuenta. Esta iniciativa fue rechazada por el ministro de gobernación  Reynoso Gil,  pues era mejor que se fusionaran todas las fuerzas de seguridad.



Dos integrantes del contingente muestran procedimientos para detener a delincuentes, durante exhibición ofrecida en la Guardia de Honor, el 24/03/2006. (Foto: Hemeroteca PL)
Dos integrantes del contingente muestran procedimientos para detener a delincuentes, durante exhibición ofrecida en la Guardia de Honor, el 24/03/2006. (Foto: Hemeroteca PL)


González subrayó que los patrullajes conjuntos  fueran supervisados por representantes de la Procuraduría de Derechos Humanos, PDH; Ministerio Público, MP; Comisión Presidencial de Derechos Humanos, COPREDEH, y la Misión de Naciones Unidas para Guatemala. MIMIGUA, entidades que se encargarían de que se respetaran  los derechos humanos de los guatemaltecos.

Ejército acampa en zona 18

El 6 de diciembre de 2005, elementos de Ejército de Guatemala instalan casas de campaña en el redondel de la entrada a la colonia Paraíso 2, y en el bulevar de las Alamedas, zona 18, consideradas áreas rojas.



Cinco departamentos solicitaron más fuerza de tarea al Ejército por aumento de la violencia, el 31/10/2006. (Foto: Hemeroteca PL)
Cinco departamentos solicitaron más fuerza de tarea al Ejército por aumento de la violencia, el 31/10/2006. (Foto: Hemeroteca PL)


En cada una hay 16 efectivos militares bajo el mando de un oficial, y las utilizarían como base de operaciones del plan navideño de seguridad, el cual también integra la Policía Nacional Civil. Las carpas no permanecerán mucho tiempo en el mismo lugar, dijo en esa fecha el entonces ministro de la Defensa Nacional Francisco Bermúdez.

Muestra táctica

Un contingente compuesto por tres mil militares denominada Brigadas de Seguridad reforzaría a la Policia  Nacional Civil (PNC) dijo el presidente Óscar Berger  el 24 de marzo 2006, durante las prácticas que realizaron varios militares durante un acto en la Guardia  de Honor.

Antes de salir a las calles en esta demostración del Ejército estuvieron el ministros de Gobernación Carlos Vielmann y el fiscal del MP Juan Luis Florido.



Soldados patrullan en la 8a. avenida y 6a. calle, zona 1 de Huehuetenango, 31/10/2006. (Foto: Hemeroteca PL)
Soldados patrullan en la 8a. avenida y 6a. calle, zona 1 de Huehuetenango, 31/10/2006. (Foto: Hemeroteca PL)


Piden seguridad militar

Pobladores de  Huehuetenango, Quiché, Sololá, Totonicapán y Quetzaltenango  solicitaron el  31 de octubre de 2006 más presencia de elementos del  Ejército debido al  incremento de la violencia, robos asaltos a comercios y viviendas  en esos departamentos, informó el general Juan José Guevara, comandante de la Quinta Brigada de Infantería del Ejército, quien dijo que se daría la seguridad  y se incrementara la presencia militar en esos lugares.



Soldados y policías vigilan el edificio del Congreso de la República, el 15/02/2005. (Foto: Hemeroteca PL)
Soldados y policías vigilan el edificio del Congreso de la República, el 15/02/2005. (Foto: Hemeroteca PL)


Guevara mencionó que las tropas a su cargo se encontraban desplazadas las 24 horas en las localidades antes mencionadas  para dar apoyo  a la Policia Nacional Civil (PNC) esto era parte del plan denominado "Denuncia", que  consistía en que la población denunciara los hechos delictivos para que las fuerzas combinadas se movilizaran  y capturar a los delincuentes.

El 3 de diciembre 2008 unos 50 efectivos militares patrullaban calles y callejones de la colonia  El Milagro zona 6 de Mixco, dijo el coronel  Jorge Ortega,  vocero del Ejército en apoyo a la PNC y el resguardo de la seguridad de esa área.



Destacamento militar en el Barrio Colombia, zona 18. 7/12/2005. (Foto: Hemeroteca PL)
Destacamento militar en el Barrio Colombia, zona 18. 7/12/2005. (Foto: Hemeroteca PL)


Ortega agregó que el alcalde de Mixco, Amílcar Rivera, les había  concedido  un inmueble  para que sirviera como destacamento militar. También mencionó que este era el segundo destacamento que era instalado en Mixco,  ya que el primero se instaló en la colonia Carolingia, donde  operan más la delincuencia y grupos de pandilleros juveniles que han sembrado el terror, y donde los bomberos llegan a menudo a levantar cadáveres.